Página 8 

  PERIÓDICO OFICIAL 

  24 de noviembre de 2021 

En  ese  tenor  argumentativo,  este  Tribunal 

considera  procedente  declarar  que  efectivamente  el 
PRESIDENTE 

MUNICIPAL 

DE 

OCUITUCO, 

MORELOS,  (testado),  ha  incurrido  en  desacato  de  la 
sentencia  ejecutoria  pronunciada  en  los  autos  del 
expediente administrativo TJA/5ªSERA/004/18-JDN, el 
once de septiembre de dos mil dieciocho, en donde se 
determinaron  fundadas  las  razones  de  impugnación 
hechas  valer  por  (testado),  y  se  condenó  a  pagar  las 
prestaciones consistentes en: 

No  obstante,  de  que  la  Sala  del  conocimiento, 

ha  impuesto  las  medidas  de  apremio  a  la  autoridad 
responsable,  para  el  cumplimiento  de  la  sentencia  de 
mérito;  lo  cierto  es  que  la  autoridad  vinculada,  no  ha 
realizado  la  gestiones  necesarias  para  la  observancia 
de  fallo  emitido;  se  afirma  lo  anterior,  ya  que,  de  las 
constancias  que  obran  en  autos  no  se  desprende 
manifestación  alguna  de  obstáculo  o  causa  de  fuerza 
mayor  que  impida  el  debido  acatamiento,  aunado  a 
que  tampoco  se  advierte  la  voluntad  del  mismo  a 
someterse,  pues  de  autos  se  colige  que  no  se 
realizado  pago  alguno  a  favor  del  demandante,  en 
atención  a  lo  previsto  en  el  artículo  17  de  la 
Constitución Federal. 

Es  así,  que  de  la  narración  vertida  en  párrafos 

precedentes,  es  inconcuso  que  no  se  ha  realizado 
acto  alguno  que  se  encamine  al  cumplimiento  de  la 
sentencia  ejecutoriada  ya  referida,  insistiéndose,  que, 
el derecho a la tutela judicial efectiva exige que el fallo 
judicial se cumpla cabalmente y que el inconforme sea 
repuesto en su derecho, lo contrario sería convertir las 
decisiones  judiciales  y  el  reconocimiento  de  los 
derechos  que  ellas  comportan  en  favor  de  alguna  de 
las partes, en meras declaraciones de intenciones, por 
lo  que  es  condición  indispensable,  para  que  sea 
completa  y  efectiva,  que  el  órgano  jurisdiccional  vele 
porque sus resoluciones se ejecuten, en la medida de 
lo  posible,  en  sus  propios  términos,  en  tanto  la 
ejecución  eficaz  e  inmediata  de  las  sentencias  es  de 
interés público. 

Por todo ello, es que no hay justificación para el 

incumplimiento de la sentencia dictada por el pleno de 
este  tribunal  del  once  de  septiembre  de  dos  mil 
dieciocho,  por  parte  de  (testado),  quien  funge  como 
PRESIDENTE 

MUNICIPAL 

de 

OCUITUCO, 

MORELOS,  puesto  que  no  se  advierten  actos 
tendientes  a  cumplir  cabalmente  con  la  sentencia 
ejecutoria  referida,  emitida  por  el  pleno  de  este 
tribunal,  demostrando  una  depreciación  a  la  cosa 
juzgada,  conducta  que  contraviene  la  garantía  de 
tutela judicial efectiva.  

