I.  

Fijar las normas básicas e instrumentos de gestión de observancia general, para ordenar el uso del territorio y los 
Asentamientos Humanos en el país, con pleno respeto a los derechos humanos, así como el cumplimiento de las 
obligaciones que tiene el Estado para promoverlos, respetarlos, protegerlos y garantizarlos plenamente;  

II.   Establecer  la  concurrencia  de  la  Federación,  de  las  entidades  federativas,  los  municipios  y  las  Demarcaciones 

Territoriales para la planeación, ordenación y regulación de los Asentamientos Humanos en el territorio nacional;  

III.   Fijar  los  criterios  para  que,  en  el  ámbito  de  sus  respectivas  competencias  exista  una  efectiva  congruencia, 

coordinación  y  participación  entre  la  Federación,  las  entidades  federativas,  los  municipios  y  las  Demarcaciones 
Territoriales para la planeación de la Fundación, Crecimiento, Mejoramiento, consolidación y Conservación de los 
Centros de Población y Asentamientos Humanos, garantizando en todo momento la protección y el acceso equitativo 
a los espacios públicos;  

IV.   Definir los principios para determinar las Provisiones, Reservas, Usos del suelo y Destinos de áreas y predios que 

regulan la propiedad en los Centros de Población, y de la política pública en la materia. 

La Ley de Asentamientos Humanos del Estado de Colima, 

publicada en el periódico oficial “EL ESTADO DE COLIMA”  el 

7 de mayo de 1994 y reformada por última vez el 24 de enero de 2004, presenta a los Programas Parciales como derivados 
de los programas básicos de los cuales emana y que se integran a un sistema estatal, así mismo, establece en el capítulo 
VI del título tercero la definición y lineamientos generales para la formulación de los Programas Parciales; y en el capítulo 
II del título octavo, lo propio para la autorización de los Programas Parciales de Urbanización; en el artículo 21 fracción I 
faculta  a  los  ayuntamientos  para  formular,  aprobar,  administrar,  ejecutar,  evaluar  y  revisar  los  programas  del  ámbito 
municipal y el artículo 59, señala que los programas parciales son aprobados, ejecutados, controlados y evaluados por el 
Ayuntamiento. 

Los programas de desarrollo urbano de centros de población, serán elaborados, aprobados, ejecutados,  controlados  y 
evaluados
 por los ayuntamientos correspondientes, observando la coordinación con el Gobierno del Estado, y en su caso, 
con la Federación. Precisando que podrán ser modificados o cancelados cuando exista una variación sustancial de 
las condiciones o circunstancias que les dieron origen
estas modificaciones o cancelación, podrán ser solicitadas 
ante la autoridad correspondiente
, por los ciudadanos del Estado, entre otros. 

A los Ayuntamientos les corresponde formular, aprobar y administrar la zonificación de los centros de población en 
su territorio
; para ese efecto se entenderá por zonificación: 

I. 

La determinación de las áreas que integran y delimitan un centro de población; 

II. 

La determinación de los aprovechamientos predominantes en las distintas zonas, dentro de las áreas a que se refiere 
la fracción anterior; 

III.  La determinación de las áreas de conservación, mejoramiento y crecimiento de los centros de población; 

IV.  La determinación y reglamentación de usos, destinos y reservas; 

V. 

Las disposiciones aplicables a los usos y destinos condicionados; 

VI.  La compatibilidad entre los usos y destinos permitidos; 

VII.  Las zonas de conservación, mejoramiento y crecimiento de los centros de población; 

VIII.  Las reservas para la expansión de los centros de población 

ARTICULO 76.- Los programas de desarrollo urbano, podrán ser modificados o cancelados cuando: 

I.  

Exista una variación sustancial de las condiciones o circunstancias que les dieron origen; 

II.   Se produzcan cambios en el aspecto financiero que los hagan irrealizables o incosteables; 

III.   Surjan técnicas diferentes que permitan una realización más eficiente; 

IV.   No se inicien en la fecha señalada o dejen de cumplirse en las etapas de realización, salvo caso fortuito o fuerza 

mayor, y 

V.   Sobrevenga otra causa de interés público que los afecte. 

En ningún caso se deberá cancelar un programa de desarrollo urbano, sin que se apruebe y publique uno nuevo. 

ARTICULO 77.- La modificación o cancelación, podrá ser solicitada ante la autoridad correspondiente por: 

- 6 -

EL ESTADO DE COLIMA