Estamos  conscientes  que  el  incremento  en  las  penalidades  de  los  delitos  no  es  una  política  efectiva  para 
contrarestar los altos índices delictivos, por ello nuestra propuesta tienen que ver con otorgar herramientas a la 
administración  de  justicia  para  determinar  sanciones  que  permitan  respetar  los  principios  de  legalidad  y 
seguridad jurídica.    
 
Con lo anterior podemos darnos cuenta el porque se hace necesario generar una reforma al Código Penal del 
estado de México en materia de despojo, y con ello cumplir el objetivo principal de la presente iniciativa, que es: 
el  de  proteger  el  derecho  fundamental  de  propiedad  y  posesión,  generando  con  ello  mayor  certidumbre  a  los 
verdaderos propietarios de los inmuebles. 
 
Es necesario determinar si al momento de los hechos denunciados, la parte que se dice ofendida detentaba la 
posesión  del  inmueble,  ya  que  más  de  las  veces  se  da  que  dos  personas  estiman  ser  propietarias  de  un 
inmueble y con apoyo en sus títulos de propiedad pretenden realizar al mismo tiempo actos de dominio sobre el 
bien. 
 
De  acuerdo  al  Código  Penal  del  Estado  de  México  vigente,  el  delito  de  despojo  se  comete  cuando  el  que  de 
propia autoridad ocupe un inmueble ajeno o haga uso de él o de un derecho real que no le pertenezca y cuando 
el de propia autoridad ocupe un inmueble de su propiedad. 
 
Lo que implica que para el caso de que dos o más personas se crean propietarios, la preferencia del derecho 
de  propiedad  entre  las  partes  sólo  puede  resolverse  mediante  la  acción  civil  correspondiente  y  no  de  propia 
autoridad  despojar  al  que  tiene  la  posesión,  en  consecuencia,  en  tal  supuesto  se  propone  que  el  delito  de 
despojo, sea sancionado aun cuando la posesión de la cosa usurpada sea dudosa o esté en litigio. 

 

La iniciativa de reforma que se propone, considera los elementos sustanciales del delito de despojo, tales como: 

 

  Un  concepto  donde  el  que  sin  consentimiento  de  quien  tenga  derecho  a  otorgarlo  o  engañando  a  éste 

ocupe un inmueble ajeno o haga uso de él o de un derecho real que no le pertenezca, tutelan la posesión 
inmediata  de  los  inmuebles,  su  propiedad  y  los  derechos  reales,  lo  cual  conlleva  implícita  la  figura  de  la 
posesión. 

 

  La  conducta  sancionable  como  la  sustracción  del  patrimonio  por  medios  no  legítimos,  del  corpus  y  del 

animus que integran la posesión y no sólo uno de esos elementos, pues ambos en conjunto forman la figura 
genérica de este delito.  

 

  La base de la propuesta al preveer que las sanciones se impondrán, aunque el derecho a la posesión sea 

dudoso o esté en disputa, sin que dicho supuesto sea un pro

blema de naturaleza civil”. 

 

  Evitar que los ciudadanos se hagan justicia por propia mano, prohibida en el artículo 17 Constitucional, ya 

que  si  el  inculpado  se  estima  con  derechos  sobre  el  inmueble,  los  tiene  expeditos  en  la  vía  civil  para 
exigirlos  antes  de  obrar  por  cuenta  propia,  ocupando  un  inmueble  en  posesión  de  tercera  persona,  quien 
también cuenta con título que la ostenta como propietaria. 

 

La  propuesta  que  se  realiza  para  adicionar  un  último  párrafo  al  artículo  308  del  Código  Penal  del  estado  de 
México,  en  el  sentido  de  que  la  pena  o  sanción  continúen  aún  cuando  el  derecho  a  la  posesión  de  la  cosa 
usurpada  sea  dudosa  o  esté  en  disputa,  cuenta  ya  con  un  respaldo  de  legislaciones  locales  de  diversos 
Estados, entre los que podemos mencionar los siguientes: 

 

“CÓDIGO PENAL FEDERAL 

Artículo  395.-  Se  aplicará  la  pena  de  tres  meses  a  cinco  años  de  prisión  y  multa  de 
cincuenta a quinientos pesos: 

I.- Al que de propia autoridad y haciendo violencia o furtivamente, o empleando amenaza o 
engaño,  ocupe  un  inmueble  ajeno  o  haga  uso  de  él,  o  de  un  derecho  real  que  no  le 
pertenezca; 

II.- Al que de propia autoridad y haciendo uso de los medios indicados en la fracción anterior, 
ocupe un inmueble de su propiedad, en los casos en que la ley no lo permite por hallarse en