jueves 28 de octubre de 2021

Periódico Oficial No. 191  

3

en un ejercicio de la función pública electoral que abone a la consolidación del Estado Constitucional
Democrático en Chiapas.

Este  ajuste  constitucional  se  plantea  razonable  ante  los  cambios  que  han  devenido  en  el  Órgano
Jurisdiccional  de  siete  a  tres  magistraturas,  de  tal  forma  que  pueda  establecerse  una  participación
igualitaria de los integrantes del Pleno del Tribunal en una Presidencia que dure un periodo idóneo
para el logro del mejoramiento institucional.

Estas  mismas  razones  han  sostenido  que  órganos  de  relevancia  en  la  estructura  jurisdiccional
electoral  de  nuestro  país  como  las  Salas  Regionales  del  Tribunal  Electoral  del  Poder  Judicial  de  la
Federación,  cuya  integración  es  de  tres  magistraturas,  contemplen  el  periodo  de  tres  años  para  la
duración  del  cargo  de  su  Presidencia,  por  lo  que,  esta  modificación  hace  consonancia  con  tales
previsiones,  como  se  desprende  del  artículo  177  de  la  Ley  Orgánica  del  Poder  Judicial  de  la
Federación.

Por otra parte, en este andamiaje que, además es dinámico, es pertinente realizar modificaciones a
otras instituciones fundamentales de la democracia, como lo son los partidos políticos, para que su
funcionalidad y finalidades se logren acorde a la realidad circundante y al panorama actual que exige
una  mayor  necesidad  de  escuchar  la  voluntad  popular  a  través  de  más  y  variados  procesos  de
participación  ciudadana,  en  un  contexto  en  el  que  también  es  una  exigencia  apremiante  el  uso
racional, íntegro, eficiente, prioritario y austero de los recursos públicos del Estado.

En  esta  tesitura,  es  de  relevada  importancia  establecer  un  modelo  congruente  con  tal  contexto  del
financiamiento público de los partidos políticos locales y nacionales que, además resulta acorde con
los criterios sustentados por los Tribunales Constitucionales de nuestro país, en el sentido de que el
financiamiento  público ordinario a nivel estatal para los partidos políticos  nacionales que conserven
su registro en las entidades federativas se encuentra en el ámbito de configuración de las legislaturas
locales.

La Ley General de Partidos Políticos, en lo relativo al financiamiento público estatal para los partidos
locales,  da  pautas  precisas  para  su  otorgamiento  y  distribución;  y  en  el  caso  del  financiamiento
público  estatal  para  los  partidos  políticos  nacionales  con  presencia  en  la  Entidad,  únicamente  se
establece  la  obligación  de  otorgarlo  entre  todos  aquellos  que  tengan  derecho  a  percibirlo;  así,  la
modificación que se realiza da coherencia a la naturaleza y finalidad de los partidos políticos que, si
bien  tienen  garantizado  su  acceso  al  financiamiento  público,  lo  cierto  es  también  que  puede
reconocérseles su participación a tal derecho como entes locales o nacionales.

Este ajuste armoniza plenamente las disposiciones aplicables del régimen constitucional y legal del
financiamiento  público  de  los  partidos  políticos  con  el  reconocimiento  de  las  realidades  diversas  y
plurales  de  cada  entidad  federativa  del  país,  con  la  finalidad  última  de  garantizar  que  los  partidos
políticos continúen eficazmente en la promoción de la participación del pueblo en la vida democrática.

En  cumplimiento  a  lo  dispuesto  por  el  artículo  124  de  la  Constitución  Política  Local,    en  Sesión  de
fecha  26 de  octubre  del  año  2021,  la  Sexagésima  Octava  Legislatura  del  Honorable  Congreso  del