imposibilitado  para  ejercerlos  o  prestarlos;  en  este  caso,  será  necesaria  solicitud  previa  del  ayuntamiento 
respectivo, aprobada por cuando menos las dos terceras parte

s de sus integrantes; y […]”. 

157.  De esta  forma, para hacer  posible  la  transferencia a  la entidad  federativa  de  la prestación de  un servicio  público 

municipal y, al mismo tiempo, salvaguardar el ámbito competencial del Municipio, es indispensable que exista una 
solicitud previa del ayuntamiento involucrado.

55

 

158.  Así, el precepto en estudio debe interpretarse en el sentido de que cuando no exista convenio entre una entidad 

federativa  y  sus  Municipios en  relación  con  la prestación  de  funciones o  servicios públicos,  el  Ayuntamiento, por 
acuerdo de las dos terceras partes de sus integrantes, podrá solicitar a la legislatura que el gobierno estatal asuma 
la  función  o  servicio  público  de  que  se  trate,  quedando  para  la  legislatura  la  emisión de normas  que  regulen  los 
términos  de  la  asunción  de  éstos  por  parte  del  Gobierno  del  Estado,  así  como  el  dictamen  correspondiente  que 
califique la imposibilidad del ejercicio de la función o de la prestación del servicio por el ayuntamiento, sin que de 
ninguna manera se pueda interpretar que la legislatura puede citar a los servidores públicos del ayuntamiento so 
pretexto de estar vigilando oficiosamente tal circunstancia, ni mucho menos puede determinar la asunción de manera 
unilateral, dado que un presupuesto necesario para la actualización del supuesto que marca la Constitución es la 
solicitud previa del Municipio, cuestión que es una facultad exclusiva del ayuntamiento.

56

 

159.  Finalmente,  se  debe  señalar  que,  contrario  a  lo  que  argumenta  el  Poder  demandado,  la  facultad  para  citar  a 

servidores públicos municipales que establece el artículo impugnado no puede derivar de la facultad de revisión y 
fiscalización de la cuenta pública. 

160.  El artículo 115, fracción IV, de la Constitución Federal establece 

que “[l]as legislaturas de los Estados aprobarán las 

leyes de ingresos de los municipios, revisarán y fiscalizarán sus cuentas públicas”. 

161.  Ese artículo se debe de leer en conexión con lo que se dispone en el artículo 116, fracción II, de la Ley Fundamental: 

 

“Las legislaturas de los estados contarán con entidades estatales de fiscalización, las cuales serán órganos con 

autonomía técnica y de gestión en el ejercicio de sus atribuciones y para decidir sobre su organización interna, 
funcionamiento  y  resoluciones,  en  los  términos  que  dispongan  sus  leyes.  La  función  de  fiscalización  se 
desarrollará conforme a los principios de legalidad, imparcialidad y confiabilidad. Asimismo, deberán fiscalizar las 
acciones  de  Estados  y  Municipios  en  materia  de  fondos,  recursos  locales  y  deuda  pública.  Los  informes  de 
auditoría de las entidades estatales de fiscalización tendrán carácter público

”. 

162.  De los citados preceptos se advierte con claridad que se faculta a las legislaturas de las entidades federativas para 

fiscalizar  las  cuentas  públicas  de  los  ayuntamientos  por  conducto  de  la  entidad  de  fiscalización

57

  y,  por  tanto,  la 

reglamentación de dicha facultad debe establecerse en las Constituciones y leyes locales. 

163.  Este  Tribunal  Pleno  ha  considerado  que  la  citada  facultad  junto  con  la  de  aprobación  de  leyes  de  ingresos  y 

determinación del Presupuesto de Egresos Municipales tienen, entre otras finalidades, la de revelar el estado de las 
finanzas públicas, así como asegurar la realización transparente de los planes de desarrollo y sus programas, lo cual 
se  logra  mediante  la  verificación  de  la  asignación  adecuada  de  los  recursos  disponibles,  el  control,  vigilancia  y 
fincamiento de responsabilidades correspondientes.

58

 

                                                 

55

  Al  respecto,  el  Dictamen  de  la  Comisión  de  Gobernación  y  Puntos  Constitucionales  de  la  Cámara  de  Diputados  establece:  “4.3  Una  de  las  reformas  más 

importantes que se introducen en el presente decreto es, sin duda, la referente a la fracción III que contiene un catálogo de competencias exclusivas. 
Este  aspecto,  está  planteado  en  las  iniciativas  en  estudio,  por  lo  cual,  la  comisión  que  suscribe  estima  procedente  eliminar  el  concurso  de  los  estados  en  las 
funciones y servicios establecidos en la nueva fracción III, para que queden con dicho doble carácter (función y servicio púb lico), las materias descritas en los 
incisos correspondientes en calidad de competencias municipales exclusivas, sin perjuicio del mecanismo de transferencia previsto en los incisos c) y d) de la ya 
explicada nueva fracción II. 
[…] 
De todo lo anterior, se debe concluir que se trata de funciones y servicios del ámbito municipal, para que se ejerzan o se presten exclusivamente por su órgano de 
Gobierno: el ayuntamiento y la administración Pública Municipal que le deriva”. 
Por cuanto se refiere específicamente al contenido de la fracción II, inciso d) del artículo 115, se señaló: “4.2.4 En el inciso d), se prevé que la ley estatal contemple, 
con base en el ámbito de competencia exclusiva municipal, el procedimiento y las condiciones para que el Ayuntamiento transfi era la prestación de un servicio 
público o el ejercicio de una función a su cargo, en favor del Estado. Ello mediante la solicitud del Ayuntamiento a la legislatura, cuando no haya convenio con 
el gobierno estatal de que se trate”. 

56

 Véase las consideraciones sostenidas en la controversia constitucional 14/2001 ya citada.  

57

 En la reforma de mil novecientos noventa y nueve al artículo 115 constitucional, se agregó el término “fiscalizarán”, refiriéndose a la actuación de la legislatura 

respecto de la cuenta pública municipal. En el Dictamen de la Comisión de gobernación y Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, se explicó la razón 
de  tal  adición  de  la  siguiente  manera:  “A  juicio  de  la  Comisión  suscrita,  la  incorporación  del  término  fiscalización  atiende  el  sentido  que  anima  la  reforma 
constitucional en curso de su artículo 79, misma que daría lugar a la creación de la entidad de fiscalización superior”. 

58

  Resulta  aplicable  el  criterio  P./J.  72/2000,  de  rubro:  “CONTROVERSIA  CONSTITUCIONAL.  LOS  ARTÍCULOS  45 Y  58, FRACCIÓN  VI,  DE  LA 

CONSTITUCIÓN  POLÍTICA  DEL  ESTADO  DE  TAMAULIPAS,  QUE  FACULTAD  AL  CONGRESO  DE  ESA  ENTIDAD  PARA  REVISAR  Y 

- 28 -

EL ESTADO DE COLIMA