PERIÓDICO OFICIAL DEL ESTADO

PÁG. 5

San Francisco de Campeche,

Cam., Enero 13 de 2021

del Niño, publicada en el Diario Oficial de la Federación, el 

viernes  veinticinco  de  enero  de  mil  novecientos  noventa 

y  uno,  estableció  que  niño  es  todo  ser  humano  menor  de 

dieciocho años de edad.

En particular debe velar que su identidad no sea pública ante 

los medios de comunicación.

“Es deber de los padres preservar el derecho de los menores 

a  la  satisfacción  de  sus  necesidades  y  a  la  salud  física  y 

mental. La ley determinará los apoyos a la protección de los 

menores, a cargo de las instituciones públicas.”

“Los  niños  y  las  niñas  tienen  derecho  a  la  satisfacción  de 

sus  necesidades  de  alimentación,  salud,  educación  y  sano 

esparcimiento para su desarrollo integral.

“Los  ascendientes,  tutores  y  custodios  tienen  el  deber  de 

preservar  estos  derechos.  El  Estado  proveerá  lo  necesario 

para propiciar el respeto a la dignidad de la niñez y el ejercicio 

pleno de sus derechos.

“El  Estado  otorgará  facilidades  a  los  particulares  para  que 

se coadyuven al cumplimiento de los derechos de la niñez.”

Por otra parte  nuestro país es parte integrante de la 

Convención sobre los Derechos del Niño, y en los artículos 3 

y 9, señalan que los tribunales judiciales deben de   velar por 

el interés superior del niño. 

Apoyado a la siguiente tesis Jurisprudencial: 

INTERÉS SUPERIOR DEL NIÑO. SU CONCEPTO.

En términos de los artículos 4o. de la Constitución Política 

de los Estados Unidos Mexicanos; 3 de la Convención sobre 

los Derechos del Niño (ratificada por México y publicada en 

el Diario Oficial de la Federación el 25 de enero de 1991); y 

3, 4, 6 y 7 de la Ley para la Protección de los Derechos de 

Niñas,  Niños  y Adolescentes,  los  tribunales  deben  atender 

primordialmente  al  interés  superior  del  niño,  en  todas 

las  medidas  que  tomen  concernientes  a  éstos,  concepto 

interpretado por la Corte Interamericana de Derechos 

Humanos (cuya competencia aceptó el Estado Mexicano el 16 

de diciembre de 1998 al ratificar la Convención Interamericana 

de Derechos Humanos) de la siguiente manera: “la expresión 

‘interés superior del niño’... implica que el desarrollo de éste 

y el ejercicio pleno de sus derechos deben ser considerados 

como  criterios  rectores  para  la  elaboración  de  normas  y  la 

aplicación de éstas en todos los órdenes relativos a la vida 

del niño”.

Amparo  directo  en  revisión  908/2006.  18  de  abril  de  2007. 

Unanimidad de cuatro votos. Ausente: José de Jesús Gudiño 

Pelayo. Ponente: Olga Sánchez Cordero de García Villegas. 

Secretario: Heriberto Pérez Reyes.

En este panorama, la aparición del concepto interés superior 

de la niñez supedita, con mayor claridad, los derechos que 

las  personas  adultas  pudieran  tener  sobre  un  niño  o  niña, 

al deber de atenderlos y cuidarlos, buscando siempre el 

mayor beneficio posible para ellos, como un imperativo de la 

comunidad hacia las personas que ejercen la patria potestad.

Por ende, las disposiciones deben ser interpretadas 

acorde  con  la  obligación  que  contrajo  el  Estado  mexicano, 

como  parte  integrante  de  la  convención  de  los  derechos 

del  niño,  en  el  sentido  de  que  los  tribunales  judiciales  al 

resolver  controversias  que  puedan  afectar  los  derechos  de 

los  niños,  están  obligados  a  resolver  sobre  el  régimen  de 

visita y convivencia con sus padres, para tutelar ese interés 

superior, pues la convivencia es una relación básica para el 

desenvolvimiento  del  ser  humano,  que  tiende  a  facilitar  la 

participación activa del niño en la comunidad, tutelando un 

sano desarrollo físico y mental de los niños.

Por lo  tanto la finalidad de proteger la privacidad del menor 

de edad, atendiendo también al interés superior de la infancia, 

dado  que  en  este  asunto  se  encuentran  involucrados  los 

derechos del niño “A”, es por lo que a partir de esta actuación 

y por razones de privacidad este juzgado omitirá el nombre 

del niño, asimismo se suprimirá el nombre en los documentos 

y  la  imagen  de  las  fotografías  que  anexen  a  futuro,  con 

la  finalidad  de  proteger  su  identidad,  por  tal  motivo,  la 

documentación  donde  se  mencione  datos  del  menor  y/o 

imagen del mismo se guardará en sobre cerrado, a partir de 

la  primera  actuación,  en  base  al  Protocolo  de  actuaciones 

para quienes imparten justicia en caso de que se afecten a 

niños, niñas y adolescente, elaborado en la Suprema Corte 

de Justicia de la Nación publicado en el mes de marzo de 

2014, en su capítulo tres en las consideraciones seis y siete, 

señala  lo  siguiente:  El  Juez  o  Jueza  deben  en  la  mayor 

medida posible resguardar la privacidad de toda participación 

infantil.-  Esta  regla  tiene  dos  implicaciones  prácticas;  El 

resguardo de la identidad de la niña, niño o adolescente y la 

privacidad de las diligencias en la diligencias en las que se 

encuentre presente.- En cuanto al resguardo de la identidad 

de  la  persona  menor  de  dieciocho  años,  el  Juez  o  Jueza 

deben hacer el mayor esfuerzo por resguardar la identidad 

de la niña, niño o adolescente ante cualquiera que no sea 

parte del asunto. En particular debe velar que su identidad no 

sea pública ante los medios de comunicación.-

Asimismo se prohíbe

 al abogado defensor revelar la identidad 

del  niño  “A”,  habidos  o  divulgue  cualquier  otro  material  o 

información  que  puede  conducir  a  su  identificación,  así 

como suprima su nombre y apellidos, en la documentación 

que en un futuro presente a este tribunal haciendo de su 

conocimiento que a partir de este proveído esta Juzgadora y 

las partes se referirán a dichos adolescentes en el presente 

juicio únicamente con la letra “A”.

A  reserva  de  dictar  las  medidas  provisionales  de  guarda  y 

custodia, alimentos y convivencias hasta en tanto se lleve a 

cabo la Junta para Mejor proveer que se decreta en autos.

Por consiguiente cítese a los CC. ARACELY DE LOS 

ÁNGELES  MAY  VÁZQUEZ,  JOSÉ  LUNA  ZÚÑIGA, 

ÁNGEL  NORBERTO  MAY  VÁZQUEZ  y  DULCE  VALERIA 

HERNANDEZ TRINIDAD, para que se presenten de manera 

personal  y  debidamente  identificados  con  credencial  oficial 

con sus dos respectivas copias el día NUEVE DE MARZO DEL 

DOS MIL VEINTIUNO A LAS NUEVE HORAS a fin de llevar a 

efecto UNA JUNTA PARA MEJOR PROVEER de conformidad 

con el numeral 74 fracción V  del Código de Procedimientos 

Civiles  del  Estado  en  Vigor,  mediante  la  cual  se  tratará 

lo  relacionado  a  las  medidas  provisionales,    debiéndose