Periódico Oficial 

Victoria, Tam., martes 10 de agosto de 2021

 

Página 5 

 

 

Cultural y Ecológico, Equidad, Igualdad, Igualdad de Género, Inclusión, Integridad, Liderazgo, Objetividad, 
Participación social, Profesionalismo, Rendición de cuentas, Respeto, Respeto a la diversidad, Solidaridad, 
Sustentabilidad y Transparencia. 

 

Capítulo IV 

Principios Éticos 

 

Artículo 5°. Las y los servidores públicos deberán observar en el ejercicio de su empleo, cargo o comisión, los 
principios tutelados en el presente Código en congruencia con los principios tutelados en los artículos 16 de la 
Constitución Política del Estado de Tamaulipas, 7 de la Ley de Responsabilidades Administrativas, 22, párrafo 1 
de la Ley Orgánica de la Administración Pública, 5 de la Ley del Sistema Estatal Anticorrupción, 13 de la Ley de 
Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados, todos estos ordenamientos del Estado de 
Tamaulipas, congruentes con el criterio del Eje de Transparencia y Combate a la Corrupción, contemplado en el 
Plan Estatal de Desarrollo 2016-2022.  

Artículo 6°. Son principios y valores aplicables a las y los servidores públicos, los siguientes: 

a) Se entenderán como principios los siguientes:  

I. Bien 

Común: 

Las decisiones y acciones de las y los servidores públicos deben dirigirse a la satisfacción de 

las necesidades e intereses de la sociedad, por encima de intereses particulares ajenos al bienestar de la 
colectividad;  

II. Derechos 

Humanos: 

Es el reconocimiento explícito de las personas como titulares de derechos y de las y 

los servidores públicos como titulares de deberes u obligaciones frente a éstas;  

III. Eficacia: Es la actuación correcta de las y los servidores públicos para alcanzar metas y objetivos 
institucionales que deriven del ejercicio de su empleo, cargo o comisión;  

IV. Eficiencia: Ejercer el servicio público, aprovechando al máximo los recursos con los que se cuenta, cuyo fin 
es lograr la satisfacción de la ciudadanía;   

V. Honradez: Las y los servidores públicos realizarán sus labores con rectitud, probidad y vocación de servicio 
sin esperar algún beneficio adicional que aquel que el Estado les otorga, consientes que su actuación se 
someterá al examen público minucioso;  

VI. Imparcialidad: Las y los servidores públicos brindan a la ciudadanía y a la población en general el mismo 
trato, actúan sin preferencias o privilegios y sin distinción de género, origen étnico o nacionalidad, edad, 
capacidades diferentes, condición social, condiciones de salud, religión, opiniones, preferencias, estado civil o 
cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y 
libertades de las personas;  

VII. Justicia  Distributiva:  Es la virtud de la justicia social que garantiza que todas las personas reciban en 
igualdad de oportunidades de manera libre y equitativa los beneficios del desarrollo conforme a sus méritos, 
necesidades y posibilidades;  

VIII. Lealtad: Las y los servidores públicos corresponden a la confianza que el Estado les ha conferido; tienen 
vocación absoluta de servicio a la sociedad, satisfaciendo el interés superior de las necesidades colectivas por 
encima de intereses particulares, personales o ajenos al interés general y bienestar de la población;  

IX. Legalidad: Se conducen con estricto apego a los ordenamientos legales aplicables, considerando que el 
respeto al estado de derecho es una característica inherente al servicio público;  

X. Libertad: Capacidad de las personas para elegir los medios idóneos para su desarrollo personal y su 
participación en el desarrollo social;  

b) Se entenderán como valores los siguientes:  

I. Calidad: 

Busca los mejores resultados en el tiempo adecuado, con los menores recursos para satisfacción 

de la sociedad;  

II. Competencia 

por 

Mérito: 

Implica contratar a mujeres y hombres que cuenten con conocimientos, aptitudes 

y habilidades para desempeñar de manera eficiente y eficaz un empleo, cargo o comisión en la Administración 
Pública del Estado;  

III. Compromiso: Es trabajar con entusiasmo, disciplina, tenacidad, visión estratégica y orientación a resultados;  

IV. Disciplina: Implica una actuación ordenada y sistemática acorde a la normatividad que rige su función, 
garantizando en tiempo y forma los objetivos plasmados en el Plan Estatal de Desarrollo;  

V. Economía: Utilizan los recursos asignados para los fines encomendados, rindiendo cuentas de su aplicación 
y aprovechamiento en la gestión pública conferida;  

VI. Entorno Cultural y Ecológico: Las y los servidores públicos procurarán la menor afectación del patrimonio 
cultural y del ecosistema, asumiendo una férrea voluntad de respeto, defensa y preservación de la cultura y del 
medio ambiente de nuestro Estado y país; 

VII. Equidad:  No se debe favorecer en el trato a una persona, perjudicando a otra en el ejercicio de su empleo, 
cargo o comisión;