Victoria, Tam., martes 14 de diciembre de 2021 

                Periódico Oficial

 

 

Página 12 

XXX.  Conforme al Artículo 440, numerales 2 y 3 del Reglamento de Elecciones, la destrucción de la 

documentación electoral en los OPL, se realizará conforme a los lineamientos que para tal efecto apruebe 
el Consejo  General del IETAM, pudiendo en todo momento tomar como guía el Anexo 16 de dicho 
ordenamiento legal. En ese sentido, no deberán destruirse las boletas electorales ni la documentación 
que se encuentre bajo los supuestos siguientes:  

“a) Que sean objeto de los diversos estudios que realice el Instituto o el OPL respectivo, hasta en tanto 
concluyan los mismos, o bien,  

b) Que hayan sido requeridas y formen parte de alguna averiguación de la Fiscalía Especializada para la 
Atención de Delitos Electorales o la instancia homóloga en las entidades federativas, hasta la conclusión 
de la respectiva averiguación o investigación.”  

XXXI.  En esa misma tesitura, el anexo 4.1, numeral 8, del Reglamento de Elecciones señala que para el caso 

de los materiales electorales recuperados de las casillas, se le deberá aplicar el tratamiento o criterios 
para su conservación, con el propósito de mantenerlos en buen estado. Además, deberá asegurarse su 
almacenamiento en las mejores condiciones posibles dentro de los espacios disponibles de los distritos. 
Se podrán encontrar materiales recuperados de las casillas incompletos o con daños en algunos de sus 
componentes, también habrá casos de materiales devueltos en mal estado después de un comodato, por 
lo que habrá que separarlos de los que están en buen estado, para proceder a su desincorporación. El 
material en mal estado, debe identificarse perfectamente hasta su tratamiento final, para evitar que se 
confunda con el que está en buen estado.  

XXXII. A mayor abundamiento, el Anexo 16 del Reglamento de Elecciones, establece qué Procedimiento se 

deberá tomar para la destrucción de la documentación electoral, el cual es el siguiente:  
“El Instituto Nacional Electoral (Instituto) y los Organismos Públicos Locales (OPL), para el cumplimiento 
de destrucción de la documentación electoral a que hace referencia el artículo 435 del Reglamento, 
deberán realizar el siguiente procedimiento: 
1.  Iniciar la preparación de la documentación electoral a destruir, procediendo a ordenar la apertura de la 

bodega, misma que debe ser mostrada a quienes fungieron como consejeros electorales, a los 
representantes de partidos políticos y, en su caso, de candidatos independientes, en las pasadas 
elecciones, quienes podrán constatar el estado en que se encuentra la bodega y los paquetes 
electorales. 

2.  Realizar la preparación de la documentación electoral a destruir, dentro de las bodegas electorales, si 

el espacio lo permite, o en el área más próxima y adecuada. Solamente el personal autorizado podrá 
participar en este ejercicio. El trabajo que efectuar es el siguiente:  
a) Extraer de las cajas paquete electoral todas las boletas y el resto de la documentación autorizada a 
destruir; para ello, se deberá abrir en orden consecutivo cada caja paquete electoral, de conformidad 
con el número de sección y tipo de casilla. La documentación extraída se colocará en cajas de cartón 
o bolsas de plástico.  
b) Separar los artículos de oficina, así como los que no sean de papel, para desincorporarse de 
acuerdo a las disposiciones jurídicas existentes para el Instituto y los OPL.  
c) Extraer las boletas sobrantes inutilizadas durante el conteo, sellado y agrupamiento, así como el 
resto de la documentación electoral sobrante y colocar en cajas o bolsas.  
d) Conservar, en su caso, los documentos electorales que hayan sido seleccionados para la 
realización de los estudios que mandaten los Consejos Generales del Instituto o de los OPL. Estos 
documentos se deberán separar del resto que será destruido. En este caso, se establecerá un área 
debidamente diferenciada, en donde se conservarán los paquetes de la muestra para estudios.  
e) Cerrar las cajas o bolsas que se vayan llenando con la documentación electoral y colocarlas dentro 
de la bodega electoral, llevando el control de esta operación. f) Cerrar la puerta de la bodega electoral 
en caso de que el traslado y destrucción de las boletas se realice en un día diferente, colocando 
nuevos sellos sobre ella, en donde firmarán los funcionarios y representantes presentes.  

3.  Cargar el vehículo con las cajas o bolsas que contienen la documentación a destruir, llevando el 

control estricto conforme se van sacando de la bodega y subiendo al vehículo. Una vez que se haya 
cargado la última caja, se cerrarán las puertas del vehículo y se colocarán sellos de papel donde 
firmarán el Vocal Ejecutivo Distrital en el caso del Instituto y del funcionario responsable en el caso de 
los OPL, los ex consejeros electorales, los representantes de partidos políticos y, en su caso, de 
candidatos independientes. Además, se deberá constatar por los presentes que no hayan quedado 
cajas o bolsas con documentación electoral programada para destrucción dentro de la bodega.  

4.  Garantizar en todo momento la seguridad de las boletas electorales por parte de los vocales ejecutivos 

distritales o locales en el caso del Instituto, o del funcionario responsable en caso de los OPL.  

5.  Trasladar de manera inmediata la documentación a destruir una vez concluida la carga del vehículo.  
6.  Verificar por parte de los funcionarios del Instituto o de los OPL, así como de los consejeros electorales, 

representantes de partidos políticos y, en su caso, de candidatos independientes presentes, la 
destrucción de la documentación electoral.