En esa misma línea  de razonamiento, se trae a 

colación  lo  que  la  Corte  Interamericana  de  Derechos 
Humanos;  que  en  términos  del  artículo  133

15

  de  la 

Constitución  Federal,  tiene  jerarquía  de  Ley  suprema; 
resolvió en la Sentencia dictada en fecha ocho de julio 
de  dos  mil  veinte,  en  el  caso  (testado),  VS 
COLOMBIA, respecto de las circunstancias en las que 
un  servidor  público  electo  democráticamente  puede 
ser  destituido  o  inhabilitado;  sentencia  de  la  que  se 
extraen los siguientes fragmentos: 

“….del  artículo  23.2  de  la  Convención  se 

desprenden  los  requisitos  para  que  proceda  la 
restricción de los derechos políticos reconocidos en el 
artículo  23.1  como  consecuencia  de  una  sanción  de 
destitución  e  inhabilitación  de  un  funcionario  público 
democráticamente 

electo……En el caso de la sanción 

impuesta  al  (testado),  ninguno  de  estos  requisitos  se 
cumplió, pues el órgano que impuso dicha sanción no 
era  “un  juez  competente”,  no  hubo  “condena”  y  las 
sanciones  no  se  aplicaron  como  resultado  de  un 
“proceso penal”.

16

 

…La  Corte  ya  concluyó  anteriormente  que  una 

sanción  de  inhabilitación  o  destitución  de  un 
funcionario  público  democráticamente  electo  por  vía 
de  autoridad  administrativa  y  no  “por  condena,  por 

juez  competente,  en  proceso  penal”,  es  contraria  al 
artículo  23.2  de  la  Convención  y  al  objeto  y  fin  de  la 
Convención.

17

 

..De  esta  forma,  se  desprende  que  cualquier 

órgano  del  Estado  que  ejerza  funciones  de  carácter 
materialmente  jurisdiccional,  tiene  la  obligación  de 
adoptar  resoluciones  apegadas  a  las  garantías  del 
debido  proceso  legal  en  términos  del  artículo  8.1

18

  de 

la Convención Americana

19

…  Particularmente,  en  el  caso  (testado),  vs. 

Guatemala,  la  Corte  destacó  que  “el  derecho 
disciplinario forma parte  del derecho sancionador (…) 
en  la  medida  en  que  está  compuesto  por  un  conjunto 
de  normas  que  permiten  imponer  sanciones  a  los 
destinatarios que realicen una conducta definida como 
falta  disciplinaria”,  por  lo  que  “se  acerca  a  las 

previsiones  del  derecho  penal”  y,  en  razón  de  su 
“naturaleza sancionatoria”, las garantías procesales de 

este  “son  aplicables  mutatis  mutandis  al  derecho 
disciplinario”

20

 (Sic). 

                                                      

15

  Artículo  133.  Esta  Constitución,  las  leyes  del  Congreso  de  la 

Unión  que  emanen  de  ella  y  todos  los  tratados  que  estén  de 
acuerdo  con  la  misma,  celebrados  y  que  se  celebren  por  el 
Presidente  de  la  República,  con  aprobación  del  Senado,  serán  la 
Ley  Suprema  de  toda  la  Unión.  Los  jueces  de  cada  entidad 
federativa  se  arreglarán  a  dicha  Constitución,  leyes  y  tratados,  a 
pesar  de  las  disposiciones  en  contrario  que  pueda  haber  en  las 
Constituciones o leyes de las entidades federativas. 

16

 Página 37 párrafo 100 de la sentencia 

17

 Página 44, párrafo 114 de la sentencia. 

18

 Toda persona tiene derecho a ser oída, con las debidas garantías 

y  dentro  de  un  plazo  razonable,  por  un  juez  o  tribunal  competente, 
independiente e imparcial, establecido con anterioridad por la ley, en 
la sustanciación de cualquier acusación penal formulada contra ella, 
o  para  la  determinación  de  sus  derechos  y  obligaciones  de  orden 
civil, laboral, fiscal o de cualquier otro carácter. 

19

 Página 46, párrafo 119 de la sentencia. 

20

 Página 47, párrafo 120 de la sentencia. 

Concepto 

Monto 

Indemnización de 90 días. 

(testado) 

Indemnización de 20 días por año de servicio 

(testado) 

Remuneración ordinaria diaria 

(testado) 

Aguinaldo 

(testado) 

Vacaciones 

(testado) 

Prima vacacional 

(testado) 

Prima de antigüedad 

(testado) 

Total 

(testado)