2. Bases Jurídicas 

MARCO LEGAL 

El fundamento jurídico de la modificación al Programa Parcial de Urbanización “VALLE EL EDEN” parte de los preceptos 
contenidos en la Constitución Política de los Estados Unidos  Mexicanos, la Ley General de Asentamientos Humanos, la 
Constitución Política del Estado de Colima, la Ley de Asentamientos Humanos para el Estado de Colima y los Reglamentos 
de Zonificación para el Estado de Colima y municipal que en materia de regulación del suelo establecen lo siguiente: 

CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS 

Aprobada por el Congreso Constituyente el 31 de enero de 1917, promulgada y publicada en el diario oficial el 5 de febrero 
de 1917. En el artículo 27, párrafo tercero 

de nuestra Carta Magna, se establece que las autoridades podrán dictar “las 

medidas necesarias para ordenar los asentamientos humanos y establecer adecuadamente provisiones, usos, reservas y 
destinos de tierras, aguas y bosques, a efecto de ejecutar obras públicas y de plantear y regular la fundación, conservación, 
mejoramiento y crecimiento de los centros de población”. Y los Artículos 73° fracción XXIX-C y 115° fracciones II, III, IV y 
V,  reformados  el  3  de  febrero  de  1983,  establecen  el  derecho  de  la  Nación  de  imponer  a  la  propiedad  privada  las 
modalidades que dicte el interés público, así como de regular, planear y ordenar la fundación, conservación. mejoramiento 
y crecimiento de los Centros de Población, a través de las adecuadas provisiones, usos, reservas y destinos de tierras, 
aguas y bosques; la facultad del Congreso de la Unión para expedir las leyes que establezcan la concurrencia de los tres 
órdenes de gobierno en el ámbito de, sus respectivas competencias en materia de Asentamientos Humanos y la atribución 
Municipal  en  cuanto  a  la  regulación  del  uso  del  suelo  y  la  formulación  de  Planes,  y  Programas  del  Desarrollo  Urbano, 
respectivamente. 

LEY GENERAL DE ASENTAMIENTOS HUMANOS, ORDENAMIENTO TERRITORIAL Y DESARROLLO URBANO 

Publicada en el Diario Oficial de la Federación el 28 de noviembre de 2016 tiene por objeto: 

I. 

Fijar las normas básicas e instrumentos de gestión de observancia general, para ordenar el uso del territorio y los 
Asentamientos Humanos en el país, con pleno respeto a los derechos humanos, así como el cumplimiento de las 
obligaciones que tiene el Estado para promoverlos, respetarlos, protegerlos y garantizarlos plenamente;  

II. 

Establecer  la  concurrencia  de  la  Federación,  de  las  entidades  federativas,  los  municipios  y  las  Demarcaciones 
Territoriales para la planeación, ordenación y regulación de los Asentamientos Humanos en el territorio nacional;  

III. 

Fijar  los  criterios  para  que,  en  el  ámbito  de  sus  respectivas  competencias  exista  una  efectiva  congruencia, 
coordinación  y  participación entre  la  Federación, las  entidades  federativas,  los  municipios  y  las  Demarcaciones 
Territoriales para la planeación de la Fundación, Crecimiento, Mejoramiento, consolidación y Conservación de los 
Centros  de  Población  y  Asentamientos  Humanos,  garantizando  en  todo  momento  la  protección  y  el  acceso 
equitativo a los espacios públicos;  

IV. 

Definir los principios para determinar las Provisiones, Reservas, Usos del suelo y Destinos de áreas y predios que 
regulan la propiedad en los Centros de Población, y de la política pública en la materia. 

Propiciar  mecanismos  que  permitan  la  participación  ciudadana  en  particular  para  las  mujeres,  jóvenes  y  personas  en 
situación  de  vulnerabilidad,  en  los  procesos  de  planeación  y  gestión  del  territorio  con  base  en  el  acceso  a  información 
transparente, completa y oportuna, así como la creación de espacios e instrumentos que garanticen la corresponsabilidad 
del gobierno y la ciudadanía en la formulación, seguimiento y evaluación de la política pública en la materia. 

La planeación, regulación y gestión de los Asentamientos Humanos, Centros de Población y la Ordenación Territorial, deben 
de conducirse en apego a los siguientes principios de política pública: 

•  Derecho a la ciudad. Garantizar a todos los habitantes de un Asentamiento Humano o Centros de Población el 

acceso a la vivienda, infraestructura, equipamiento y servicios básicos, a partir de los derechos reconocidos por la 
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y los tratados internacionales suscritos por México en la 
materia;  

•  Equidad e inclusión. Garantizar el ejercicio pleno de derechos en condiciones de igualdad, promoviendo la cohesión 

social  a  través  de  medidas  que  impidan  la  discriminación,  segregación  o  marginación  de  individuos  o  grupos. 
Promover el respeto de los derechos de los grupos vulnerables, la perspectiva de género y que todos los habitantes 
puedan decidir entre una oferta diversa de suelo, viviendas, servicios, equipamientos, infraestructura y actividades 
económicas de acuerdo a sus preferencias, necesidades y capacidades;  

- 10 -

EL ESTADO DE COLIMA