Pág. 7398 

PERIÓDICO OFICIAL 

10 de marzo de 2021 

o  5.2.6. Promover la sensibilización y capacitación de las personas servidoras públicas para prevenir y 

erradicar la estigmatización y la violencia motivada por la orientación sexual, la identidad o expresión 
de género y las características sexuales; Todas las dependencias y entidades de la Administración 
Pública Federal serán responsables de instrumentar la acción. 
 

o  5.2.8.  Capacitar  al  personal  del  Sistema  Nacional  de  Salud  en  materia  de  derechos  humanos, 

perspectiva  de  género,  interculturalidad  y  no  discriminación,  para  prevenir  y  erradicar  la  violencia 
obstétrica; IMSS, INMUJERES, ISSSTE, SALUD y SEGOB serán responsables de instrumentar la 
acción.” 

 
7. 

Que las acciones prioritarias señaladas dentro del Programa Nacional de Derechos Humanos plantean  la 

promoción  y  financiamiento  de  acciones  encaminadas  al  impulso  de  contenido  ideológico  que  no  cuenta  con 
sustento vinculante en el marco jurídico internacional de los derechos humanos, ni coadyuva en el reconocimiento 
de la dignidad de las personas o los grupos sociales en México. 
 
Puntualmente  se  resalta  que  las  acciones  de  promoción  relativo  a  exponer  a  niñas,  niños  y  adolescentes  a 
contenidos y programas educativos relacionados a los derechos sexuales y reproductivos representa un agravio 
en contra del interés superior del menor, principio que puede encontrar sustento en el marco jurídico nacional e 
internacional,  al  c

ontrario  de los denominados “derechos sexuales  y reproductivos”, los cuales constituyen un 

acto donde el Estado mexicano se extra limita y no atiende a las normas de interpretación constitucionales, ni de 
convencionalidad, e introduce arbitrariamente acciones que no tienen vinculación a los objetivos y finalidades del 
Plan Nacional de Desarrollo. 
 
8. 

Que  es  necesario  observar  que  la  realidad  social,  económica  y  de  bienestar  del  pueblo  mexicano  se 

encuentra afectada hoy en día por múltiples problemáticas de índole social, económica e incluso sanitaria que no 
han sido debidamente atendidas por el Estado, por lo que resulta prioritario reorientar los esfuerzos y recursos 
públicos hacia los temas y directrices que efectivicen y protejan los derechos humanos más fundamentales, tales 
como el acceso a los derechos económicos, sociales y culturales, que consecuentemente permiten el desarrollo 
de otros derechos.  
 
9. 

Que es también oportuno resaltar que la Administración Pública Federal constituye el nivel de gobierno que 

puede estructurar y articular las políticas públicas necesarias para transversalizar las directrices prioritarias que 
pretenden resolver las problemáticas sociales,  ya que, cuenta con un amplio acceso a recursos económicos y 
materiales  en  comparativa  con  los  distintos  órdenes  de  gobierno  para  poder  materializar  las  condiciones  que 
garanticen los derechos humanos y el bienestar social.  
 
10.  Que  todo  lo  anterior  representa  un  agravio  en  contra  de  las  finalidades  establecidas  en  la  Constitución 
respecto a los principios y directrices que deben regir el sistema nacional de desarrollo, además de constituirse 
en  un  exceso  por  parte  del  Estado  mexicano  por  promover  acciones  que  promueven  temas  tales  como  la 
educación de género, los derechos sexuales y reproductivos, la interrupción legal del embarazo, que en nada se 
vinculan o amplían respecto a los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo en los términos que el marco jurídico 
establece, sino que por el contrario, atentan contra la dignidad de la persona y contra el bienestar colectivo.  
 
Con  base  en  lo  anterior,  el  Poder  Ejecutivo  Federal  debe  priorizar  la  atención  a  las  realidades  sociales  que 
aquejan e imposibilitan el pleno goce y acceso de los Derechos Humanos de las personas en México, sobre todo 
en el contexto de crisis actual en materia sanitaria, económica y social, pues la omisión de atender dichos temas 
no  representará  solamente  una  afectación  a  las  generaciones  presentes,  sino  que  comprometerá  a  las 
generaciones futuras al acceso de las condiciones necesarias de bienestar y desarrollo social. 
 
11.  Que  acorde  a  lo  aquí  vertido,  es  que  es  necesario  que  desde  el  congreso  queretano  y  de  los  demás 
congresos se haga un llamado a la federación para que se hagan ajustes y con ello se reorienten las políticas 
públicas relativas a los derechos humanos, específicamente en el Plan Nacional de Derechos Humanos.