PERIÓDICO OFICIAL DEL ESTADO

PÁG. 8

San Francisco de Campeche,

Cam., Septiembre 21 de 2021

mexicano, el libre desarrollo de la personalidad es 

un derecho fundamental que permite a los individuos 

elegir y materializar los planes de vida que estimen 

convenientes, cuyos límites externos son exclusivamente 

el orden público y los derechos de terceros. De acuerdo 

con lo anterior, el régimen de disolución del matrimonio 

contemplado en las legislaciones de Morelos y Veracruz 

(y ordenamientos análogos), que exige la acreditación 

de causales cuando no existe mutuo consentimiento 

de los contrayentes, incide en el contenido prima facie 

del derecho al libre desarrollo de la personalidad. En 

este sentido, se trata de una medida legislativa que 

restringe  injustificadamente  ese  derecho  fundamental, 

toda vez que no resulta idónea para perseguir ninguno 

de los límites que imponen los derechos de terceros y 

de orden público. En consecuencia, los artículos 175 

del Código Familiar para el Estado de Morelos y 141 del 

Código Civil para el Estado de Veracruz, en los cuales se 

establecen las causales que hay que acreditar para que 

pueda decretarse la disolución del matrimonio cuando 

no existe mutuo consentimiento de los cónyuges, son 

inconstitucionales. De acuerdo con lo anterior, los jueces 

de esas entidades federativas no pueden condicionar el 

otorgamiento del divorcio a la prueba de alguna causal, 

de tal manera que para decretar la disolución del vínculo 

matrimonial basta con que uno de los cónyuges lo solicite 

sin necesidad de expresar motivo alguno. No obstante, 

el hecho de que en esos casos se decrete el divorcio sin 

la existencia de cónyuge culpable no implica desconocer 

la necesidad de resolver las cuestiones familiares 

relacionadas con la disolución del matrimonio, como 

pudieran ser la guarda y custodia de los hijos, el régimen 

de convivencias con el padre no custodio, los alimentos o 

alguna otra cuestión semejante. 

6

 

Época: Décima Época Registro: 2009591  Instancia: 

Primera Sala  Tipo de Tesis: Jurisprudencia Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de 

la Federación  Libro 20, Julio de 2015, Tomo I  Materia(s): Constitucional  Tesis: 1a./J. 

28/2015 (10a.) Página: 570. Contradicción de tesis 73/2014. Suscitada entre el Cuarto 

Tribunal Colegiado del Décimo Octavo Circuito y el Segundo Tribunal Colegiado de 

Circuito del Centro Auxiliar de la Cuarta Región, en apoyo del Primer Tribunal Colegiado 

en Materia Civil del Séptimo Circuito. 25 de febrero de 2015. La votación se dividió 

en dos partes: mayoría de cuatro votos por la competencia. Disidente: José Ramón 

Cossío Díaz. Mayoría de tres votos de los Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, 

José Ramón Cossío Díaz, quien reservó su derecho para formular voto concurrente y 

Olga Sánchez Cordero de García Villegas, en cuanto al fondo. Disidentes: Jorge Mario 

Pardo Rebolledo, quien formuló voto particular y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, quien 

formuló voto particular. Ponente: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Secretario: Arturo 

Bárcena Zubieta. Tesis y/o criterios contendientes:El Cuarto Tribunal Colegiado del 

Décimo Octavo Circuito, al resolver el juicio de amparo directo 32/2013, dio origen a la 

tesis aislada número XVIII.4o.15 C (10a.), de rubro: "DIVORCIO NECESARIO. DEBE 

DECRETARSE AUN CUANDO NO QUEDEN DEMOSTRADAS LAS CAUSALES 

INVOCADAS, TOMANDO EN CONSIDERACIÓN EL DERECHO FUNDAMENTAL 

A LA DIGNIDAD HUMANA.", publicada en el Semanario Judicial de la Federación 

del viernes 17 de enero del 2014 a las 13:02 horas y en la Gaceta del Semanario 

Judicial de la Federación, Décima Época, Libro 2, Tomo IV, enero de 2014, página 

3051, con número de registro digital 2005339, y el juicio de amparo directo 339/2012, 

que dio origen a la tesis aislada número XVIII.4o.10 C (10a.), de rubro: "DIVORCIO. 

