PERIÓDICO OFICIAL DEL ESTADO

PÁG. 11

San Francisco de Campeche,

Cam., Octubre 12 de 2021

une con CARMEN MANUEL CAN GONGORA, en virtud 

de que dicha disolución no está sujeta a su conformidad, 

pues decidir si una persona dese continuar casada o 

no,  forma  parte  del  derecho  al  libre  desarrollo  de  la 

personalidad, pues es un aspecto que forma parte de la 

manera en que el individuo desea  proyectarse y vivir su 

vida, por lo tanto en un derecho autónomo y resultaría 

inconstitucional pretender el consentimiento del cónyuge 

para pronunciarse al respecto, provocando lo que el 

Divorcio sin expresión de causa evita.- 

4.-  En  efecto,  con  el  Divorcio  sin  Expresión  de  Causa, 

se evita la acusación mutua de las partes sobre quién 

fue el culpable de la ruptura del matrimonio, acusación 

que en la mayoría de las ocasiones se traduce en un 

largo, que poco a poco hace que las relaciones entre los 

cónyuges sea de un total resentimiento mutuo. Situación 

que se vuelve trascendente cuando en el matrimonio 

hubieron hijos, pues la experiencia nos muestra, que los 

hijos  también  terminan  sufriendo  las  consecuencias  de 

un juicio de divorcio tradicional. 

5.-  Por  su  parte,  el  Divorcio  sin  Expresión  de  Causa  a 

diferencia  del  Divorcio  por  Mutuo  Consentimiento  o  el 

Necesario, se centra en el elemento de voluntad, el cual 

en este caso, resulta esencial pues “sobre este elemento 

debe destacarse que la característica por excelencia 

del divorcio incausado es que puede ser solicitado por 

uno de los cónyuges aún en contra de la voluntad del 

otro y con ello es suficiente para que se decrete, en el 

divorcio incausado lo que importa solo es la voluntad del 

cónyuge que lo solicita sin importar cuál es la postura del 

otro, de tal manera que por el solo hecho de manifestar la 

voluntad de no continuar unido en matrimonio, el divorcio 

se decreta.” -

7).- Con fundamento en el ordinal 298 del Código Civil del 

Estado, se dictan las siguientes medidas provisionales 

para determinar la SITUACIÓN EN LA QUE QUEDAN 

LOS DIVORCIANTES, mientras dure el procedimiento: 

a).-  Se  declara  la  separación  física  y  material  de  los 

cónyuges CARMEN MANUEL CAN GONGORA y 

 

GABRIELA LOPEZ HUERTA, quedando capacitados 

para contraer nuevo matrimonio en cualquier momento. 

b).-   Ahora bien, en cuanto al derecho de alimentación 

de GABRIELA LOPEZ HUERTA, y toda vez que del 

acta de matrimonio se desprende que cuenta con 

aproximadamente cincuenta y nueve años, asimismo no 

señala que padezca alguna enfermedad o discapacidad 

que impidan allegarse de sus propios alimentos, por lo 

que se le dejan a salvo sus derechos para que en caso 

de necesitar alimentos, los solicite en la vía y forma legal 

correspondientes.  - 

c).-  Del acta de matrimonio se observa que el mismo fue 

celebrado bajo el régimen de SOCIEDAD CONYUGAL, 

manifestando la parte actora que dentro del tiempo que 

duró el matrimonio adquirieron un bien inmueble, por 

ende, se declara la disolución de la sociedad conyugal, 

dejando a salvo sus derechos, haciéndoles saber a las 

partes que lo referente a la repartición y división de bienes 

deberán tramitarlo en la via y forma correspondiente.  

d).-  No se decreta nada respecto a la guarda y 

custodia, convivencias, ni alimentación en razón de 

que  EMMANUEL DE JESUS, WILLIAN  ZULEYMA 

DEL CARMEN, todos de apellidos CAN LOPEZ,  hijos 

habidos en el matrimonio, ya que los mismos han 

alcanzado la mayoría de edad,  lo cual se corrobora con 

las copias certificadas de las actas de nacimiento de los 

antes mencionados; por lo que se dejan expeditos sus 

derechos para que en caso de necesitar alimentos por 

parte de su progenitor, los hagan valer en la vía y forma 

legal correspondiente. - 

8).-  Resulta  conveniente  aclarar  que  esta  resolución 

en la que se está decretando la disolución del vínculo 

matrimonial es de tipo declarativa, por tanto, no requiere 

que cause ejecutoria de manera expresa, ya que no se 

establecen obligaciones personales ni reales a cargo de 

ninguna de las partes, sino se ha limitado a declarar la 

existencia de una situación jurídica.- 

9).-De conformidad con el artículo 124 del Código Civil 

del Estado, requiérase a CARMEN MANUEL CAN 

GONGORA, para que dentro del término de tres días 

hábiles, anexe el pago del derecho de inscripción del 

divorcio  correspondiente,  para  los  efectos  legales  del 

artículo  308  ibídem,  con  la  finalidad  de  girar  oficio  al 

Oficial del Registro Civil, para la inscripción del divorcio 

en el momento procesal oportuno.

10).- Ahora bien, dado lo vertido y solicitado por la asesor 

técnico de la parte actora, en su escrito de cuenta, 

primeramente, se tiene que de una revisión minuciosa 

de los autos se advierte  que en el presente asunto se 

han realizado las gestiones pertinentes para indagar 

sobre el domicilio de GABRIELA LOPEZ HUERTA, en el 

que se han girado oficios a diversas dependencias en el 

estado, y hasta la presente no se ha encontrado domicilio 

alguno, asimismo con fecha veintidós de enero del dos 

mil veintiuno, se desahogaron las testimoniales, para 

acreditar la ignorancia de domicilio de la demandada en 

el presente asunto, por lo anterior, es pertinente citar la 

siguiente tesis jurisprudencial que textualmente dice:- 

 “EMPLAZAMIENTO POR EDICTOS. El objeto de la 

primera  notificación,  es  hacer  saber  al  demandado  los 

motivos  de  la  demanda  para  que  pueda  defenderse 

y  no  basta  la  afirmación  del  actor  sobre  la  ignorancia 

del domicilio de la parte reo, para que el allanamiento 

a  juicio  se  efectúe  por  edictos,  pues  en  todo  caso,  es 

indispensable demostrar que se llevaron a cabo gestiones 

para tratar de averiguarlo, en ausencia de ellas no debe