PERIÓDICO OFICIAL DEL ESTADO

PÁG. 37

San Francisco de Campeche,

Cam., Marzo 30 de 2021

el expediente penal que nos ocupa, expediente que por 

cierto está plagado de transgresiones a la ley por parte 

de la representación social, y algunas son muy claras 

y  evidentes,  y  una  vez  más  este  Juzgado  muestra  su 

coadyuvancia al aceptarlas dentro del proceso y darles 

su validez; su señoría podría decir que se valoraran en el 

momento procesal oportuno, pero la realidad está escrita 

en su proveído de fecha 2 de febrero de 2021, pues es 

clara al expresar: “…se le hace saber que su detención 

se cumplió con el debido procedimiento y normas que 

la autoridad debe llevar a cabo, por lo que la misma ya 

fue motivo de estudio por parte del Juez actuante en su 

momento….”sic.  Por lo anterior tenemos que ha sido 

validada mi detención, pues se cumplió con el debido 

procedimiento y normas, luego si la Juez Candy González 

Castillo en la audiencia de inspección judicial en la calle 

29x33 de la colonia Chen Pec, Champoton, Campeche, 

nunca da fe de la existencia de la dirección que según 

la  autoridad  aprehensora  en  su  oficio  064/PME/2009 

manifiesta que ahí me detuvieron. La fiscalía de delitos 

cometidos por servidores públicos; delitos electorales 

y delitos cometidos contra periodistas o personas de 

derechos humanos en ejercicio de sus funciones en el 

acta AC-2-2017-2307 de fecha 6 de octubre de 2017 

en la parte final expresa con total claridad que al haber 

transitado por toda la calle 29 en sus intersecciones, es 

que NO SE UBICA la calle 33, por lo que no fue posible 

situar dicha calle sobre la 29 se anexa croquis del lugar 

y copias fotostáticas de las intersecciones de la calle 29. 

También  existe  el  oficio  numero  449/01/DIR/CAT/2019, 

Subdirección de catastro, fechado el 29 de agosto 

de  2019  signado  por  el  Ing.  Carlos  Alexander  Laínez 

Toloza,  Subdirector  del  área  de  Catastro  del  Municipio 

de Champotón y esta dirijo  a Usted, Licda. Candelaria 

Beatriz  Gala  Pech,  Juez  Interina  del  Juzgado  Primero 

de Primera Instancia del Ramo penal del Primer Distrito 

Judicial en el cual da contestación a su oficio 3862/18-

2019/1PI de fecha 03 de Julio de 2019 y dice: Informo 

que la dirección 20 por 33 Colonia Chen Pec NO EXISTE; 

ya que no hay direcciones que sean cruzamientos entre 

números nones y anexa plano y croquis, así las cosas 

3  autoridades  distintas  manifiestan  por  separado  que 

la dirección en donde fui detenido según el ministerio 

publico de Champotón en realidad no existe, es una 

falsedad  expresada  en  un  documento  oficial,  y  esto  es 

una transgresión a las leyes, pues se le expreso al Juez 

una escena ficticia y ajena de la realidad, pero su señoría 

ha tenido a bien expresar en su proveído de fecha 2 de 

febrero de 2012..2 se cumplió con el debido procedimiento 

y normas que la autoridad debe de llevar a cabo…”sic. 

Esta acción esta llevada a cabo por este Juzgado 1ero. 

del Ramo Penal, valida una violación y una transgresión 

a las leyes, dando como resultado una detención dentro 

de todo margen legal y retrasando con todo el dolo 

del mondo el proceso penal, pues a sabiendas de su 

decisión de tener como validar mi detención permitió 

que pase el tiempo, para que el 2 de febrero me informe 

que mi detención fue legal, y que cumplió con el debido 

procedimiento y normas que la autoridad debe llevar a 

cabo.

XIII.- Escrito decimo tercero: 

En este escrito el acusado EDGAR JAVIER FLORES 

VERA, solicita información con respecto al proceso que 

está  siendo  emitido  en  este  Juzgado  el  cual  está  lleno 

de irregularidades, inconsistencias, irregularidades, e 

inconstitucionalidades demostrando la total coadyuvancia 

con la parte acusadora, puesto que le ha permitido 

todo,  desde  una  escenificación  de  mi  detención  hasta 

la intervención de testigos, pasando por la falsedad 

documental, mentiras en careos, firmas falsas, violaciones 

al debido procedimiento, manipulación de pruebas, 

aleccionamiento de testigos, etc… y no olvidemos que 

desde que puse los pies en este Juzgado puse al tanto a 

esta autoridad de la tortura sufrida a manos de servidores 

públicos adscritos a la PGE y es el día de hoy que no 

se ha tomado en cuenta, por el contrario, con 12 años 

de  proceso  penal  este  Juzgado  se  ha  encargado  de 

darle continuidad a esta tortura, sino ya hubiere hecho 

algo para presentar al C. Testigo ANDRES JHONATAN 

GARCIA POOL con quien solicite careos desde diciembre 

de 2015 y cuando digo:”ya hubiera hecho algo” no quiero 

decir que alguien de este Juzgado vaya a traerlo de la 

mano, puesto que es testigo del MP y es su obligación 

el presentar a sus testigos. Pero al contar con la venia 

de  este  Juzgado  pues  hoy  no  lo  han  presentado,  pero 

a  FLORES  VERA  este  Juzgado  le  permitió  al  MP 

detenerme sin orden de aprehensión y con una dirección 

que solo existe en la imaginación del Juez actuante en su 

momento y de todas aquellas autoridades que validan una 

detención arbitraria, al darme cuenta de que es imposible 

defenderse  con  un  Juzgado  como  lo  es  el  1PI,  es  que 

en este momento solicito sentencia inmediata para poder 

adecuar defensa en la 2da instancia sin olvidar que se 

debe cumplir con el procedimiento tal cual lo marca el 

reglamento, no olvidemos el arraigo, no está permitido 

pero  este  Juzgado  se  burlo  y  lo  sigue  haciendo  de  los 

mandatos constitucionales, ¿Qué no se hará conmigo? 

solo falta que me acusen de matar a Francisco Hernández 

de Córdoba..”

XIV.- Escrito decimo cuarto.  

En su escrito catorce, en acusado EDGAR JAVIER 

FLORES  VERA,  refiere    que  comparece  en  aras  de 

la legalidad y seguridad jurídica, se lleve a cabo una 

investigación a fondo por la falsedad documental en que 

ha incurrido el ministerio publico y los  servidores públicos 

que han sido actores y han tomado parte de esta litis en 

comento toda vez que todas las autoridades, en el ámbito 

de sus competencias tienen la obligación de promover, 

respetar,  proteger  y  garantizar  los  derechos  humanos