12 de enero de 2022 

  PERIÓDICO OFICIAL 

 

Página 5 

En razón de lo anterior, y de conformidad con lo 

dispuesto  por  los  artículos  45  y  46,  fracción  IV  de  la 

Ley Orgánica para el Congreso del Estado de Morelos, 

establecen  que  la  Junta  Política  y  de  Gobierno,  se 

conformará  por  un  presidente,  un  secretario  y  los 

vocales  a  que  haya  lugar  y  que  adoptará  sus 

decisiones  por  consenso,  en  caso  de  que  este  no  se 

obtenga  las  adoptará  por  mayoría  calificada  mediante 

el  sistema  de  voto  ponderado,  en  el  cual  los 

respectivos  coordinadores  representarán  tantos  votos 

como  integrantes  tenga  su  grupo  o  fracción 

parlamentaria. 

Asimismo,  se  establece  que  la  Junta  Política  y 

de  Gobierno,  se  integrará  por  los  diputados 

coordinadores  de  cada  uno  de  los  grupos  y  de  las 

fracciones  parlamentarias,  señalándose  que  la  del 

órgano  colegiado  será  rotativa  y  anual,  al  pleno  del 

Congreso,  por  el  voto  de  las  dos  terceras  partes  de 

sus integrantes, designará  al grupo parlamentario  que 

deba 

presidirla, 

siempre 

cuando 

el 

grupo 

parlamentario  esté  integrado  por  lo  menos  del  quince 

por  ciento  de  los  diputados  integrantes  de  la 

legislatura,  lo  que  recayó  en  MORENA  y  como 

consecuencia  lógica,  la  presidencia  de  la  Junta  le 

correspondió a la DIP. María Paola Cruz Torres. 

12.-  Resulta  inconcuso  que  los  diputados 

autores  del  acto  ilegal  soslayaron  los  principios 

contenidos  en  los  artículos  14  y  16  de  nuestra 

Constitución 

Política 

de 

los 

Estados 

Unidos 

Mexicanos,  en  perjuicio  de  los  promoventes,  pues  las 

responsables determinaron modificar la integración de 

la  Junta  Política  y  de  Gobierno  mediante  la  remoción 

de  la  presidencia  de  la  Junta  Política  y  de  Gobierno, 

con  fundamento  en  el  artículo  37  de  la  Ley  Orgánica 

para  el  Congreso  del  Estado  de  Morelos,  lo  que  con 

independencia de que resulta inaplicable a la situación 

fáctica  en  concreto,  resulta  conveniente  precisar  que 

el citado artículo expresamente señala: Artículo 37.- El 

presidente de la Mesa Directiva, en sus resoluciones o 

trámites,  estará  subordinado  al  voto  del  Congreso  del 

Estado. Cuando el presidente de la Mesa Directiva, no 

observe las disposiciones de esta ley, del Reglamento 

del  Congreso  del  Estado,  faltare  al  orden  o  dejase  de 

cumplir  sus  obligaciones,  los  diputados  podrán 

solicitarle se apegue a la normatividad. En caso grave 

o  de  reincidencia  en  la  conducta,  por  voto  de  la 

mayoría  absoluta  de  los  integrantes  de  la  asamblea, 

se procederá a su inmediata remoción  y  a  nombrar al 

presidente respectivo, quien concluirá el período.  

13.-  Efectivamente,  el  presidente  de  la  Mesa 

Directiva  está  obligado  a  cumplir  con  lo  ordenado  por 
el  pleno  del  Congreso  del  Estado,  y  los  diputados 
integrantes de la legislatura también, de tal suerte que 
ante  el  incumplimiento  de  sus  obligaciones  es  sujeto 
de determinadas sanciones como:  

a) Solicitud de los diputados a que se apegue a 

la normatividad; 

b)  En  caso  grave  o  de  reincidencia  en  la 

conducta, procederá su inmediata remoción. 

En 

el 

acuerdo 

Acuerdo/059/SSLyP/DPLyP/Año1/P.O.1/21,  “por  el 
que se modifica la integración de la Junta Política y de 
Gobierno  del  Congreso  del  Estado  de  Morelos”,  que 
aquí  se  precisa,  en  ningún  momento  se  expuso 
razonamiento lógico jurídico alguno por virtud del cual 
se  consideraron  como  faltas  graves  y  reiteradas,  las 
causa  que  de  acuerdo  con  los  emisores  fundamenten 
su ilegal actuación. 

Que el Reglamento para el Congreso del Estado 

de  Morelos  en  su  artículo  23,  dispone  que  los 
diputados se conducirán en todo momento, con apego 
a  principios  de  legalidad,  integridad,  imparcialidad, 
eficacia,  civismo  y  ética.  En  todo  momento  deberá 
conducirse  con  respeto  a  la  investidura,  privilegiando 
el  diálogo,  la  tolerancia  y  el  respeto  mutuo,  como 
valores  que  sustenten  su  desempeño  en  la 
representación popular e impulsen el desarrollo de una 
práctica  legislativa  abierta  y  democrática,  lo  que  sin 
duda  impide  que  los  suscritos  ejerzamos  nuestros 
derechos y facultades conferidas por la Constitución y 
por  la  propia  Ley  Orgánica  para  el  Congreso  del 
Estado, lo que en el presente caso no sucedió. 

14.-  Es  claro  que  el  acuerdo  votado  por  los 

diputados 

emisores, 

carece 

de 

la 

debida 

fundamentación y motivación que ordena el artículo 16 
de  la  Constitución  Federal,  pues  por  un  lado,  y 
pretenden  mediante  un  acto  ilegal  remover  de  la 
Presidencia  de  la  Junta  Política  y  de  Gobierno 
alegando  la  existencia  de  supuestas  faltas  graves  sin 
tener  evidencia  de  ello,  en  ese  sentido  es 
diáfanamente claro  que las autoridades responsables, 
de 

manera 

unilateral, 

dogmática 

arbitraria, 

determinaron  que  modificar  la  Junta  Política  en  el 
acuerdo 

Acuerdo/059/SSLyP/DPLyP/Año1/P.O.1/21, 

“por  el  que  se  modifica  la  integración  de  la  Junta 
Política  y  de  Gobierno”,  era  la  manera  de  privar  de 
nuestros  derechos  a  quienes  formamos  parte  del 
grupo  parlamentario  y  además  de  la  fracciones 
parlamentarias,  cuya  voz  y  voto  nos  fue  suprimida  de 
facto.