PERIÓDICO OFICIAL DEL ESTADO

PÁG. 10

San Francisco de Campeche,

Cam., Septiembre 29 de 2020

AGOSTO DE DOS MIL VEINTE.

VISTOS: 1.- Se tiene por presentado al Licenciado 

JORGE ALBERTO GONZÁLEZ MORALES FONDO 

ESTATAL DE FOMENTO INDUSTRIAL DEL ESTADO DE 

CAMPECHE con su escrito de cuenta y documentación 

adjunta;  promoviendo  JUICIO  ORAL  MERCANTIL  DE 

INCUMPLIMIENTO DE CONTRATO DE CRÉDITO 

AGROPECUARIO DE HABILITACIÓN O AVIO CON 

GARANTÍA NATURAL, en contra de la MARIO ALBERTO 

GARCÍA SÁNCHEZ y MARTHA GUADALUPE PISTE 

CHABLÉ; reclamando las prestaciones señaladas en el 

escrito inicial de demanda que por economía procesal 

aquí se dan por reproducidas como si a la letra se 

insertaren; en consecuencia, SE PROVÉE: 1).- Fórmese 

expediente por duplicado y márquese con el número I. 

131/19-2020/1OM-I. 

2).- Ahora bien, a fin de salvaguardar una tutela judicial 

efectiva de los gobernados y siendo los presupuestos 

procesales  de  competencia  y  procedencia  de  la  vía 

de  orden  público,  se  procede  a  estudiarlos  de  oficio, 

haciendo su análisis en los siguientes términos: 

I.- La suscrita es competente para conocer de la 

presente  controversia  en  razón  del  grado  por  tratarse 

de única instancia; en cuanto a la materia atendiendo 

a  la  naturaleza  del  documento  exhibido,  conforme  a 

los  artículos  75  fracción  XXIV  y  1049  del  Código  de 

Comercio, y; en cuanto al territorio por el hecho de 

que  las  partes  se  sometieron  expresamente  en  caso 

de  controversia  a  la  Jurisdicción  de  los Tribunales  de 

esta ciudad, según lo pactado en la clausula VIGÉSIMA 

SÉPTIMA del contrato exhibido por la parte actora, acorde 

a lo dispuesto en los numerales 1090, 1092 y 1093 del 

Código de Comercio. Así tenemos que este Tribunal es 

competente para conocer del presente asunto por razón 

del  grado,  materia  y  territorio  resultando  aplicable  al 

caso específico, la Jurisprudencia de la Décima Época, 

T.C.C.; S.J.F. y su Gaceta; Libro XVI, Enero de 2013, 

tomo 3; Pág. 1774, que es del rubro y tener siguiente: 

“COMPETENCIA. SU ANÁLISIS DEBE EFECTUARSE 

PREVIO  AL  DE  PROCEDENCIA  DE  LA  VÍA.  Previo 

al  análisis  de  procedencia  de  la  vía  de  un  asunto,  la 

autoridad  que  conozca  del  juicio  debe  analizar  si  es 

competente para conocer de la materia pues de no 

serlo,  debe  abstenerse  de  llevar  a  cabo  declaración 

alguna respecto de la procedencia o no del juicio sino 

que en observancia de lo dispuesto en los artículos 17 

constitucional y 25 de la Convención Americana sobre 

Derechos Humanos, conocida como el “Pacto de San 

José de Costa Rica” de la que México forma parte así 

como de los principios pro actione (derecho a ser oído 

por un Juez), iura novit curia (el Juez conoce el derecho) 

y effet utile (principio de efectividad), debe efectuar la 

interpretación más eficaz por virtud de la cual determine 

la autoridad legalmente competente para conocer de la 

controversia a fin de remitírselo y con ello, garantizar una 

tutela judicial efectiva al gobernado a través de prácticas 

judiciales  que  resulten  pertinentes  y  necesarias  para 

cumplir con los aludidos principios.” 

II.-  Seguidamente,  se  procede  al  estudio  de  la  vía 

en la que se planteó el presente asunto, para lo cual 

tenemos  que  la  promovente  instó  por  la  VÍA  ORAL 

MERCANTIL reclamando el pago de la cantidad de 

$189,154.58  (SON:  CIENTO  OCHENTA  Y  NUEVE 

MIL CIENTO CINCUENTA Y CUATRO PESOS 58/100 

MONEDA NACIONAL), y siendo que el Transitorio 

Tercero  del  Decreto  de  fecha  veintiocho  de  marzo  de 

dos mil dieciocho por el que se reforman los artículos 

Transitorios Segundo; primer párrafo del artículo 

tercero; primer párrafo del artículo cuarto, y artículo 

quinto; se adicionan los párrafos segundo y tercero al 

artículo segundo transitorio del “Decreto por el que se 

reforman y adicionan diversas disposiciones del Código 

de Comercio, en materia de Juicios Orales Mercantiles, 

publicado en el Diario Oficial de la Federación el 25 de 

enero de 2017”, dispone que a partir del veintiséis de 

enero  de  dos  mil  veinte  se  tramitarán  en  Juicio  Oral 

Mercantil todos los asuntos sin limitación de cuantía, sin 

que se de tomen en consideración intereses y demás 

accesorios reclamados a la fecha de interposición de 

la demanda, es que resulta procedente la vía en la que 

se tramita el presente asunto, para lo anterior también 

es  aplicable  al  caso  el  criterio  emitido  por  nuestro 

Máximo Tribunal Federal, consultable con los siguientes 

datos:  Novena  época,  Instancia:  Primera  Sala, 

Fuente: Seminario Judicial de Federación y su gaceta, 

Localización: Tomo XXI, abril dos mil cinco, materia (s): 

común, tesis: 1 a -j25-205, página 576, del rubro y tenor 

siguiente:

“PROCEDENCIA DE LA VIA. ES UN PRESUPUESTO 

PROCESAL QUE DEBE ESTUDIARSE DE OFICIO 

ANTES DE RESOLVER EL FONDO DE LA CUESTION 

PLANTEADA.  El  derecho  a  la  tutela  jurisdiccional 

establecido por el artículo 17 de la Constitución Política 

de los Estados Unidos Mexicanos no es ilimitado, sino 

que está restringido por diversas condiciones y plazos 

utilizados para garantizar la seguridad jurídica. Así, las 

leyes procesales determinan cual es la vía en que debe 

intentarse cada acción, por lo cual, la prosecución de 

un juicio en la forma establecida por aquellas tiene el 

carácter de presupuesto procesal que debe atenderse 

previamente a la decisión de fondo, porque el análisis 

de las acciones solo puede llevarse a efecto si el juicio, 

en  la  vía  escogida  por  el  actor,  es  procedente,  pues 

de  no  serlo,  el  Juez  estaría  impedido  para  resolver 

sobre  las  acciones  planteadas.  Por  ello,  el  estudio 

de  la  procedencia  del  juicio,  al  ser  una  cuestión  de 

orden público debe analizarse de oficio por que la ley 

expresamente  ordena,  el  procedimiento  en  que  debe 

tramitarse  las  diversas  controversias,  sin  permitirse  a 

los particulares adoptar diversas formas de juicio salvo 

las excepciones señaladas en la ley. En consecuencia,