PERIÓDICO OFICIAL DEL ESTADO

PÁG. 14

San Francisco de Campeche,

Cam., Agosto 6 de 2021

Corrobora aún más lo anterior, la valoración 

médica realizada a la niña A.G.T.T., por los médicos 

legistas adscritos al este Poder Judicial del Estado de 

Campeche, JUAN AVILA ORTIZ y SILVIA ESTHER 

RODRIGUEZ VARGAS, quienes al uso de la voz de forma 

uniforme señalaron observar que la niña se encuentra en 

óptimas  condiciones  de  salud;  hecho  que  se  confirma 

con  el  certificado  médico  realizado  a  la  niña  A.G.T.T., 

por la Doctora AMAIRANI ROJAS PALMA, Medico de 

la Secretaria de Salud, en la cual se aprecia el buen 

estado de salud de la niña, por lo que se intuye que la 

misma se encuentra bien cuidada por su progenitor JOB 

GUADALUPE TORRES RAMIREZ.   

En cuanto a la educación de la niña, en la cedula 

de inscripción al Jardín de Niños Particular, incorporado 

MARIA MONTESORI, Clave 04PJR0003 E, se aprecia 

que la citada menor es alumna de la citada escuela desde 

el mes de marzo, haciendo el señalamiento la Profesora 

ROSA MARIA REBOLLEDO PERERA, Directora General 

de de dicha Institución que en sus primeros días la niña 

tuvo actitudes de inseguridad y dificultad para interactuar 

con sus compañeros, y su desarrollo ha sido muy rápido, 

ahora participa en todas sus actividades y se integra 

de manara estable, siendo muy social, disfrutando sus 

actividades escolares; al igual que con la constancia de 

inscripción y reconocimiento de desempeño artístico, 

emitida por la academia de danza CITHALI, y las 

impresiones fotográficas de las actividades de la menor 

A.G.T.T., se aprecia que la niña asiste a sus clases de 

danza, por lo que su derecho a la educación contemplado 

en el artículo 4° Constitucional, se encuentra debidamente 

garantizado.   - 

Por su parte, de las constancias que obran de 

autos se aprecia el desinterés de Rosa Angelica Torres en 

continuar el presente procedimiento, toda vez que al dar 

debidamente cumplimiento a las notificaciones en término 

de lo que establece nuestra Codificación Procesal Civil del 

Estado vigente respecto al apartado de las notificaciones 

procesales, no se logro dar con su paradero, acreditando 

la ignorancia del domicilio y lugar en donde se encuentre, 

toda vez, que de autos se demuestra la actuación que 

realiza el fedatario en el domicilio señalado en autos para 

oír y recibir notificaciones no se logro localizarla, ni en el 

domicilio de su localidad, pues es su progenitora quien 

dijo que se había marchado hacia los Estados Unidos; 

situación que de ser así se observa el desinterés de la 

parte actora para continuar el procedimiento de la acción 

que pretende en el presente juicio; corrobora aún más lo 

anterior el abandono de continuar con las convivencias 

que se ordenaron ante el Centro de Encuentro Familiar, a 

efecto de mantener la comunicación con su hija, medida 

otorgada a efecto de facilitar la armonía y reafirmar los 

lazos efectivos entre madre e hija.   - - 

Demostrándose entonces con lo anterior el 

estado de desvinculación de la actora en relación con 

la responsabilidad que implica la guarda y custodia de 

la citada niña A.G.T.T., a diferencia de su apego con su 

progenitor JOB GUADALUPE TORRES RAMIRES, pues 

con él es con quien vive y brinda las atenciones necesarias 

para buen desarrollo físico e intelectual de la menor de 

edad, que por su esca edad no le permite obtenerla por 

sí misma, máxime que se encuentra bien de salud, tal y 

como se tuvo del reconocimiento médico expedido por los 

Médicos Legistas adscritos a este Tribunal, corroborado 

con la constancia medica particular que se puso a la 

vista; además de visualizar con la constancia Cedula 

de inscripción al Jardín de Niños Particular, incorporado 

MARIA MONTESORI, Clave 04PJR0003 E, que la menor 

se encuentra estudiando, además de la constancia de 

inscripción y reconocimiento de desempeño artístico, 

emitida por la academia de danza CITHALI, a nombre de 

la menor de edad, quien acude a una actividad curricular, 

corroborando aún más las impresiones fotográficas de las 

actividades de la menor A.G.T.T..- -

En este tenor, y de conformidad con el artículo 3 

parte I de la Convención sobre los Derechos del Niño, así 

como los numerales 3, 13 y 31 de la Ley de los Derechos 

de la Niñez y Adolescencia del Estado en relación con 

los artículos 32 fracciones XIV y XV y 81, 82 fracciones 

I, VIII y IX de la Ley de Asistencia Social, la custodia de 

la menor A.G.T.T., debe recaer en quien le garantice el 

mejor ambiente que le permita desarrollarse con plenitud 

tanto física como mental; que tengan un hogar en el cual 

se le provea de cariño, educación y seguridad, que del 

mismo modo, les permita un sano desarrollo físico y 

emocional.  - - 

Por ende, haciendo un análisis y ponderación 

acerca de cuál de los dos padres es el apto para ejercer 

la custodia de sus hijos, se arriba a la conclusión que 

la promovente no cumple con estas expectativas, a 

diferencia de la parte demandada pues tiene un hogar 

propio, además de haber mostrado interés en la educación 

de su hija, y su perfil el es adecuado para ejercer esta 

responsabilidad, pues de acuerdo con los datos aportados 

y los que obran dentro del presente expediente, se intuye 

que es una persona que puede establecer límites de 

conducta,  ejercer  la  figura  de  autoridad  en  la  menor  y 

proveerlo de autoconfianza y seguridad para su adecuado 

desarrollo personal y emocional; además de tener una 

relación adecuada con su menor hija.   

En consecuencia, una vez relacionadas y 

valoradas las probanzas y actuaciones realizadas en este 

expediente, se declara QUE HA SIDO IMPROCEDENTE 

ESTE JUICIO SUMARIO CIVIL DE GUARDA Y 

CUSTODIA DE LA NIÑA A.G.T.T., PROMOVIDO POR 

ROSA ANGELICA TORRES HERNANDEZ, EN CONTRA 

DE JOB GUADALUPE TORRES RAMIREZ, DADO QUE 

LA ACTORA NO PROBO SU ACCIÓN.  

IV.- Ahora bien es importante puntualizar que el