155.  Asimismo,  este  Tribunal  Pleno  al  resolver  la  acción  de  inconstitucionalidad  59/2019  y  su  acumulada  60/2019

42

 

consideró que si una sanción penal se encuentra configurada legislativamente “de forma fija”, es decir, sin establecer 
mínimos  y  máximos  punitivos,  ello  la  torna  inconstitucional,  pues  tal  inflexibilidad  no  permite  que  exista  la 
proporcionalidad y razonabilidad suficientes entre su imposición y la gravedad del delito cometido, es decir, con ello 
se impide que el juez tome en cuenta para su aplicación, entre otros factores, el daño al bien jurídico protegido así 
como el grado de reprochabilidad atribuible al sujeto activo

43

.  

156.  En el presente caso, antes de la emisión del decreto impugnado, el artículo 233 del Código Penal para el Estado de 

Colima preveía como sanciones, en adición a las privativas de libertad y económicas para aquellos que cometieran 
delitos  por  hechos  de  corrupción  de  servidores  públicos  o  de  particulares  y  ejercicio  indebido  de  funciones,  la 
inhabilitación  para  desempeñar  un  cargo  público,  así  como  para  participar  en  adquisiciones,  arrendamientos, 
concesiones, servicios u obras públicas.  

157.  Dicha inhabilitación estaba sujeta a un plazo de uno a veinte años que se fijaba primeramente en atención al grado 

de responsabilidad del sujeto activo y a la cuantificación de la afectación, la cual el legislador tasó en doscientas 
veces el valor diario de la unidad de medida y actualización.  

158.  Sin embargo, por virtud de la reforma del veintinueve de junio de dos mil diecinueve al artículo 233 impugnado, el 

legislador modificó esos parámetros de imposición para la inhabilitación temporal e incrementó la cuantía cuando el 
monto  de  afectación  o  beneficio  obtenido  exceda  de  dos  mil  veces  el  valor  diario  de  la  unidad  de  medida  y 
actualización o cuando se incurra en reincidencia

44

.  

159.  De igual forma, determinó que correspondería imponer la inhabilitación definitiva para desempeñar empleo, cargo o 

comisión  públicos,  así  como  para  participar  en  adquisiciones,  arrendamientos,  servicios  u  obras  públicas, 
concesiones de prestación de servicio público o de explotación, aprovechamiento y uso de bienes de dominio del 
Estado, cuando el monto de la afectación o beneficio obtenido por la comisión del delito excediera de dos mil veces 
el valor diario de la unidad de medida y actualización o se incurriera en reincidencia. 

160.  Analizados los extremos anteriores, este Tribunal Pleno considera que es esencialmente fundado el concepto de 

invalidez planteado, ya que la pena de inhabilitación definitiva establecida por la comisión de delitos de corrupción 
de servidores públicos o de particulares y ejercicio indebido de funciones, es contraria al artículo 22 constitucional.  

161.  Ello es así, en tanto su imposición como pena para los tipos penales regulados en ese título del Código Penal para 

el Estado de Colima, cuyo monto de afectación o beneficio obtenido exceda de dos mil veces el valor diario de la 
Unidad  de  Medida  y  Actualización  o  cuando  se  incurra  en  reincidencia,  impide  realizar  un  ejercicio  concreto  de 
individualización  en  atención  a  las  circunstancias  del  caso,  ya  que  cualquiera  que  fuera  la  conducta  omitida  o 

 

42

 Resuelta el doce de noviembre de dos mil veinte, en la que se declaró la invalidez del artículo 144, fracciones IV, inciso b), y V, en su porción normativa ‘el 

juez deberá imponer la sanción de inhabilitación perpetua bajo los términos establecidos en la fracción IV de este artículo’, del Código Penal para el Estado Libre 
y Soberano de Jalisco, que reconocía como pena adicional a las diversas establecidas en el Título Séptimo -referente al catálogo de los “Delitos por hechos de 
corrupción”- del propio Código Penal para el Estado de Jalisco, la inhabilitación de los servidores públicos, misma que podía ser impuesta desde los treinta años 
hasta en forma perpetua.  
La anterior declaratoria de invalidez fue aprobada por mayoría de ocho votos de las señoras Ministras y los señores Ministros Gutiérrez Ortiz Mena, González 
Alcántara Carrancá, Esquivel Mossa, Franco González Salas, Aguilar Morales, Pardo Rebolledo, Ríos Farjat y Presidente Zaldívar Lelo de Larrea, respecto del 
artículo  144,  fracción  IV,  inciso  b),  del  Código  Penal  para  el  Estado  Libre  y  Soberano  de  Jalisco.  La  señora  Ministra  Piña  Hernández  en  contra  de  las 
consideraciones y por razones distintas, y los señores Ministros Laynez Potisek y Pérez Dayán votaron sólo por la invalidez de su porción normativa “hasta la 
inhabilitación perpetua”.  
Y respecto a la fracción V, mayoría de nueve votos de las señoras Ministras y los señores Ministros Gutiérrez Ortiz Mena por  la invalidez total de la fracción, 
González Alcántara Carrancá por la invalidez total de la fracción, Esquivel Mossa por la invalidez total de la fracción, Aguilar Morales por la invalidez total de la 
fracción, Pardo Rebolledo por la invalidez total de la fracción, Piña Hernández en contra de las consideraciones y por razones distintas, Ríos Farjat por la invalidez 
total de la  fracción y  apartándose de las  consideraciones,  Pérez  Dayán  y  Presidente  Zaldívar  Lelo  de  Larrea  por  la invalidez  total de  la  fracción. Los  señores 
Ministros Franco González Salas y Laynez Potisek votaron únicamente por la invalidez de la porción normativa “perpetua”.  

43

 Lo anterior, con base en el contenido de la jurisprudencia 1a./J. 42/2009 de rubro: “INHABILITACIÓN DE LOS SERVIDORES PÚBLICOS. LOS ARTÍCULOS 

129, 131, 133, 136 Y 259 DEL CÓDIGO PENAL DEL ESTADO DE MÉXICO QUE ESTABLECEN DICHA PENA POR UN TÉRMINO DE VEINTE AÑOS SIN 
SEÑALAR LÍMITES MÍNIMO Y MÁXIMO DE APLICACIÓN, VIOLAN LOS ARTÍCULOS 14 Y 22 (ESTE ÚLTIMO VIGENTE HASTA ANTES DE LA REFORMA 
DE 2008) DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS”.  

44

 Artículo 233. (…) 

De manera adicional a dichas sanciones, se impondrá a los responsables de su comisión, la pena de destitución y la inhabilitación temporal o definitiva para 
desempeñar empleo, cargo o comisión públicos, así como para participar en adquisiciones, arrendamientos, servicios u obras públicas, concesiones de prestación 
de servicio público o de explotación, aprovechamiento y uso de bienes de dominio del Estado. 
(…) 
La inhabilitación será definitiva cuando el monto de la afectación o beneficio obtenido por la comisión del delito exceda de dos mil veces el valor diario 
de la Unidad de Medida y Actualización, o cuando se incurra en reincidencia. 
Cuando el responsable tenga el carácter de particular, el juez deberá imponer la sanción de inhabilitación temporal o definitiva para desempeñar un cargo público, 
así como para participar en adquisiciones, arrendamientos, concesiones, servicios u obras públicas, considerando, en su caso, lo siguiente: 

- 22 -

EL ESTADO DE COLIMA