Victoria, Tam., martes 23 de marzo de 2021 

                Periódico Oficial

 

 

Página 2 

GOBIERNO FEDERAL 

PODER EJECUTIVO 

SECRETARÍA DEL TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL 

 

DECRETO por el que se reforma el artículo 311 y se adiciona el capítulo XII Bis de la Ley Federal del 

Trabajo, en materia de Teletrabajo. 

 

Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos.- Presidencia de la República. 

 

ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, a sus habitantes sabed: 

 

Que el Honorable Congreso de la Unión, se ha servido dirigirme el siguiente 

 

DECRETO 

 

EL CONGRESO GENERAL DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, DECRETA: 

 

SE  REFORMA  EL  ARTÍCULO  311  Y  SE  ADICIONA  EL  CAPÍTULO  XII  BIS  DE  LA  LEY  FEDERAL  DEL 

TRABAJO, EN MATERIA DE TELETRABAJO 

 

Artículo Único.- Se reforma el artículo 311; y se adiciona un Capítulo XII Bis con los artículos 330-A;  330-B; 

330-C; 330-D; 330-E; 330-F; 330-G; 330-H; 330-I; 330-J y 330-K de la Ley Federal del Trabajo, para quedar 

como sigue: 
Artículo  311.-  Trabajo  a  domicilio  es  el  que  se  ejecuta  habitualmente  para  un  patrón,  en  el  domicilio  del 

trabajador o en un local libremente elegido por él, sin vigilancia ni dirección inmediata de quien proporciona el 

trabajo. 
Si el trabajo se ejecuta en condiciones distintas de las señaladas en este artículo se regirá por las disposiciones 

generales de esta Ley. 

 

CAPÍTULO XII BIS 

Teletrabajo 

 

Artículo 330-A.- El teletrabajo es una forma de organización laboral subordinada que consiste en el desempeño 

de actividades remuneradas, en lugares distintos al establecimiento o establecimientos del patrón, por lo que no 

se requiere la presencia física de la persona trabajadora bajo la modalidad de teletrabajo, en el centro de trabajo, 

utilizando primordialmente las tecnologías de la información y comunicación, para el contacto y mando entre la 

persona trabajadora bajo la modalidad de teletrabajo y el patrón. 
La persona trabajadora bajo la modalidad de teletrabajo será quien preste sus servicios personal, remunerado y 

subordinado  en  lugar  distinto  a  las  instalaciones  de  la  empresa  o  fuente  de  trabajo  del  patrón  y  utilice  las 

tecnologías de la información y la comunicación. 
Para efectos de la modalidad de teletrabajo, se entenderá por tecnologías de la información y la comunicación, al 

conjunto de servicios, infraestructura, redes, software, aplicaciones informáticas y dispositivos que tienen como 

propósito facilitar las tareas y funciones en los centros de trabajo, así como las que se necesitan para la gestión y 

transformación  de  la  información,  en  particular  los  componentes  tecnológicos  que  permiten  crear,  modificar, 

almacenar, proteger y recuperar esa información. 
Se  regirán  por  las  disposiciones  del  presente  Capítulo  las  relaciones  laborales  que  se  desarrollen  más  del 

cuarenta por ciento del tiempo en el domicilio de la persona trabajadora bajo la modalidad de teletrabajo, o en el 

domicilio elegido por ésta. 
No será considerado teletrabajo aquel que se realice de forma ocasional o esporádica. 
Artículo 330-B.- Las condiciones de trabajo se harán constar por escrito mediante un contrato y cada una de las 

partes conservará un ejemplar. Además de lo establecido en el artículo 25 de esta Ley, el contrato contendrá: 
I.  Nombre, nacionalidad, edad, sexo y domicilio de las partes; 
II.  Naturaleza y características del trabajo; 
III.  Monto del salario, fecha y lugar o forma de pago; 
IV. El equipo e insumos de trabajo, incluyendo el relacionado con las obligaciones de seguridad y salud que se 

entregan a la persona trabajadora bajo la modalidad de teletrabajo; 
V.  La descripción y monto que el patrón pagará a la persona trabajadora bajo la modalidad de teletrabajo por 

concepto de pago de servicios en el domicilio relacionados con el teletrabajo; 
VI. Los mecanismos de contacto y supervisión entre las partes, así como la duración y distribución de horarios, 

siempre que no excedan los máximos legales, y 
VII. Las demás estipulaciones que convengan las partes.