137.  En ese orden de ideas, se puede establecer que este Tribunal Pleno ha entendido que se deben analizar de forma 

restrictiva  las  facultades  otorgadas  a  las  entidades  federativas  respecto  de  actos  con  incidencia  en  aspectos 
esenciales para el despliegue de la vida institucional de los Municipios, lo que busca evitar arbitrariedades por parte 
de aquéllos; mientras que las garantías que se otorgan a favor de los Ayuntamientos se deben entender en el sentido 
de que buscan que su autonomía se pueda desplegar en modo pleno y eficaz. 

138.  Esa misma lógica es aplicable al analizar las normas secundarias, es decir, una norma secundaria que otorgue o 

desarrolle  facultades a  favor del  Estado  que  tengan  incidencia en  la vida municipal,  sólo será  válida  cuando esa 
facultad encuentre sustento en la Constitución Federal y si el desarrollo que se hace de la misma es el necesario 
para hacer efectiva dicha facultad, siempre respetando la autonomía municipal. 

139.  En el caso concreto, se impugna el artículo 8, fracción IV, de la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado de 

Colima, que dice: 

 

“Artículo 8º.- El Congreso o una comisión legislativa podrá citar a cualquier servidor público de la 

Administración  Pública  Estatal  o  Paraestatal,  Municipal  o  Paramunicipal,  o  a  personas  físicas  o 
morales que hayan manejado recursos de la hacienda pública, en los siguientes casos: 

I.- Cuando se encuentre en estudio una iniciativa para la expedición o reformas de un ordenamiento 
relacionado con el área de su competencia; 

II.- Para ampliar el contenido del informe anual rendido por el Gobernador del Estado, de conformidad 
al procedimiento establecido en el artículo 31 de la Constitución Local; o 

III.- Cuando exista la necesidad de conocer información sobre la aplicación de las políticas públicas en 
el ámbito de su competencia; o 

IV.-  Para  informar  y  explicar  hechos  o  circunstancias  que  por  su  naturaleza  resulten  de 
trascendencia para la sociedad o el buen desempeño del servicio público

”. 

140.  En la porción normativa impugnada, esto es, la fracción IV del artículo 8 de la Ley impugnada, se establece que el 

Congreso estatal o una de sus comisiones legislativas podrá citar a cualquier servidor público Municipal para informar 
y explicar hechos o circunstancias que por su naturaleza resulten de trascendencia: a) para la sociedad o, b) para el 
buen desempeño del servicio público. 

141.  Este Tribunal Pleno estima que dicha norma es inconstitucional porque afecta al ámbito de atribuciones del Municipio, 

ya  que  el  artículo  impugnado  vulnera  el  régimen  previsto  en  la  Constitución  Política  de  los  Estados  Unidos 
Mexicanos, específicamente en su artículo 115, fracción I

48

; en la medida de que se permite al Congreso del Estado 

de Colima someter a los servidores públicos del orden municipal para atender las citaciones que de manera unilateral 
les  hace  el  Poder Legislativo,  asignándose  de manera  indebida  funciones  que no  son propias  y  que  no  las  tiene 
asignadas constitucionalmente, razón por la cual se invade el ámbito de competencias del Municipio actor.  

142.  En efecto,  la norma  general  impugnada  permite  al  Poder  Legislativo estatal  someter a  los  funcionarios del orden 

municipal a atender a las citaciones que le hace de manera unilateral aquel Poder para que le informe, ya sea sobre 
hechos que a juicio de la legislatura sean de trascendencia para la sociedad, o bien, sobre el desempeño del servicio 
público  a  su  cargo;  esto  sin  tener  esa  facultad  constitucional,  lo  que  rompe  con  el  equilibrio  de  fuerzas  entre  el 
Municipio y la entidad federativa, que está diseñado en el sistema constitucional. 

143.  En  atención  a  los  principios  de  autonomía  municipal  y  supremacía  constitucional,  dado  que  el  sistema  de 

competencias  entre  la  entidad  federativa  y  los  municipios  procede  directa  y  exclusivamente  de  la  Constitución 
Federal, las legislaturas estatales sólo podrían establecer supuestos para mandar a citar a funcionarios municipales 
cuando  así  lo  permitiera  la  Constitución  Federal,  ya  sea  expresa  o  implícitamente  cuando  esa  función  resultara 

                                                 

48

 “Artículo 115. Los estados adoptarán, para su régimen interior, la forma de gobierno republicano, representativo, democrático, laico y popular, teniendo como 

base de su división territorial y de su organización política y administrativa, el municipio libre, conforme a las bases siguientes: 
I. Cada Municipio será gobernado por un Ayuntamiento de elección popular directa, integrado por un Presidente o Presidenta Municipal y el número de regidurías 
y sindicaturas que la ley determine, de conformidad con el principio de paridad. La competencia que esta Constitución otorga  al gobierno municipal se ejercerá 
por el Ayuntamiento de manera exclusiva y no habrá autoridad intermedia alguna entre éste y el gobierno del Estado. 
Las Constituciones de los estados deberán establecer la elección consecutiva para el mismo cargo de presidentes municipales, regidores y síndicos, por un período 
adicional, siempre y cuando el periodo del mandato de los ayuntamientos no sea superior a tres años. La postulación sólo podrá ser realizada por el mismo partido 
o por cualquiera de los partidos integrantes de la coalición que lo hubieren postulado, salvo que hayan renunciado o perdido su militancia antes de la mitad de su 
mandato. (…)”   
 

EL ESTADO DE COLIMA

- 25 -