Página 4 

  PERIÓDICO OFICIAL 

 

29 de octubre de 2020 

Por  otro  lado  y  respecto  a  la  reforma 

constitucional en materia de los derechos humanos del 

10  de  junio  de  2011,  a  partir  de  la  cual  en  el  artículo 

primero  Constitucional  se  estableció  que  todas  las 

personas tienen los  mismos derechos, en igualdad de 

circunstancias,  sin  existir  ningún  elemento  de 

discriminación. Por ello, los elementos policiales antes 

de  ser  miembros  de  la  fuerza  pública  son  personas 

con  derechos  fundamentales  consagrados  en  nuestra 

Carta Magna; siendo  menester  normar  en  el  presente 

instrumento  legal  el  acceso  a  los  estímulos  que 

pueden  recibir  los  elementos  policiales,  cuando 

mueren en cumplimiento del deber, dado que en ellos 

recae la alta responsabilidad de salvaguardar el orden 

público y velar por la paz social. 

Así,  con  la  finalidad  de  aplicar  de  manera 

eficiente  los  recursos  transferidos  del  “FONDO  DE 
AYUDA  A  LOS  DEPENDIENTES  ECONÓMICOS  DE 

POLICÍAS 

QUE 

HAN 

MUERTO 

EN 

EL 

CUMPLIMIENTO DE SU DEBER”, y dada la atribución 
conferida  al  que  suscribe  para  impulsar  y  fortalecer  la 

profesionalización, 

la 

salud 

física, 

mental 

psicológica,  y  el  bienestar  jurídico  del  personal 

dedicado  a  las  tareas  de  seguridad  pública  se  hace 

imperante  normar  su  operatividad,  a  través  de  la 

emisión  de  los  presentes  lineamientos,  debiendo 

regirse  para  ello  bajo  los  principios  de  universalidad, 

igualdad,  proporcionalidad,  legalidad,  honestidad, 

honradez,  eficacia,  eficiencia,  economía,  racionalidad, 

austeridad,  transparencia,  control  y  rendición  de 

cuentas. 

Ello, 

teniendo 

en 

consideración 

que 

la 

UNIVERSALIDAD conllevará a aplicar los beneficios a 

todos  los  elementos  de  las  Instituciones  policiales 

reconocidos  en  la  Ley  del  Sistema  de  Seguridad 

Pública  del  Estado  de  Morelos,  sin  mayores 

limitaciones,  salvo  las  leyes  que  rijan  su  relación 

administrativa con el estado.  

En  tanto,  la  IGUALDAD  consiste  en  que  los 

beneficios  de  la  seguridad  social  han  de  ser  para 

todos  los  elementos  que  pierdan  su  vida  por  cumplir 

con  su  encomienda  de  velar  por  la  seguridad  pública, 

sin importar si son policías adscritos a los municipios o 

pertenecientes 

al 

estado; 

por 

último 

la 

PROPORCIONALIDAD  alude  a  que  los  beneficios  de 

la  seguridad  social  de  los  elementos  de  las 

instituciones  policiales,  deben  de  ser  acordes  a  las 

posibilidades  presupuestales  del  estado,  sin  que  se 

mermen otros beneficios sociales de los policías. 

No  se  soslaya  precisar  que  los  recursos 

económicos asignados al 

“FONDO DE AYUDA A LOS 

DEPENDIENTES  ECONÓMICOS  DE  POLICÍAS  QUE 
HAN  MUERTO  EN  EL  CUMPLIMIENTO  DE  SU 
DEBER”,  serán  aplicados  en  favor  de  los  elementos 
de  las  Instituciones  policiales  reconocidos  en  la  Ley 
del  Sistema  de  Seguridad  Pública  del  Estado  de 
Morelos,  con  excepción  de  los  cuerpos  de  policía 
dependientes  de  la  Fiscalía  General  del  Estado  de 
Morelos. 

Lo 

anterior 

guarda 

sustento 

en 

el 

reconocimiento  de  la  Fiscalía  General  del  Estado  de 
Morelos,  como  órgano  constitucional  autónomo, 
dotado  de  personalidad  jurídica  y  patrimonio  propio; 
órgano  constitucional  el  cual  es  dotado  de  recursos 
económicos,  dentro  del  Presupuesto  de  Egresos  del 
Gobierno  del  Estado,  de  cada  anualidad,  esto  en 
términos  de  lo  que  dispone  el  artículo  79-A  de  la 
Constitución  Política  del  Estado  Libre  y  Soberano  de 
Morelos.  

Además de que los recursos del citado fondo de 

ayuda a los dependientes económicos de policías que 
han  muerto  en  el  cumplimiento  de  su  deber,  serán 
aplicados  únicamente  durante  el  ejercicio  fiscal 
correspondiente  al  año  2020,  sin  que  constituyan  una 
indemnización  ni  prestación  y  tampoco  parte  integral 
del  salario,  toda  vez  que  al  tratarse  de  un  apoyo 
monetario  extraordinario  y  excepcional  para  sus 
dependientes  económicos,  no  se  instituye  una 
obligación o prestación social, permanente o futura del 
Poder Ejecutivo Estatal o del municipio, en favor de los 
elementos  de  las  instituciones  policiales  que  han 
fallecido  en  cumplimiento  de  su  deber,  pues  el 
beneficio que nos ocupa es independiente del derecho 
a  una  pensión  que  conforme  a  la  normativa  podrían 
tener  en  su  caso  los  beneficiarios  que  fueren 
susceptibles al reunir los requisitos que señala la ley al 
efecto, máxime si se toma también en cuenta que con 
la  muerte  del  elemento  habría  acontecido  también  la 
terminación de la relación administrativa que existió.  

Derivado  de  lo  anterior,  al  quedar  plenamente 

definido  que  los  apoyos  económicos  del  “FONDO  DE 
AYUDA  A  LOS  DEPENDIENTES  ECONÓMICOS  DE 
POLICÍAS 

QUE 

HAN 

MUERTO 

EN 

EL 

CUMPLIMIENTO  DE  SU  DEBER”,  no  instituyen 
prestación  adicional  alguna  ni  tampoco  forman  parte 
del salario integral de los extintos policías; por lo tanto 
su  otorgamiento  no  requiere  indefectiblemente  de  la 
tramitación del Procedimiento Especial de Declaración 
de  Beneficiarios,  que  deba  de  conocer  el  Tribunal  de 
Justicia  Administrativa  del  Estado  de  Morelos;  salvo 
los  casos  en  que  se  suscite  controversia,  entre  dos  o 
más  solicitantes  del  referido  apoyo;  o  bien  se 
encuentre  en  trámite,  juicio  previo  que  tenga  por 
objeto  la  designación  de  beneficiarios  ante  el  referido 
Órgano Jurisdiccional.