De manera adicional a dichas sanciones, se impondrá a los 
responsables  de  su  comisión,  la  pena  de  destitución  y  la 
inhabilitación  para  desempeñar  empleo,  cargo  o  comisión 
públicos,  así  como  para  participar  en  adquisiciones, 
arrendamientos, servicios u obras públicas, concesiones de 
prestación  de  servicio  público  o  de  explotación, 
aprovechamiento y uso de bienes de dominio del Estado por 
un plazo de uno a veinte años, atendiendo a los siguientes 
criterios: 
 
I.  Será  por  un  plazo  de  uno  hasta  diez  años  cuando  no 
exista daño o perjuicio o cuando el monto de la afectación o 
beneficio obtenido por la comisión del delito no exceda de 
doscientas veces  el  valor  diario  de  la  unidad  de  medida y 
actualización; y 
 
II. Será por un plazo de diez a veinte años si dicho monto 
excede el límite señalado en la fracción anterior. 
 
Para  efectos  de  lo  anterior,  el  juez  deberá  considerar,  en 
caso  de  que  el  responsable  tenga  el  carácter  de  servidor 
público, además de lo previsto en el artículo 233 Bis de este 
Código,  los  elementos  del  empleo,  cargo  o  comisión  que 
desempeñaba cuando incurrió en el delito. 
 
Cuando  el  responsable  tenga  el  carácter  de  particular,  el 
juez  deberá  imponer  la  sanción  de  inhabilitación  para 
desempeñar un cargo público, así como para participar en 
adquisiciones,  arrendamientos,  concesiones,  servicios  u 
obras públicas, considerando, en su caso, lo siguiente: 
 
I.  Los  daños  y  perjuicios  patrimoniales  causados  por  los 
actos u omisiones; 
 
II. Las circunstancias socioeconómicas del responsable; 
 
III. Las condiciones exteriores y los medios de ejecución; y 
 
IV. El monto del beneficio que haya obtenido el responsable. 
 
Sin  perjuicio  de  lo  anterior,  la  categoría  de  funcionario  o 
empleado  de  confianza  será  una  circunstancia  que  podrá 
dar lugar a una agravación de la pena. 
 
Cuando los delitos a que se refieren los artículos 234, 237, 
238, 239 y 242 Bis 5 del presente Código sean cometidos 
por  servidores  públicos  electos  popularmente  o  cuyo 
nombramiento  este  sujeto  a  ratificación  del  Congreso  del 
Estado, las penas previstas serán aumentadas hasta en un 
tercio. 
 

cargo  o  comisión  públicos,  así  como  para  participar  en 
adquisiciones,  arrendamientos,  servicios  u  obras  públicas, 
concesiones  de  prestación  de  servicio  público  o  de  explotación, 
aprovechamiento y uso de bienes de dominio del Estado. 
 
Tratándose  de  la  inhabilitación  temporal,  cuando  no  se  causen 
daños o perjuicios, ni exista beneficio o lucro alguno, o cuando el 
monto  de  la  afectación  o  beneficio  obtenido  por  la  comisión  del 
delito no exceda de doscientas veces el valor diario de la Unidad 
de Medida y Actualización, la inhabilitación será por un plazo de 
uno hasta diez años. 
 
En  el  caso  de  que  se  supere  el  monto  señalado  en  el  párrafo 
anterior, pero no se exceda de dos mil veces el valor diario de la 
Unidad  de  Medida  y  Actualización,  la  inhabilitación  será  por  un 
plazo de diez a veinte años. 
 
La  inhabilitación  será  definitiva  cuando  el  monto  de  la 
afectación  o  beneficio  obtenido  por  la  comisión  del  delito 
exceda de dos mil veces el valor diario de la Unidad de Medida 
y Actualización, o cuando se incurra en reincidencia. 
 
Para efectos de lo anterior, el juez deberá considerar, en caso de 
que el responsable tenga el carácter de servidor público, además 
de lo previsto en el artículo 233 Bis de este Código, los elementos 
del empleo, cargo o comisión que desempeñaba cuando incurrió 
en el delito. 
 
Cuando  el  responsable  tenga  el  carácter  de  particular,  el  juez 
deberá imponer la sanción de inhabilitación temporal o definitiva 
para  desempeñar  un  cargo  público,  así  como  para  participar  en 
adquisiciones,  arrendamientos,  concesiones,  servicios  u  obras 
públicas, considerando, en su caso, lo siguiente: 
 
I.  Los  daños  y perjuicios  patrimoniales causados  por  los actos  u 
omisiones; 
 
II. Las circunstancias socioeconómicas del responsable; 
 
III. Las condiciones exteriores y los medios de ejecución; y 
 
IV. El monto del beneficio que haya obtenido el responsable. 
 
Sin perjuicio de lo anterior, la categoría de funcionario o empleado 
de  confianza  será  una  circunstancia  que  podrá  dar  lugar  a  una 
agravación de la pena. 
 
Cuando los delitos a que se refieren los artículos 234, 237, 238, 
239  y  242  Bis  5  del  presente  Código  sean  cometidos  por 
servidores  públicos  electos  popularmente  o  cuyo  nombramiento 
este  sujeto  a  ratificación  del  Congreso  del  Estado,  las  penas 
previstas serán aumentadas hasta en un tercio. 

 

110.  De la anterior comparación, resulta patente que en el precepto impugnado existen nuevas bases para fijar el término 

de inhabilitación para los delitos por hechos de corrupción de servidores públicos o de particulares y ejercicio indebido 
de funciones.  

- 14 -

EL ESTADO DE COLIMA