EL ARTÍCULO 175 DEL CÓDIGO FAMILIAR PARA EL ESTADO LIBRE Y SOBERANO 

DE MORELOS, AL EXIGIR LA DEMOSTRACIÓN DE DETERMINADA CAUSA PARA 

LOGRAR LA DISOLUCIÓN DEL VÍNCULO MATRIMONIAL, CUANDO NO EXISTE 

CONSENTIMIENTO MUTUO, ES INCONSTITUCIONAL AL RESTRINGIR EL 

DERECHO AL DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD HUMANA.", publicada en el 

Semanario Judicial de la Federación del viernes 17 de enero del 2014 a las 13:02 

horas y en la Gaceta del Semanario Judicial de la Federación, Décima Época, Libro 

2, Tomo IV, enero de 2014, página 3050, con número de registro digital 2005338; y 

el Segundo Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Cuarta Región, 

con residencia en Xalapa, Veracruz, en apoyo del Primer Tribunal Colegiado en 

Materia Civil del Séptimo Circuito, al resolver el juicio de amparo directo 1020/2013 

(cuaderno auxiliar 44/2014), en el cualsostuvo que, conforme a lo establecido en la 

En consecuencia y toda vez que es voluntad de

 MIGUEL 

SEGOVIA LÓPEZ, disolver el vínculo matrimonial que 

lo une a

 ESTELA BINEY ÁVILA MARTÍNEZ, así como 

el reconocimiento de su personalidad jurídica, y que 

nadie podrá ser objeto de injerencias arbitrarias en su 

vida privada, teniendo el derecho a la protección de la 

ley contra tales injerencias o ataques, esto es, reconocen 

una superioridad de la dignidad humana, al no existir la 

base armónica para la convivencia en común, que son el 

objeto y finalidad del matrimonio; por lo tanto, se toman 

en consideración la voluntad de ambos, para disolver el 

vínculo matrimonial que los une. Por lo que ante tales 

circunstancias se percibe que de continuar unidos en 

matrimonio se estaría ocasionando perjuicio para la 

estabilidad emocional de los colitigantes, al no existir la 

voluntad por parte de ellos. 

Por lo que en el caso concreto, es necesario ordenar 

jurídicamente la realidad de vida de los ciudadanos 

MIGUEL SEGOVIA LÓPEZ y ESTELA BINEY ÁVILA 

MARTÍNEZ partes en el proceso. 

Igualmente es de considerarse que el divorcio civil, es 

el medio que la sociedad organizada ha encontrado 

para resolver los conflictos de orden familiar, cuando el 

esposo o la esposa, o bien ambos, ni pueden mantener 

una conducta que sea favorable para el bienestar de 

ellos y de sus hijos, desarmonizando con sus actitudes 

la convivencia, el respeto y vida en común en su hogar. 

Como consecuencia de lo anterior y de conformidad con 

lo que señala el artículo 30 del Código de Procedimientos 

Civiles del Estado en vigor, que dice:

Art. 30. La acción procede en juicio, aun cuando no se 

exprese su nombre, con tal de que se determine con 

claridad cuál es la clase de prestación que se exige del 

demandado y el titulo o causa de la acción.-

En efecto, si no se tutela jurídicamente el derecho a 

permanecer casado, tampoco puede considerarse que 

la declaración judicial de divorcio constituye un acto 

privativo de derechos, es decir, que si bien es cierto 

la familia es el elemento natural y fundamental de la 

sociedad y debe ser protegida por el estado; sin embargo, 

familia y matrimonio no son conceptos equivalentes, lejos 

de ello, el matrimonio únicamente es una de las formas 

que existen para formar una familia y por lo tanto resulta 

legitima la disolución del vínculo matrimonial, siempre y 

cuando se asegure la igualdad de derechos, la adecuada 

equivalencia de responsabilidades de los cónyuges y la 

Norma Fundamental, en los juicios del orden civil la sentencia definitiva deberá ser 

conforme a la letra o a la interpretación jurídica de la ley, lo que por sí mismo excluye 

la posibilidad de resolver asuntos en conciencia; que el artículo 4o. de ese mismo 

ordenamiento establece el interés superior de la ley en preservar la unidad familiar, 

lo que conlleva a establecer, conforme a la jurisprudencia de la Suprema Corte de 

Justicia de la Nación, que si el matrimonio es una de las bases de la familia, por ende, 

constituye una figura jurídica en comento implica, aunque de naturaleza sui géneris, un 

contrato civil que no puede disolverse unilateralmente, sino que el vínculo jurídico que 

se crea con su celebración sólo puede desaparecer cuando se surtan los supuestos 

establecidos expresamente en la ley. Tesis de jurisprudencia 28/2015 (10a.). Aprobada 

por la Primera Sala de este Alto Tribunal, en sesión de fecha quince de abril de dos 

mil quince. Esta tesis se publicó el viernes 10 de julio de 2015 a las 10:05 horas en el 

Semanario Judicial de la Federación y, por ende, se considera de aplicación obligatoria 

a partir del lunes 13 de julio de 2015, para los efectos previstos en el punto séptimo del 

Acuerdo General Plenario 19/2013.