11 de septiembre de 2020 

  PERIÓDICO OFICIAL 

 

Página 37 

e)  Por  lo  que  una  vez  que  se  materializó  la 

entrega-recepción  y  se  efectuó  el  análisis  de  los 
asuntos  pendientes  de  resolución,  mediante  oficio 
número CIG/13/01/2020, se solicitó al presidente de la 
Mesa Directiva de la LIV Legislatura del Congreso del 
Estado  de  Morelos,  Dip.  Alfonso  de  Jesús  Sotelo 
Martínez,  autorización  de  prórroga  de  todos  los 
asuntos enlistados pormenorizadamente en el acta de 
entrega  recepción  de  la  Comisión  de  Igualdad  de 
Género. 

f)  Consecuentemente a  través  de  oficio  número 

SSLyP/DDL/31/20  recibido  el  día  10  de  febrero  de 
2020, se notifica a la Comisión de Igualdad de Género, 
el  Acuerdo  emanado  de  la  Conferencia  para  la 
Dirección y Programación de los Trabajos Legislativos, 
en donde se autoriza prorroga por 60 días naturales. 

g)  Por  acuerdo  de  la  Junta  Política  y  de 

Gobierno  del  Congreso  del  Estado  de  Morelos,  y 
derivado de la pandemia por COVID-19, se decretó la 
suspensión  de  labores  del  periodo  comprendido  entre 
el  23  de  marzo  al  15  de  julio  de  2020,  por 
consiguiente, dentro de dicho periodo no corren plazos 
ni  términos  legales,  por  lo  que  esta  Comisión 
Legislativa  se  encuentra  en  tiempo  y  forma  para 
atender el presente asunto. 

II.- MATERIA DE LA INICIATIVA 
La  iniciativa  materia  de  análisis  plantea  la 

reforma de la fracción VIII del artículo 20 de la Ley  de 
Acceso  de  las  Mujeres  a  una  Vida  Libre  de  Violencia 
para  el  Estado  de  Morelos;  la  reforma  de  la  fracción  I 
del artículo 117 de la Ley de Transporte del Estado de 
Morelos; la reforma del artículo 160 Ter y la adición del 
artículo  160  Quáter,  ambos  a  la  Ley  del  Equilibrio 
Ecológico  y  la  Protección  al  Ambiente  del  Estado  de 
Morelos,  lo  anterior  con  la  finalidad  de  evitar  la 
violencia  simbólica  y  mediática  generada  por  la 
publicación,  la  difusión,  la  instalación  y  colocación  de 
anuncios  que  contengan  imágenes  y  mensajes 
sexistas,  expresiones  y  estereotipos  que  denoten, 
atribuyan  o  asocien  características  denigrantes,  de 
exclusión,  de  sumisión,  de  racismo,  de  burla,  de 
aversión 

con 

cualquier 

otro 

contenido 

de 

discriminación  o  generador  de  violencia  en  contra  de 
las mujeres.  

III.- CONTENIDO DE LA INICIATIVA 
A  manera  de  síntesis  la  diputada  Elsa  Delia 

González  Solorzano,  justifica  la  Iniciativa  materia  de 
análisis, en los términos siguientes: 

“EXPOSICIÓN DE MOTIVOS 

Derivado  de  la  situación  actual  en  la  que 

vivimos  en  México  respecto  a  los  altos  índices,  así 
como a los diversos factores generadores de violencia 
en  contra  las  mujeres  y  niñas,  en  el  que  un  66%  de 
mujeres,  es  decir  más  de  30  millones,  han  sido 
víctimas  de  alguna  forma  de  violencia  en  algún 
momento  de  su  vida,  según  datos  de  la  Encuesta 
Nacional  sobre  la  Dinámica  de  las  Relaciones  en  los 
Hogares  (ENDIREH)  de  INEGI  misma  que  hace 
referencia a las diferentes formas y tipos de violencia, 
como  son,  la  emocional,  económica,  física,  sexual  o 
discriminación,  y  lo  que  es  más  preocupante  y 
peligroso  es  la  posibilidad  de  que  este  tipo  de 
violencias trasciendan hasta acabar en feminicidios.*  

