PERIÓDICO OFICIAL DEL ESTADO

PÁG. 36

San Francisco de Campeche,

Cam., Marzo 30 de 2021

una camisa de color zanahoria , misma camisa que es de 

uso comunitario por todos los presos del penal que son 

900 aprox.;.

Para lo cual solicita apoyo de la CEDH ante la actual 

emergencia sanitaria y que es una pandemia por ser 

mundial, esta Maestra Claudia Guadalupe García Rosado 

no respetando las leyes sanitarias, así como las normas 

por la emergencia mencionada, con su brillante idea de 

usar camisas comunitarias, para poder tener acceso 

a un derecho. Solo con una promotora de condiciones 

antihigiénicas demostrando con esta disposición una 

discriminación hacia todos los internos de la cárcel de 

Kobén.

X: Decimo escrito:   

En  su  escrito  número  diez  el  acusado  EDGAR  JAVIER 

FLORES VERA, solicita  copias simples del estudio 

llevado a cabo por el Juez actuante en su momento, en 

relación a la realización de su detención, asimismo solicita 

copia simple de la dirección en donde fue detenido, 

por los agentes aprehensores, de igualmanera solicita 

la intervención de grupo de trabajo para detenciones 

arbitrarias de la ONU..

XI: Escrito decimo primero:  

En su onceavo escrito el acusado EDGAR JAVIER 

FLORES  VERA,  solicita  se  le  informe  mediante  oficio, 

el  motivo,  la  causa  o  razón  por  lo  cual  este  Juzgado 

nunca estuvo apegado a lo más beneficioso al justiciable 

toda  vez  que  desde  el  día  5  de  septiembre  del  2012 

hasta el mes de Noviembre del 2013 estuvo derogado 

el delito de asalto en el código penal del estado de 

Campeche en la inteligencia que el día 31 de enero 

de 2013 la sala penal envío el expediente penal a este 

Juzgado.                                                                                                                                         

Ahora me hablan de una ley intermedia, la cual no 

existía cuando el día 6 de noviembre de 2012 solicite la 

protección del nuevo Código Penal. Solicito sea informado 

por escrito, como lo dicta el artículo 8 constitucional, del 

por qué no se actuó conforme a derecho y de la vigencia 

de la famosa ley intermedia, ya que considero es una 

triquiñuela para tapar sus errores que favorecen al MP, y 

eso es coadyuvancia, esperando verme favorecido con lo 

solicitado, le doy las gracias, esperando no malinterprete, 

el decir la verdad como falta de respeto. 

XII.- Escrito decimo segundo:  

En cuanto a su escrito número doce del acusado EDGAR 

JAVIER  FLORES  VERA,  refiere  que  solicita  el  respeto 

de todas las formalidades esenciales del procedimiento 

y se lleve a cabo un estudio profundo y no una simple 

analogía, que solo favorecería a la parte acusadora, es 

decir, si a la autoridad ministerial se le permite actuar y 

se le permite la admisión de pruebas, en el proceso penal 

que nos compete, que no cumplen con el procedimiento 

legal establecido, es claro y muy obvio que su señoría, 

se está conduciendo con imparcialidad, no importándole 

lo establecido en el artículo 117 de nuestra constitución 

política, luego entonces si no existe la imparcialidad 

dentro de la litis que nos ocupa, al permitirse pruebas 

irregulares, o pruebas obtenidas fuera de todo orden 

constitucional, y de todo cauce legal, la coadyuvancia 

entre  el  juzgador  y  la  representación  social,  es  más 

que  evidente,  y  una  vez  más  nuestra  Carta  Magna  es 

vulnerable  justo en el articulo 20ª fraccion IX y todo esto, 

en  conjunto  destrozan  al  artículo  20  inciso  B  fracción 

VIII, esto es así, porque no se ha respetado en ningún 

momento el debido procedimiento, originando la ausencia 

de un debido proceso, pues aun estando en la defensa el 

mejor litigante de toda la historia, si esta autoridad dice 

“X”  se va a valorar en el momento procesal oportuno, así 

se va hacer, aun así, el reglamento exprese: “se emitirá 

un auto en la etapa en que se encuentre el proceso o se  

“ordenara la libertad de los procesados o sentenciados “ 

o “se ordenara la libertad inmediata”.

Luego entonces si en este Juzgado “así se acostumbra” 

a llevar un proceso ni el mejor abogado defensor tiene 

oportunidad alguna de defensa, amen, de que en el 

proceso que nos ocupa una gran mayoría de las pruebas 

que aporto la representación social, carecen del debido 

procedimiento, quiero decir, que no se satisfacen 

los requisitos exigidos, según su importancia, y este 

Juzgado  ha  tenido  por  bien  aceptar  o  darle  cabida  en 

este proceso penal a: pruebas químicas sanguíneas, 

sin  autorización  del  paciente.  Peritajes  psicológicos  sin 

el debido consentimiento informado y emitidos, si por 

profesionistas,  pero  sin  el  reconocimiento  oficial  como 

perito, solo el nombramiento de un superior jerárquico, 

pues aunque el Papa me ponga un hábito, no me harán 

monje. Testigos que conocen de los hechos, porque lo 

vieron en los noticieros locales de TV, lo leyeron en el 

TRIBUNA, un periódico local, se los dijo el procurador, 

se lo dijo la vecina, situación que ha causado la risa y la 

burla de diferentes universidades y Bufetes Jurídicos a 

quienes he acudido en busca de orientación. 

Testigo es quien conoce de los hechos y puede dar 

testimonio de ellos por haberlos percibidos a través de 

los sentidos. Luego entonces esta situación en la que 

la representación social proporciona estos testigos y la 

autoridad jurisdiccional los acepta en el proceso, me deja 

en la total indefensión pues nunca podre desmentir a toda 

la sociedad campechana, si usted toma en cuenta de 

cuantas personas leyeron estos hechos en el periódico 

TRIBUNA y de cuantos campechanos vieron los noticieros 

en donde se dieron a conocer los hechos. 

En resumen estos testigos ni siquiera deben de obrar en