SEGUNDA SECCIÓN

PERIÓDICO OFICIAL DEL ESTADO

PÁG. 14

San Francisco de Campeche,

Cam.,  Diciembre 10 de 2021

Se concederá a los familiares del menor de edad, una tolerancia máxima de quince minutos para su llegada, tiempo 

que será repuesto en favor del menor de edad afectado por el retraso. 

 

A). DE LAS CONVIVENCIAS SUPERVISADAS.  - - -  

 

Artículo 47. En aquellos casos en que la autoridad jurisdiccional lo determine, podrá participar otra persona en las 

convivencias supervisadas.  -  

 

Artículo 48. Los familiares que asistan a las convivencias supervisadas deberán vigilar el correcto comportamiento de 

las niñas, niños y adolescentes, hacia los demás asistentes y personal del Centro.   

 

Artículo 49. Las convivencias por ningún motivo podrán exceder del término de dos horas. Tratándose de aquellas 

niñas y niños que no hayan cumplido la edad de tres años, el tiempo de convivencia no podrá exceder de una hora.  

 

Artículo 50. En relación a las niñas y niños de hasta tres años de edad o de aquellos que rebasando esa edad tengan 

necesidades especiales, a consideración de la subdirección, el familiar custodio o la persona autorizada por la 

autoridad jurisdiccional para presentar o recoger al menor de edad, deberá permanecer en la recepción del Centro 

durante el desarrollo de la convivencia para atender cualquier situación relacionada con la salud, alimentación o 

higiene de la persona menor de edad.- -  

 

Si excepcionalmente, no puede permanecer en el Centro, conforme al párrafo anterior, deberá estar disponible para 

atender cualquier eventualidad.   - -  

  

Artículo 51.  Tratándose de las niñas, niños y adolescentes, señalados en el artículo anterior, podrán convivir con 

ellos al mismo tiempo, el familiar custodio y el que tenga derecho a la convivencia, siempre que este último lo apruebe 

por así convenir al interés superior de la niñez, o la autoridad jurisdiccional así lo haya determinado.  Lo anterior sin 

que implique riesgo de ninguna especie o se ponga en peligro el interés superior de la niñez.   

 

Artículo 52. Las niñas, niños y adolescentes, con padecimientos de cualquier tipo, deberán asistir con lo necesario 

que su caso requiera, lo mismo sucederá con aquellos que necesiten pañales o alimentos durante la convivencia, 

siendo obligación del familiar custodio otorgarlos.- - -  

 

Los cambios de vestimenta se realizarán en los lugares previamente autorizados por el Centro.   En caso de que el 

menor de edad por recomendación médica deba estar sujeto a algún tipo de tratamiento, el familiar custodio está 

obligado a hacerlo del conocimiento del Centro para su debida supervisión. 

 

Artículo 53. Cuando las niñas, niños y adolescentes, no puedan hacer uso de los servicios sanitarios por sí mismos al 

interior del Centro, deberán estar acompañados del familiar con quien se esté desarrollando la convivencia, o del 

progenitor que tiene la guarda y custodia, contando invariablemente con la supervisión del  personal del  Centro. 

(Persona supervisora).  

 

Artículo 54.  Las personas usuarias del Centro podrán introducir juguetes que sirvan para el entretenimiento o 

motivación de los menores de edad, siempre que no impliquen riesgo para ellos o para quienes se encuentren al 

interior del Centro o incentiven a la violencia.- - -  

 

De igual forma, se permitirá el ingreso de aparatos electrónicos para la toma de fotografías y videos entre los 

familiares no custodios y los menores de edad, considerando que sea el único lugar en donde se tiene contacto con 

ellos y su objeto sea guardar esos recuerdos.  

 

El ingreso de tales objetos queda sujeto a la libre valoración, determinación y autorización de las autoridades de los 

Centros de la Coordinación de Atención Psicológica.  

 

Artículo 55. Las personas usuarias de los Centros estarán obligadas a conservar las instalaciones, debiendo dejar en 

su lugar y en buenas condiciones el mobiliario y equipo que utilicen.   

 

Artículo 56. En los casos en que el Centro proporcione el material para el desarrollo de las convivencias, deberá ser 

devuelto por las personas usuarias al término de las mismas en las condiciones en que fue proporcionado, sólo con el 

desgaste natural por su uso.- 

 

Artículo 57. El Centro destinará lugares específicos para ingerir alimentos, para el uso de pelotas, triciclos, carros 

montables eléctricos y cualquier otro juguete que por su funcionamiento requiera de espacio para ser utilizado durante 

la convivencia.-