32. 

Además,  el artículo  impugnado no otorga derechos ni  impone  obligaciones al  Ayuntamiento de Colima, para que 
alegue  una  invasión  de  competencias.  Por  tanto,  lo  procedente  era  promover  un  amparo  contra  leyes  y  no  una 
controversia constitucional. 

33. 

El  artículo  impugnado  no  invade  la  competencia  del  Ayuntamiento,  pues de  conformidad  con el  artículo  36 de  la 
Constitución  local,  el  Congreso  Estatal  tiene  la  atribución,  con  el  auxilio  del  Órgano  Superior  de  Auditoría  y 
Fiscalización  Gubernamental  del  Estado,  de  revisar  y  fiscalizar  la  Cuenta  Pública  de  los  poderes  del  Estado,  los 
órganos autónomos, los municipios y las entidades paraestatales y paramunicipales, con el objeto de evaluar los 
resultados  de  la  gestión  financiera.  La  revisión  será  legal,  económica,  financiera  y  contable  del  ingreso  y  gasto 
público. Asimismo, el Congreso fiscalizará las acciones de los referidos entes públicos en materia de fondos, recursos 
locales y deuda pública. 

34. 

Del artículo impugnado, se desprende que el Congreso podrá citar a cualquier servidor público de la Administración 
Pública Estatal o Paraestatal, Municipal o Paramunicipal, o a personas que hayan manejado recursos de la hacienda 
pública para el efecto de informar y explicar hechos o circunstancias que por su naturaleza resulten de trascendencia 
para la sociedad o el buen desempeño del servicio público. En consecuencia, si a la procesadora le eran dotados 
recursos  públicos,  entonces  fue  legal  que  se  le  llamara  al  Presidente  Municipal  para  el  efecto  de  que  diera  una 
explicación del motivo de la extinción de dicha procesadora. Máxime que dicho organismo fue creado mediante un 
decreto de ley emitido por el Congreso y no por el Ayuntamiento; ley que continúa vigente. No obstante lo anterior, 
el  Ayuntamiento  extinguió  la  procesadora,  cerró  la  planta  y  liquidó  a  los  trabajadores,  situación  que  afecta  a  los 
trabajadores, al sector ganadero y en general a la población que consume carne. El Ayuntamiento, previo a declarar 
su extinción, debió solicitar al Congreso Estatal la derogación de la ley que creó la procesadora. 

35. 

La citación a que se refiere el artículo impugnado sólo es para informar y explicar hechos o circunstancias que por 
su naturaleza resulten de trascendencia para la sociedad o el buen desempeño del servicio público, en ninguna parte 
de la norma se establece que derivado de esa citación se determinará la inconstitucionalidad o legalidad de los actos 
emitidos por las autoridades públicas, ni mucho menos se imponen o restringen derechos u obligaciones. 

36. 

Extinguir  una  procesadora  de  carne,  donde  se  sacrificaban  animales  para  consumo  humano,  en  medio  de  una 
pandemia mundial, ha propiciado que la matanza de animales se realice de manera clandestina lo que ha generado 
una gran preocupación en la ciudadanía, pues no se tiene la certeza de que la carne cuente con todos los protocolos 
adecuados para su distribución. 

37. 

Además, a la fecha no se ha emitido ninguna sanción al Presidente del Ayuntamiento derivado de que éste no acudió 
a la citación, únicamente se giró un Acuerdo de exhortación al Órgano Superior de Auditoría para que realizara una 
investigación, sin que de ello se desprenda una sanción. 

38. 

Por  otra  parte,  afirma  que  el  artículo  impugnado  no  viola  el  principio  de  legalidad.  De  conformidad  con  la 
jurisprudencia  de  rubro:  “FUNDAMENTACIÓN  Y  MOTIVACIÓN.  SU  CUMPLIMIENTO  CUANDO  SE  TRATE  DE 
ACTOS QUE NO TRASCIENDAN, DE MANERA INMEDIA

TA, LA ESFERA JURÍDICA DE LOS PARTICULARES”, 

cuando el acto impugnado no trasciende de forma directa en la esfera de los particulares, como sucede en el caso, 
basta  que  exista  la  facultad  del  órgano  para  realizar  la  conducta  desplegada.  Premisa  que  se  satisfizo,  pues  de 
conformidad con la Constitución Local, la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado de Colima y su Reglamento, 
el  Congreso  Estatal  tiene  facultades para  presentar  iniciativas  de  ley,  aprobar  leyes,  emitir  decretos  y  solicitar  al 
Gobernador su promulgación y publicación. 

39. 

Asimismo,  se  cumplió  con  la  garantía  de  debida  motivación,  pues  la  conducta  de  la  autoridad  contaba  con  los 
antecedentes fácticos o circunstancias de hecho suficientes para afirmar que es correcta la aplicación que llevó a 
cabo el Congreso Local de tales preceptos. Esto es, la Comisión de Estudios Legislativos y Puntos Constitucionales 
del Congreso del Estado de Colima emitió el dictamen correspondiente a la iniciativa de reforma. En sesión ordinaria 
se sometió el dictamen al Pleno del Congreso, donde se aprobó por mayoría calificada. 

40. 

Opinión  de  la  Fiscalía  General  de  la  República  y  de  la  Consejería  Jurídica  del  Gobierno  Federal.  Estos 
servidores públicos no rindieron opinión en esta controversia constitucional. 

41. 

Audiencia. Substanciado el procedimiento en la presente controversia constitucional se celebró la audiencia prevista 
en el artículo 29 de la Ley Reglamentaria de las Fracciones I y II del artículo 105 de la Constitución Política de los 

EL ESTADO DE COLIMA

- 7 -