II. 

TRÁMITE 

23. 

Admisión  y  trámite.  El  Presidente de  esta  Suprema Corte  de  Justicia  de  la  Nación  ordenó  formar  y  registrar  el 
expediente relativo a la presente controversia constitucional con el número 121/2020 y lo turnó al Ministro Juan Luis 
González Alcántara Carrancá para que fungiera como instructor. 

24. 

El  Ministro  instructor, en auto  de diecisiete de septiembre de dos  mil  veinte, admitió  la  demanda  de  controversia 
constitucional,  tuvo  como  demandados  a  los  Poderes  Ejecutivo  y  Legislativo  del  Estado  de  Colima,  así  como  al 
Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental del Estado, a quienes emplazó para que formularan su 
contestación, y dio vista a la Fiscalía General de la República, así como a la Consejería Jurídica del Gobierno Federal, 
para que manifestaran lo que a su representación correspondiera. 

25. 

Contestación  del  Órgano  Superior  de  Auditoría  y  Fiscalización  Gubernamental  del  Estado.  Este  órgano 
demandado, por conducto de la Auditora Superior, en su contestación señala, en síntesis, que se actualiza la causal 
de sobreseimiento prevista en la fracción III del artículo 20 de la Ley Reglamentaria de la materia, en virtud de que 
no existe el acto materia de la controversia que la parte actora atribuye al Órgano Superior de Auditoría, pues a la 
fecha no se ha iniciado investigación alguna por parte de ese Órgano, derivado del exhorto legislativo de veinticuatro 
de abril de dos mil veinte, en contra del Presidente Municipal de Colima, por carecer de competencia constitucional 
y legal para ello. 

26. 

Se precisa que ese Órgano, mediante oficio 830/2020 de siete de mayo de dos mil veinte, dio contestación al Acuerdo 
de exhortación del legislativo de mérito, haciéndole saber al Congreso Estatal que dicho órgano es incompetente 
para  llevar  a  cabo  la  investigación  solicitada,  pues  de  conformidad  con  la  normativa  aplicable,  solamente  se 
encuentra facultado para aplicar la ley con la finalidad de investigar faltas administrativas graves dentro del ámbito 
de  su  competencia,  siendo  que  en  el  caso,  la autoridad  fiscalizadora no había  formulado ningún  requerimiento o 
resolución  vinculatoria  al  Presidente  Municipal  en  el  que  haya  proporcionado  información  falsa,  haya  omitido 
respuesta alguna, o haya retrasado deliberadamente y sin justificación la entrega de información, que configuraran 
los elementos de procedibilidad para realizar una investigación. 

27. 

Además, argumenta que en relación con los conceptos de invalidez que pretende hacer valer el Municipio actor en 
contra  de  ese  órgano,  deben desestimarse  por  inoperantes, en virtud  de  que  no  existe  el  acto  combatido  que  la 
accionante atribuye a esa entidad de fiscalización. 

28. 

Contestación del Poder Ejecutivo del Estado de Colima. El Poder Ejecutivo Estatal, por conducto de su consejero 
jurídico, manifiesta, en síntesis, que no existe ningún acto por medio del cual el Poder Ejecutivo invada la esfera de 
competencias del Municipio actor, puesto que la adición al artículo 8 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo del 
Estado de Colima no necesita promulgación del Poder Ejecutivo del Estado, ni podía ser objeto de veto, únicamente 
le fue turnada a ese Poder para los efectos de su publicación, de conformidad con el artículo 32 de la Constitución 
local  y  el  diverso 11 de  la  Ley  Orgánica del  Poder  Legislativo del  Estado.  Por ende, el  acto  impugnado  inició  su 
vigencia desde el momento de su aprobación por el Poder Legislativo local. 

29. 

Además, precisa que el Poder Ejecutivo se encuentra obligado por la normativa señalada a publicar las reformas y 
adiciones que el Poder Legislativo realice a su Ley Orgánica y a su Reglamento. En consecuencia, se actualiza la 
causal de sobreseimiento establecida en el artículo 20, fracción III, de la Ley Reglamentaria de la materia, al ser 
inexistente el acto materia de la presente controversia. 

30. 

Contestación  del  Poder  Legislativo  del  Estado  de  Colima.  El  Poder  Legislativo  local,  por  conducto  de  su 
Presidente de la Mesa Directiva, argumenta, en síntesis, que la controversia constitucional es improcedente al  no 
haberse agotado la vía legalmente prevista para la solución del conflicto, pues en sí, lo que debió de haber promovido 
era el juicio de amparo contra leyes, ya que no existe invasión de competencias o alteración en la integración del 
Ayuntamiento de Colima por parte del Congreso Estatal. La facultad que establece el artículo impugnado no consiste 
en prejuzgar sobre el quehacer del Ayuntamiento, ni mucho menos invadir su competencia.  

31. 

El interés de la colectividad, continúa el Poder Legislativo, debe prevalecer sobre el interés particular de cualquier 
gobernante o gobierno, sea del orden estatal o municipal. En el tema específico, la determinación del Ayuntamiento 
de Colima de cerrar definitivamente la Procesadora Municipal de Carne durante la pandemia del virus SARS-CoV-2, 
que es un servicio público que constitucionalmente está obligado a prestar, hizo necesario que el Congreso Estatal 
solicitara la comparecencia de dicho Ayuntamiento para que explicara los motivos del cierre de esa procesadora, sin 
que ello implicara que el Congreso analizara el asunto y lo calificara como ilegal. 

- 6 -

EL ESTADO DE COLIMA