viernes 14 de enero de 2022 

PERIODICO OFICIAL 

 

En tal caso la entidad patronal en que hubiere prestado sus servicios el trabajador recuperado tendrá la obligación de restituirlo en 

su empleo si de nuevo es apto para el mismo, o en caso contrario, asignarle un trabajo que pueda desempeñar, debiendo ser cua ndo 

menos  de  un  sueldo  y  categoría  equivalente  a  los  que  disfrutaba  al  acontecer  la  invalidez  por  causas  ajenas  al  trabajo.  Si  el 

trabajador no aceptare reingresar al servicio en tales condiciones, o bien estuviese desempeñando cualquier trabajo remunerado, le 

será revocada la pensión. 

 

Si el trabajador no fuese restituido en su empleo o no se le asignara otro en los términos del párrafo anterior por causa imputable a 

la  entidad  patronal  en  que  hubiere  prestado  sus  servicios,  seguirá  percibiendo  el  importe  de  la  pensión,  con  cargo  a  la  entidad 

patronal correspondiente.   

 

ARTÍCULO 39.- La pensión por invalidez por causas ajenas al trabajo cesará cuando desaparezca el motivo que la originó, para 

tal efecto el Instituto ordenará los reconocimientos médicos necesarios al pensionado. 

 

El trabajador o pensionado está obligado a someterse a los reconocimientos médicos a que se refiere esta disposición, y los gastos 

que con tal motivo se causen correrán por cuenta del Instituto. 

 

En caso de que un pensionado por invalidez por causas ajenas al trabajo reingresara al servicio de acuerdo con lo establecido en el 

artículo  38  de  esta  Ley,  lo  hará  considerando  la  antigüedad  cotizada  reconocida  al  momento  en  que  accedió  a  la  pensión 

correspondiente. 

 

ARTÍCULO 39 BIS.- Los riesgos de trabajo son los accidentes y enfermedades a que se encuentran expuestos los trabajadores en 

el ejercicio de sus funciones.  

 

I. 

Se considerarán para efectos de esta Ley:  

 

a)  Accidente  de  trabajo:  es  toda  lesión  orgánica  o  perturbación  funcional,  inmediata  o  posterior,  o  la  muerte  producida 

repentinamente  en  el  ejercicio  o  con  motivo  del  trabajo  cualquiera  que  sea  el  lugar  y  el  tiempo  en  que  dicho  trabajo  se 

preste;  así  como  aquellos  que  ocurran  al  trabajador  al  trasladarse  directamente  de  su  domicilio  al  lugar  de  trabajo,  o 

viceversa. 

b)  Enfermedad  de  trabajo:  es  todo  estado  patológico  derivado  de  la  acción  continuada  de  una  causa  que  tenga  su  origen  o 

motivo en el trabajo, o en el medio en que el trabajador se vea obligado a prestar sus servicios.  

 

c)  Incapacidad  total  y  permanente:  es  la  pérdida  de  facultades  o  aptitudes  de  un  trabajador  que  lo  imposibilita  para 

desempeñar sus actividades por el resto de su vida. 

 

II.  No se considerarán riesgos de trabajo:  

 

a)  Si el accidente ocurre encontrándose el trabajador en estado de embriaguez. 

 

b)  Si el accidente ocurre encontrándose el trabajador bajo la acción de algún  narcótico o droga enervante, salvo que exista 

prescripción  médica  y  que  el  trabajador  hubiese  puesto  el  hecho  en  conocimiento  del  jefe  inmediato,  presentándole  la 

prescripción suscrita por el médico.