VOTO CONCURRENTE QUE FORMULA LA MINISTRA NORMA LUCÍA PIÑA HERNÁNDEZ, EN LA ACCIÓN DE 

INCONSTITUCIONALIDAD 81/2019. 

Resolución de la mayoría.  

En sesión de uno de julio de dos mil veintiuno, el Pleno de esta Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió declarar la 
invalidez del artículo 190, fracción III, del Código Penal para el Estado  de Colima, que establece una excusa absolutoria 
para el delito de robo simple, cometido entre cónyuges que contraen matrimonio bajo el régimen de sociedad conyugal. 

Asimismo, se aprobó declarar la invalidez de los párrafos cuarto y noveno de las porciones 

normativas “o definitiva” y el 

párrafo séptimo del artículo 233 del Código Penal para el Estado de Colima. 

Razones de la disidencia.  

Respecto de la invalidez de la porción normativa del artículo 233 del Código Penal para el Estado de Colima, que establece 
la sanción penal de inhabilitación definitiva para aquellas personas que cometieran delitos por hechos de corrupción de 
servidores públicos o de particulares y ejercicio indebido de funciones, como lo expresé en sesión, coincidí con el sentido 
de la decisión, respecto a declarar la invalidez del precepto en cita, porque -a mi juicio- la sanción, así como las restricciones 
y limitaciones que trae consigo en carácter vitalicio, carecen de contenido penal aceptable, porque desde mi perspectiva 
atentan contra la dignidad humana.  

Sin embargo, disiento de las referencias que hace el proyecto en cuanto señala que la sanción es incongruente con los 
fines del artículo 18 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos -el cual refiere al derecho de reinserción 
social- que es trascendente, que restringe el derecho a ser votado y que también afecta la libertad de trabajo.  

Por  lo  que  hace  a  la  reinserción  social,  porque  no  estamos  ante  una  pena  privativa  de  libertad.  De  ahí  estimo  que  la 
inhabilitación perpetua no implica que el sujeto no pueda regresar a la sociedad conforme a la concepción de este Tribunal 
Pleno, como si hubiese estado sujeto a una pena de prisión porque, en realidad, no vive apartado de la sociedad durante 
el tiempo que dura la sanción, sino que únicamente se le veda la posibilidad de desempeñar cierto tipo de trabajo y comercio, 
específicamente en el servicio público. Tampoco comparto que la pena sea trascendental, en tanto que sus consecuencias 
legales no están afectando a personas distintas al sancionado. 

Ahora bien, respecto al derecho a ser votado, considero que este es un derecho fundamental de carácter político reconocido 
a todos los ciudadanos, que puede ser restringido conforme a ciertas prohibiciones legales y, por tanto, considero que no 
puede arribarse a esta conclusión en función de la proporcionalidad de las penas. 

De igual forma, no comparto que se trate de una afectación a la libertad de trabajo o de comercio porque 

—a mi juicio— no 

se puede considerar que se tenga por sí mismo el derecho a tener un trabajo en la administración pública o a contratar con 
el Estado. 

Finalmente, lo anterior es congruente con mi voto expresado en la acción de inconstitucionalidad 59/2019 y su acumulada 
60/2019, resueltas por el Tribunal Pleno, en sesión de doce de noviembre de dos mil veinte. 

 

MINISTRA 

NORMA LUCÍA PIÑA HERNÁNDEZ 

Firma. 

 

 

SECRETARIO GENERAL DE ACUERDOS 

LIC. RAFAEL COELLO CETINA 

Firma. 

 

 

 

EL ESTADO DE COLIMA

- 27 -