PERIÓDICO OFICIAL DEL ESTADO

PÁG. 22

San Francisco de Campeche,

Cam., Febrero 19 de 2021

iniciarse  ni  sustanciarse  válidamente  el  juicio,  toda  vez 

que no sería jurídico resolver una controversia en la que 

las partes o alguna de ellas, no estuviera legalmente 

representada; de ahí que la falta de impugnación 

oportuna de la personalidad de un litigante de ninguna 

manera puede motivar una representación que no 

existe; de lo que se sigue que la personalidad de las 

partes debe ser analizada, aun de oficio, por el juzgador 

en cualquier estado del juicio, y sólo debe omitir la 

reiteración del examen de la personalidad, en caso de 

haber sido resuelto antes de manera expresa, a través 

de los medios de impugnación legalmente procedentes, 

o cuando en primera instancia el demandado no haya 

comparecido y en los agravios de la alzada combata 

la personalidad. SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO 

EN MATERIA CIVIL DEL SEXTO CIRCUITO. Amparo 

en revisión 203/91. Triplay Mexicano. 28 de junio de 

1991.  Unanimidad  de  votos.  Ponente:  José  Galván 

Rojas.  Secretario:  Armando  Cortés  Galván.  Amparo 

directo 520/93. Grupo Impresos Namar, S.A. de C.V. 4 

de noviembre de 1993. Unanimidad de votos. Ponente: 

José Galván Rojas. Secretario: Armando Cortés Galván. 

Amparo directo 505/99. Ferrostaal, A.G. 9 de septiembre 

de 1999. Unanimidad de votos. Ponente: José Mario 

Machorro Castillo, secretario de tribunal en funciones de 

Magistrado por ministerio de ley, en términos del artículo 

81, fracción XXII, de la Ley Orgánica del Poder Judicial de 

la Federación. Secretaria: Sonia Quintana Tinoco. Amparo 

directo 200/2000. Ramón Ángel Gracida Rodríguez, como 

apoderado de Banco Nacional de Comercio Interior, 

S.N.C., Institución de Banca de Desarrollo. 31 de agosto 

de 2000. Unanimidad de votos. Ponente: Antonio Meza 

Alarcón. Secretario: Enrique Baigts Muñoz. Amparo en 

revisión 64/2001. María Liliana Amezcua Álvarez. 1o. de 

marzo de 2001. Unanimidad de votos. Ponente: Gustavo 

Calvillo Rangel. Secretario: José Zapata Huesca. Véase: 

Apéndice al Semanario Judicial de la Federación 1917-

2000, Tomo IV, Materia Civil, página 265, tesis 315, de 

rubro: “PERSONALIDAD, EXAMEN DE LA.”.  

En ese sentido tenemos, que CONCEPCIÓN NATIVIDAD 

DEL CARMEN SANSORES AMBROSIO en su carácter 

de Apoderada Legal para pleitos y cobranzas de la 

señora ROCIO ARCEO CORCUERA compareció ante 

esta Juzgadora, con ese carácter de Apoderada Legal, 

acreditando su personalidad con la copia certificada del 

Testimonio de la Escritura Pública Número 36, pasada 

ante la fe de la licenciada MARIA MERCEDES RUIZ 

ORTEGON, Notaria Pública del Estado en Ejercicio, 

Titular de la Notaria Pública Número Cuatro de este 

Primer Distrito Judicial del Estado, en el cual manera 

enunciativa y no limitativa se mencionan entre sus 

facultades las siguientes: “ a).- Para que haga cualesquier 

tipo  de  gestiones  administrativas,  civiles,  fiscales, 

penales, laborales o de cualquier otra índole jurídica, 

sean federales, estatales o municipales...”, por lo tanto, 

de conformidad con lo establecido en el artículo 40 del 

Código de Procedimientos Civiles del Estado, hace prueba 

plena la documental pública acorde a lo establecido con 

el artículo 450 del Código en cita, toda vez que la misma 

no fue redargüida de falsa, en consecuencia, la parte 

actora tiene personalidad para comparecer a juicio.   

Por su parte, el ciudadano JOSÉ LUIS CUEVAS 

GUZMÁN, estuvo en aptitud de comparecer a dar 

contestación a la demanda instaurada en su contra en 

tiempo y forma y no lo hizo, pese a que fue debidamente 

emplazado  mediante  periódico  oficial,  pudiendo  ejercer 

sus derechos como parte demandada, por tanto, se 

declara que tiene personalidad en el presente juicio como 

parte demandada.  -

V.- En mérito a lo anterior, y en virtud de que la parte 

demandada no ofreció pruebas, ni opuso  excepciones 

que impidan o destruyan la acción intentada por el actor, 

con fundamento en lo establecido por el  artículo 283 del 

Código Procesal Civil del Estado de Campeche, el actor 

tiene la carga de la prueba para demostrar su  Acción de 

Otorgamiento de Escritura Pública.

VI.- ESTUDIO DE FONDO. Por lo anterior y con fundamento 

en el artículo 283 del Código de Procedimientos Civiles 

vigente en el Estado,  que señala: “El  que  afirma  está 

obligado a probar. En consecuencia, el actor debe probar 

su acción y el reo sus excepciones”, la carga de la prueba 

recae en este caso, a la parte actora; por lo que para la 

procedencia del presente juicio, es indispensable citar los 

artículos 1737, 1842, 2147, 2148, 2215 y 2218 del Código 

Civil del Estado, en los que se encuentran contenidos la 

acción intentada y los cuales enuncian: -

“Art. 1737.- Cuando la ley exija determinada forma para 

un contrato, mientras que éste no revista esa forma 

será  válido,  salvo  disposición  en  contrario;  pero  si  la 

voluntad de las partes para celebrarlo consta de manera 

fehaciente, cualquiera de ellas puede exigir que se dé al 

contrato la forma legal. 

Art. 1842.- La facultad de resolver las obligaciones se 

entiende implícita en las recíprocas, para el caso de que 

uno de los obligados no cumpliere lo que le incumbe. 

El perjudicado podrá escoger entre exigir el cumplimiento 

o la resolución de la obligación con el resarcimiento 

de  daños  y  perjuicios  en  ambos  casos.  También  podrá 

pedir la resolución aun después de haber optado por el 

cumplimiento, cuando éste resultare imposible.

Art. 2297.- Hay arrendamiento cuando las dos partes 

contratantes se obliguen recíprocamente, una a conceder 

el uso o goce temporal de una cosa, y la otra a pagar por 

ese uso o goce un precio cierto.

Art. 2298.- La renta o precio del arrendamiento puede