VI.   Solicitar las medidas cautelares y providencias necesarias para la protección y restitución de sus derechos, y 

VII.   Impugnar ante autoridad judicial las omisiones del Ministerio Público en la investigación de los delitos, así como 

las  resoluciones  de  reserva,  no  ejercicio,  desistimiento  de  la  acción  penal  o  suspensión  del  procedimiento 
cuando no esté satisfecha la reparación del daño. 

132.  La reforma constitucional del dieciocho de junio de dos mil ocho que dio origen al contenido actual de este artículo, 

representa para esta Suprema Corte un establecimiento de los principios generales del proceso penal acusatorio 
pero también es demostrativo de una progresividad en el fortalecimiento de los derechos fundamentales del ofendido 
o víctima del delito, que viene desarrollándose desde su primer reconocimiento en la reforma del tres de septiembre 
de mil novecientos noventa y tres

34

.  

133.  En la iniciativa que dio origen a la última reforma constitucional del artículo 20, aparatado C, se expuso esencialmente 

lo siguiente. 

“(…) En el apartado C del Artículo 20 constitucional se confieren nuevos derechos a las víctimas u ofendidos de los 
delitos, a efecto de ser acorde con el nuevo sistema penal, así como con la normatividad internacional que en la 
materia ha suscrito México. 

De esta forma, en el apartado en comento, se consagraron los derechos que como garantías se consignan a favor 
de las víctimas y ofendidos por ilícitos penales. De ahí que estos derechos encomendados a la víctima u ofendido 
representan un avance en sus garantías fundamentales, que han ido creciendo para hacer más justa su participación 
en el proceso penal, con una mayor posibilidad de obtener la reparación del daño que le fue causado. 

Sin embargo, a medida que ha venido evolucionando la sociedad, han surgido nuevos aspectos con el objeto de 
proteger  más  ampliamente  los  derechos  de  la  víctima,  en  particular  es  importante  que  el  legislador  permanente 
garantice el derecho a la verdad y acceso a la justicia en la Carta Magna. 

El derecho a la verdad y el acceso y justicia no solo consiste en el derecho de toda persona conocer los hechos y 
acceder al órgano jurisdiccional, sino que también abarca también aspectos más amplios que buscan asegurar una 
respuesta efectiva por parte del sistema de justicia en aras a resolver los conflictos jurídicos, y de ese modo garantizar 
los derechos humanos de todas las personas. 

Cabe señalar que, el derecho de acceso a la justicia se encuentra establecido de forma genérica en los artículos 8 y 
25  de  la  Convención  Americana  sobre  Derechos  Humanos  y,  en  el  marco  del  Sistema  Universal  de  Derechos 
Humanos, en el artículo 14 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. 

Así que el derecho a la justicia reclama el respeto del debido proceso, el derecho de defensa, la justicia como valor 
y,  asimismo,  es  entendido  como  un  ciclo  que  incluye  la  investigación,  la  sanción  y  la  reparación  del  daño  a  las 
víctimas. 

(…)” 

134.  Como se advierte de esta transcripción, la reforma al apartado C, del artículo 20 de la Constitución Federal, publicada 

en el Diario Oficial de la Federación el dieciocho de junio de dos mil ocho, tuvo dentro de sus finalidades generar 
una  mayor  igualdad  entre  los  participantes  en  el  proceso  penal,  por  lo  que  se  extendieron  los  espacios  para  la 
participación activa de la víctima u ofendido dentro de las distintas etapas, se les otorgaron ciertas garantías para 
asegurar su no revictimización, además de que se reconoció la necesidad de otorgarles una atención integral por las 
afecciones que pudo generarles el ilícito. 

135.  Por otra parte, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, ha señalado que de conformidad con el artículo 8.1 

de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en relación con el  diverso 1.1 de la misma, 

“los Estados 

tienen la obligación de garantizar que, en todas las etapas de los respectivos procesos, las víctimas puedan hacer 
planteamientos,  recibir  informaciones,  aportar  pruebas,  formular  alegaciones  y,  en  síntesis,  hacer  valer  sus 

 

34

 Como se señaló en la contradicción de tesis 355/2019, de la que se adoptan tanto este como los subsecuentes párrafos.  

Resuelta por la Primera Sala de esta Suprema Corte de Justicia de la Nación el cinco de agosto de dos mil veinte. Por mayoría de cuatro votos de las Ministras 
Norma Lucía Piña Hernández, quien se reservó su derecho a formular voto concurrente y Ana Margarita Ríos Farjat (Ponente) y de los Ministros Jorge Mario 
Pardo  Rebolledo  y  Alfredo  Gutiérrez  Ortiz  Mena,  quien  se  reservó  su  derecho  a  formular  voto  concurrente,  en  contra  del  emitido  por  el  Ministro  Juan  Luis 
González Alcántara Carrancá (Presidente). 

- 18 -

EL ESTADO DE COLIMA