como en este acto lo plantea el Ayuntamiento de Manzanillo, constituye un instrumento de política financiera que permite 
al sujeto pasivo la actualización de sus obligaciones tributarias, y al Gobierno Municipal, por ende, la optimización de su 
recaudación. 

TERCERO.-  A  partir  de  la  declaratoria  de  emergencia  emitida  por  el  Gobernador  Constitucional  del  Estado  de  Colima, 
desde el mes de marzo de 2020, derivado de la presencia del virus SARS-CoV2, o comúnmente conocido como Covid-19, 
en  la  Entidad,  se  establecieron  diversas  acciones  de  prevención,  mitigación,  seguridad,  detección  y  atención  que  tanto 
autoridades  estatales  como  municipales  debían  implementar;  sin  embargo,  y  hasta  el  día  26  de  enero  de  2021  existen 
contabilizados 8,501 casos positivos acumulados, y 962 defunciones a causa del padecimiento ocasionado por el referido 
virus, de los cuales tan solo el municipio de Manzanillo registra 69 casos de personas activas y 316 fallecimientos, según 
datos oficiales dados a conocer por la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado de Colima. 

Como  se  logra  dilucidar,  a  poco  más  de  10  meses  de  la  detección  del  primer  caso  registrado  de  la  enfermedad  por 
coronavirus  en  el  Estado,  la  emergencia  sanitaria  no  solo  ha  impactado  de  manera  abrumadora  la  salud  pública  en  la 
entidad,  sino  también  la  economía  local  desde  aquel  primer  momento  en  que  por  disposición  de  las  autoridades 
competentes se obligó a empresarios y comerciantes al cierre temporal de sus empresas y establecimientos, provocando 
que el confinamiento y el distanciamiento social repercutiera a la postre en la clausura definitiva de un  gran número de 
negociaciones, detonando con esto el despido masivo de trabajadores, y una desaceleración económica de la que no existe 
registro similar en los últimos años. 

CUARTO.-  Bajo  ese  escenario,  esta  Soberanía  ha  implementado  estrategias  fiscales  con  el  objeto  de  coadyuvar  en  la 
mitigación de esa parálisis financiera que ha causado severas afectaciones a la economía de las familias colimenses y, 
consecuentemente, a las finanzas públicas de cada orden de gobierno. Sin embargo, de los múltiples estímulos fiscales 
que se han otorgado a fin de favorecer el cumplimiento de esa obligación constitucional de contribuir al gasto público, de 
entre los que destacan la condonación de los accesorios acaecidos por la falta de pago oportuno de impuestos y derechos, 
hasta hoy no se había previsto causar un beneficio directo a aquellos comerciantes establecidos que pagan a la autoridad 
municipal una tarifa diaria por el arrendamiento de locales que se localizan al interior de los mercados, quienes al igual que 
el resto de los contribuyentes, por la baja venta de sus productos y mercancías, carecen de suficiencia económica para 
sufragar las necesidades que les son básicas y cumplir puntualmente con el pago de sus contribuciones. 

En esa coyuntura, es evidente que el instrumento eficaz con el que los Ayuntamientos puedan estabilizar sus finanzas, y 
los ciudadanos actualizar el pago de sus obligaciones tributarias, es precisamente el otorgamiento de estímulos fiscales, 
situación  por  la  que  se  estima  procedente  y  viable  la  propuesta  que  vierte  el  municipio  de  Manzanillo;  máxime,  porque 
atender la solicitud en los términos que ha sido planteada refrenda la autonomía financiera de que constitucionalmente goza 
el municipio libre, cumpliendo con las previsiones normativas establecidas en los artículos 16, párrafo segundo, de la Ley 
de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, y 58, punto 1, de la Ley de Planeación Democrática 
para  el  Desarrollo  del  Estado  de  Colima,  que  al  efecto  prevén  que  todo  proyecto  de  ley  o  decreto  que  sea  sometido  a 
votación del Pleno del Congreso del Estado, deberá incluir en su dictamen correspondiente la relación que guarde con los 
planes  y  programas  estatales  y  municipales  respectivos  y  una  estimación  fundada  sobre  el  impacto  presupuestario  del 
proyecto.  

QUINTO.- Al respecto, como se ha descrito en el punto número 4 del apartado de antecedentes del presente dictamen, 
obra glosado el oficio número SHA/244/2020 que remitiera en alcance la Secretaria del Ayuntamiento Portuario, adjuntando 
a ese mismo libelo el diverso oficio número 685/TM/2020 que suscribe el Tesorero Municipal Eduardo Camarena Berra, y 
a través del cual se presenta una estimación del impacto presupuestario respecto de la iniciativa que nos ocupa, advirtiendo 
que  el  impacto  es  significativo  en  detrimento  de  la  hacienda  municipal  porque  a  decir  del  Tesorero,  el  menoscabo  es 
mayúsculo al pretender condonarse el 100 por ciento de las multas y los recargos que se han generado por la falta de pago 
oportuno de las tarifas por el arrendamiento de los espacios o locales interiores de los mercados.  

No obstante lo anterior, es dable resaltar que el Ayuntamiento es un órgano de representación y gobierno, para lo cual tiene 
investidura legal y autoridad pública para ejercer actos gubernativos y administrativos que, en términos de lo dispuesto por 
los artículos 22, del Reglamento de la Administración Pública del Municipio de Manzanillo, Colima, y 21, del Reglamento 
que  Rige  el  Funcionamiento  del  Cabildo  de  Municipio  de  Manzanillo,  Colima,  ejercerá  las  atribuciones  materialmente 
legislativas que le conceden las leyes mediante la expedición de acuerdos y resoluciones de naturaleza administrativa, para 
efectos  de  regular  las  atribuciones  de  su  competencia.  Por  lo  tanto,  uno  de  los  fundamentos  básicos  del  gobierno  que 
ejercen  los  ayuntamientos  es  el  carácter  deliberativo  de  su  cabildo,  en  virtud  de  que  sus  asuntos  son  sometidos  a  un 
procedimiento de análisis, discusión y formación de consensos para, una vez deliberados y desahogados todos los puntos 
de vista de los munícipes, sea votado por ellos mismos y se conviertan en la voluntad del gobierno municipal; tal y como ha 
acontecido con la iniciativa que es materia del presente instrumento legislativo, pues de la certificación que la Secretaria 

EL ESTADO DE COLIMA

- 15 -