PERIÓDICO OFICIAL DEL ESTADO

PÁG. 16

San Francisco de Campeche,

Cam., Agosto 6 de 2021

que sus artículos 3, 4, 6, 9, 19 y 27 en lo conducente 

disponen:   

Articulo 3.-

1. En todas las medidas concernientes a los niños que 

tomen las instituciones públicas o privadas de bienestar 

social, los tribunales, las autoridades administrativas o los 

órganos legislativos, una consideración primordial a que 

se atenderá será el interés superior del niño.

2. Los Estados Partes se comprometen a asegurar al 

niño la protección y el cuidado que sean necesarios para 

su bienestar, teniendo en cuenta los derechos y deberes 

de sus padres, tutores u otras personas responsables de 

él ante la ley y, con ese fin, tomarán todas las medidas 

legislativas y administrativas adecuadas.

3. Los Estados Partes se asegurarán de que las 

instituciones, servicios y establecimientos encargados 

del cuidado o la protección de los niños cumplan las 

normas establecidas por las autoridades competentes, 

especialmente en materia de seguridad, sanidad, número 

y competencia de su personal, así como en relación con 

la existencia de una supervisión adecuada.

Articulo 4.- 

Los Estados Partes adoptarán todas las medidas 

administrativas, legislativas y de otra índole para dar 

efectividad a los derechos reconocidos en la presente 

Convención. En lo que respecta a los derechos 

económicos, sociales y culturales, los Estados Partes 

adoptarán esas medidas hasta el máximo de los recursos 

de que dispongan y, cuando sea necesario, dentro del 

marco de la cooperación internacional.

Articulo 6.- 

1. Los Estados Partes reconocen que todo niño tiene el 

derecho intrínseco a la vida.

2. Los Estados Partes garantizarán en la máxima medida 

posible la supervivencia y el desarrollo del niño

Articulo 9.-

1. Los Estados Partes velarán por que el niño no sea 

separado de sus padres contra la voluntad de éstos, 

excepto cuando, a reserva de revisión judicial, las 

autoridades competentes determinen, de conformidad 

con la ley y los procedimientos aplicables, que tal 

separación es necesaria en el interés superior del niño.

Tal determinación puede ser necesaria en casos 

particulares, por ejemplo, en los casos en que el niño sea 

objeto de maltrato o descuido por parte de sus padres 

o cuando éstos viven separados y debe adoptarse una 

decisión acerca del lugar de residencia del niño.

2. En cualquier procedimiento entablado de conformidad 

con el párrafo 1 del presente artículo, se ofrecerá a todas 

las partes interesadas la oportunidad de participar en él y 

de dar a conocer sus opiniones.

3. Los Estados Partes respetarán el derecho del niño que 

esté separado de uno o de ambos padres a mantener 

relaciones personales y contacto directo con ambos 

padres de modo regular, salvo si ello es contrario al 

interés superior del niño.

4. Cuando esa separación sea resultado de una medida 

adoptada por un Estado Parte, como la detención, el 

encarcelamiento, el exilio, la deportación o la muerte 

(incluido el fallecimiento debido a cualquier causa mientras 

la persona esté bajo la custodia del Estado) de uno de los 

padres del niño, o de ambos, o del niño, el Estado Parte 

proporcionará, cuando se le pida, a los padres, al niño 

o, si procede, a otro familiar, información básica acerca 

del paradero del familiar o familiares ausentes, a no ser 

que ello resultase perjudicial para el bienestar del niño. 

Los Estados Partes se cerciorarán, además, de que la 

presentación de tal petición no entrañe por sí misma 

consecuencias desfavorables para la persona o personas 

interesadas.

Articulo 19.-

1. Los Estados Partes adoptarán todas las medidas 

legislativas, administrativas, sociales y educativas 

apropiadas para proteger al niño contra toda forma 

de perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato 

negligente, malos tratos o explotación, incluido el abuso 

sexual, mientras el niño se encuentre bajo la custodia de 

los padres, de un representante legal o de cualquier otra 

persona que lo tenga a su cargo.

2. Esas medidas de protección deberían comprender, 

según  corresponda,  procedimientos  eficaces  para  el 

establecimiento de programas sociales con objeto 

de proporcionar la asistencia necesaria al niño y a 

quienes cuidan de él, así como para otras formas de 

prevención y para la identificación, notificación, remisión 

a una institución, investigación, tratamiento y observación 

ulterior de los casos antes descritos de malos tratos al 

niño y, según corresponda, la intervención judicial.

Articulo 27.-

1. Los Estados Partes reconocen el derecho de todo niño 

a un nivel de vida adecuado para su desarrollo físico, 

mental, espiritual, moral y social.

2. A los padres u otras personas encargadas del niño les 

incumbe la responsabilidad primordial de proporcionar, 

dentro de sus posibilidades y medios económicos,