La  violencia  de  género  y  la  violencia  feminicida 

han  aumentado  en  México  en  los  últimos  años  y  las 
cifras así nos lo  indican, solo  en  2017 hubo 3 mil 314 
defunciones  femeninas  con  presunción  de  homicidio; 
es decir 9 mujeres asesinadas al día, mientras que en 
2016  el  promedio  era  de  7  mujeres.  Actualmente, 
durante  el  primer  cuatrimestre  de  este  año,  cada  dos 
horas y media una mujer fue asesinada en algún punto 
del  país,  de  acuerdo  con  cifras  emitidas  por  el 
Secretariado  Ejecutivo  del  Sistema  Nacional  de 
Seguridad Pública. Las estadísticas señalan que del 1 
de enero al 30 de abril de 2019 se cometieron mil 199 
feminicidios  y  homicidios  dolosos,  de  las  asesinadas, 
114  eran  menores  de  edad.  De  lo  cual  podemos 
observar que la cifra, lejos de disminuir, va en ascenso 
creciente considerable y preocupante.* 

En  México  surgió  la  Ley  de  Acceso  de  las 

Mujeres  a  una  Vida  Libre  de  Violencia,  que  ya  habla 
de la violencia feminicida desde el año 2007, y  que la 
define  en  ese  aspecto  más  amplio  de  violencia  de 
género,  es  decir,  que  está  acompañada  por  un 
conjunto de conductas y conceptos ya establecidos en 
la  misma,  en  nuestro  ordenamiento  jurídico  local 
homologo  (sic),  el  artículo  22  hace  referencia  a  los 
modelos  de  atención  a  favor  de  las  mujeres  en  el 
Estado,  para  cualquier  modalidad  y  tipo  de  violencia 
contra las mujeres, en la fracción II del mismo artículo 
se  establece  que  dichos  modelos  deben  de  ir 
encaminados  a  brindar  atención  de  forma  integral  e 
interdisciplinaria  con  perspectiva  de  género,  sin 
favorecer patrones de conducta estereotipados. 

Siendo el tema que nos ocupa en esta ocasión, 

como lo es la violencia mediática en razón de género, 
misma  que  se  encuentra  señalada  en  la  fracción  VIII 
de su artículo 20, de la misma, por lo que se pretende 
que  la  ley  en  mención  no  solo  se  aplique  de  manera 
genérica,  sino  que  se  atiendan  todos  y  cada  uno  de 
los  conceptos  de  manera  específica,  en  lo  que  se 
refiere  a  los  diversos  generadores  de  violencia  así 
como  a  los  tipos  y  formas  de  violencia  contra  las 
mujeres, proyectando  de tal manera, la  tan citada ley, 
con  la  finalidad  de  que  cumpla  verdaderamente  su 
objeto por el cual fue creada. 

Es  preciso  señalar  que,  el  feminicidio  no  se 

puede  analizar  sin  tomar  en  cuenta  y  entender  la 
dinámica  de  violencia  contra  las  mujeres  desde  un 
aspecto  empírico,  partiendo  desde  la  discriminación  y 
considerando  esos  generadores  de  violencia,  que 
directa  o  indirectamente  se  han  ido  arraigando  a 
nuestra  persona,  a  cada  paso  de  nuestra  formación  y 
a  lo  largo  de  nuestra  vida,  a  tal  grado  que  hemos 
llegado  a  no  percibir  o  reconocer  cuando  se  está 
realizando  un  acto  de  violencia  hacia  la  mujer,  es 
decir,  ciertos  tipos  de  violencia  son  tan  constantes, 
comunes,  y  “aceptables”  que  aparentemente  pasan 
desapercibidos,  pero  que  son  de  gran  impacto  y  que 
son  la  raíz  de  una  problemática  mayor,  de  un  cáncer 
social.