29 de septiembre de 2020 

LA SOMBRA DE ARTEAGA 

Pág. 21149 

 

PODER EJECUTIVO 

SECRETARÍA DE SEGURIDAD CIUDADANA 

 
M. en A.P. Juan Marcos Granados Torres, Secretario de Seguridad Ciudadana del Poder Ejecutivo del Estado 
de Querétaro, 
en ejercicio de las facultades que me confieren los artículos 9, párrafo segundo de la Ley Orgánica del 
Poder Ejecutivo del Estado de Querétaro, y 12, fracción XXII de la Ley de la Secretaría de Seguridad Ciudadana del 
Estado de Querétaro, y 

 

Considerando 

 

1. 

El 13 de abril de 2018 se publicó en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado de Querétaro “La Sombra de 
Arteaga”,  el  Acuerdo  por  el  que  se  expide  el  Protocolo  de  Actuación  Policial  para  la  Detención  de  Probables 
Responsables en el Marco del Sistema Penal Acusatorio, emitido por la Secretaría de Seguridad Ciudadana del 
Estado de Querétaro, en aras de establecer los pasos a seguir por el personal policial para que las detenciones 
de probables responsables se realicen en el marco de la normatividad nacional e internacional y con respeto a los 
derechos humanos.  

 

2.  Posteriormente, el 26 de marzo de 2019 se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el Decreto por el que se 

reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 
en materia de Guardia Nacional. 

 

Entre  otras  cosas,  se  adicionó  un  párrafo  décimo  tercero  al  artículo  21  constitucional,  el  cual  establece  que  la 
formación  y  el  desempeño  de  los  integrantes  de  las  instituciones  policiales,  se  regirá  por  una  doctrina  policial 
fundada en el servicio a la sociedad, la disciplina, el respeto a los derechos humanos, al imperio de la ley, al mando 
superior, y a la perspectiva de género. 

 

3.  En este sentido, para el tema que nos ocupa es primordial hacer referencia a dos casos resueltos por la Corte 

Interamericana de Derechos Humanos, en materia de libertad personal. 

 

En primer término, en el párrafo 156 del Caso Hermanos Landaeta Mejías y otros Vs. Venezuela. Excepciones 
Preliminares,  Fondo,  Reparaciones  y  Costas.  Sentencia  de  27  de  agosto  de  2014.  Serie  C  No.  281,  la  Corte 
Interamericana de Derechos Humanos señaló que el artículo 7 Convención Americana sobre Derechos Humanos 
(Pacto de San José), consagra garantías que representan límites al ejercicio de la autoridad por parte de agentes 
del Estado. Estos límites se aplican a los instrumentos de control estatales, uno de los cuales es la detención, 
razón  por  la  que,  dicha  medida  debe  estar  en  concordancia  con  las  garantías  reconocidas  en  la  Convención 
Americana, siempre y cuando su aplicación tenga un carácter excepcional y respete el principio a la presunción 
de inocencia y los principios de legalidad, necesidad y proporcionalidad, los cuales se erigen como indispensables 
dentro de un estado constitucional de derecho. 

 

En  segundo  término,  en  el  párrafo  102  del  Caso  Hernández  Vs.  Argentina.  Excepción  Preliminar,  Fondo, 
Reparaciones y Costas. Sentencia de 22 de noviembre de 2019. Serie C No. 395,  la Corte Interamericana, en 
alusión  a  la  arbitrariedad  referida  en  el  artículo  7.3  de  la  Convención  Americana  sobre  Derechos  Humanos, 
estableció  que  nadie  puede  ser  sometido  a  detención  o  encarcelamiento  por  causas  y  métodos  que  -aun 
calificados  de  legales-  puedan  reputarse  como  incompatibles con  el  respeto  a  los  derechos fundamentales  del 
individuo por ser, entre otras cosas, irrazonables, imprevisibles o faltos de proporcionalidad. Ante ello, la Corte 
consideró  que  se  requiere  que  la  ley  interna,  el  procedimiento  aplicable  y  los  principios  generales  expresos  o 
tácitos  correspondientes  sean,  en  sí  mismos,  compatibles  con  la  Convención.  Así,  no  se  debe  equiparar  el 
concepto de “arbitrariedad” con el de “contrario a ley”, sino que debe interpretarse de manera más amplia a fin de 
incluir elementos de incorrección, injusticia e imprevisibilidad. 

 

4.  Bajo ese contexto, en aras de armonizar el contenido del Protocolo de Actuación Policial para la Detención de 

Probables Responsables en el marco del Sistema Penal Acusatorio, con los criterios internacionales de la Corte 
Interamericana  de  Derechos  Humanos  y  con  la  reforma  al  artículo  21  constitucional  de  26  de  marzo  de  2019, 
deviene  necesario  realizar  diversos  ajustes  al  instrumento  de  referencia  con  el  propósito  de  garantizar  que  la 
actuación del personal policial se realice con un enfoque de respeto a los derechos humanos. 

 

En consecuencia, expido el siguiente: 
 
ACUERDO  POR  EL  QUE  SE  REFORMAN  Y  ADICIONAN  DIVERSAS  DISPOSICIONES  DEL  ACUERDO  POR  EL 
QUE  SE  EXPIDE  PROTOCOLO  DE  ACTUACIÓN  POLICIAL  PARA  LA  DETENCIÓN  DE  PROBABLES 
RESPONSABLES EN EL MARCO DEL SISTEMA PENAL ACUSATORIO.