29 de septiembre de 2020 

LA SOMBRA DE ARTEAGA 

Pág. 21111 

 

 

IV. 

Recabar  la  información  necesaria  que  permita  alimentar  y  actualizar  los  registros  de  datos  para  el 
seguimiento correspondiente. A fin de contar con el estatus en tiempo real tanto del personal operativo 
como de las herramientas tecnológicas que se encuentran en servicio.  

 

V. 

Monitorear  el  funcionamiento  del  equipo  tecnológico  durante  su  operación  mediante  las  herramientas 
disponibles, en caso de detectar alguna incidencia, deberá orientar y auxiliar al personal operativo para 
corregir la falla. 

 

VI. 

Registrar  en  la  bitácora  de  servicio  las  anomalías  del  equipo  tecnológico  que  no  pudieron  resolverse, 
reportando inmediatamente las incidencias captadas al mando inmediato, dejando constancia de dicho 
reporte; 

 

VII. 

Al finalizar el turno, elaborar un informe preciso, dirigido al Director de Operación Policial, el cual debe 
contener  todas  las  anomalías  e  incidencias  identificadas,  los  reportes  a  los mandos  responsables,  así 
como los resultados de la gestión para resolverlas, y 

 

VIII. 

Las demás necesarias para garantizar el adecuado uso y funcionamiento del equipo tecnológico. 

 

Artículo 8 

De las body cams 

 
El equipo body cam, tiene como finalidad monitorear las intervenciones que realice el personal operativo en el 
ejercicio de sus funciones, con la finalidad de velar por su integridad física y su vida, así como de las personas 
que participen en estas. 
 
El equipo body cam está compuesto por: 
 

I. 

Cámara de videograbación con micrófono. 

II. 

Cable de conexión; y  

III. 

Dispositivo de almacenamiento de energía y posicionamiento GPS. 

 
Ninguno de los componentes de un equipo body cam podrá ser utilizado en otro equipo. 
 
Antes del inicio de turno, el personal operativo que tenga asignado body cam, deberá verificar que el dispositivo 
de almacenamiento de batería se encuentre totalmente abastecido. 
 
El dispositivo body cam deberá ser encendido en los siguientes supuestos: 
 

I. 

Al  percatarse  por  sus  sentidos  o  a  través  de  un  reporte,  de  alguna  situación  que  requiera  de  su 
intervención; 

II. 

Durante los traslados de atención a eventos a los que sean canalizados; 

III. 

Durante las intervenciones con motivo del ejercicio de sus funciones, y 

IV. 

Durante la atención a particulares cualquiera que sea el motivo. 

 

El body cam deberá portarse en todo momento en la parte central inferior del pecho y el personal operativo deberá 
tomar las previsiones necesarias para su protección.