Victoria, Tam., martes 01 de diciembre de 2020 

                Periódico Oficial

 

 

Página 6 

queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las 
discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, 
el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los 
derechos y libertades de las personas. 

XIV.  El artículo 4, párrafo cuarto de la Constitución Federal, describe que toda persona tiene derecho a la 
protección de la salud. La Ley definirá las bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud y 
establecerá la concurrencia de la Federación y las entidades federativas en materia de salubridad general, 
conforme a lo que dispone la fracción XVI del artículo 73 del mencionado ordenamiento.  

XV. EL artículo 73, fracción XVI, Bases 2a y 3a de la Constitución Federal, establece que, en caso de epidemias 
de carácter grave o peligro de invasión de enfermedades exóticas en el país, la Secretaría de Salud tendrá 
obligación de dictar inmediatamente las medidas preventivas indispensables, a reserva de ser después 
sancionadas por el Presidente de la República, y que la autoridad sanitaria será ejecutiva y sus disposiciones 
serán obedecidas por las autoridades administrativas del País. 

XVI. El artículo 123 de la Constitución Federal, establece el derecho que tiene toda persona a un trabajo digno. 

En el mismo tenor la Sala Superior del TEPJF, al resolver el Juicio Electoral SUP-JE-30/2020,

1

 en lo que refiere 

al derecho a la salud, establece en su numeral 3 de justificación, apartado C que: 

El derecho a la salud previsto en la Constitución federal implica obligaciones positivas para las autoridades, ya que 
requiere que se asegure asistencia médica y también obligaciones positivas de no hacer, es decir, evitar dañar la salud.  

La salud tiene una dimensión individual y otra social, en el aspecto individual es la obtención de un determinado 
bienestar general integrado por el estado físico, mental, emocional y social de la persona.  

Por otro lado, en la faceta social o pública, este derecho comprende el deber del Estado de atender los problemas de 
salud que afectan a la sociedad en general, para lo cual debe emprender las acciones necesarias para alcanzar ese fin, 
tales como identificación de los principales problemas que afecten la salud pública del conglomerado social, entre otras. 

En esta dimensión colectiva del derecho a la salud necesariamente deben considerarse aquellos factores sociales que 
la pueden poner en riesgo como son las pandemias.  

XVII. De acuerdo con lo establecido en el artículo 2 de la Ley General de Salud, algunas finalidades del derecho 
a la protección de la salud, son el bienestar físico y mental de las personas para contribuir al ejercicio pleno de 
sus capacidades, y la extensión de actitudes solidarias y responsables de la población en la preservación, 
conservación, mejoramiento y restauración de la salud. 

XVIII. Los artículos 181, 402 y 404, fracciones I, II, III, IV, VII, XI y XIII, de la Ley General de Salud disponen, en lo 
conducente, que se consideran como medidas de seguridad sanitaria, las disposiciones que dicte la autoridad 
sanitaria competente para proteger la salud de la población; que se aplicarán sin perjuicio de las sanciones que, 
en su caso, correspondieren, y entre otras, comprenden: el aislamiento; la cuarentena; la observación personal; 
la vacunación de personas; la suspensión de trabajos o servicios; la desocupación o desalojo de casas, edificios, 
establecimientos y, en general, de cualquier predio y las demás de índole sanitaria que determinen las 
autoridades sanitarias competentes, que puedan evitar que se causen o continúen causando riesgos o daños a la 
salud.  

XIX. En ese mismo sentido el referido ordenamiento legal citado en el considerando anterior, establece en su 
artículo 140 que las autoridades no sanitarias cooperarán en el ejercicio de la acción para combatir las 
enfermedades transmisibles, estableciendo las medidas que estimen necesarias, sin contravenir las 
disposiciones de esa Ley, las que expida el Consejo de Salubridad General y las normas oficiales mexicanas que 
dicte la SSF. 

XX. La Constitución del Estado, en su artículo 16, párrafo tercero y quinto, señala que, en el Estado de 
Tamaulipas todas las personas gozarán de los derechos humanos previstos en la Constitución Federal y los 
tratados internacionales de los que forma parte el Estado Mexicano, en términos de lo dispuesto por el artículo 
133 de la Ley Fundamental de la República y la propia Constitución, los cuales no podrán restringirse ni 
suspenderse sino en los casos y condiciones que aquélla establece, así mismo menciona que todas las 
autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar 
los derechos humanos, de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y 
progresividad. En consecuencia, el Estado de Tamaulipas deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las 
violaciones a los derechos humanos, en los términos que establezca la ley. 

XXI. En el artículo 144 de la Constitución del Estado, menciona que toda persona tiene derecho a la protección 
de la salud. La Ley establecerá las bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud, así como la 
distribución de competencias en materia de salubridad.  

 

                                                                  

1

 Sentencia que confirma el acuerdo plenario y lineamientos emitidos por el Tribunal Electoral del Estado de Coahuila de Zaragoza por el que 

implementa, como medida extraordinaria y temporal, el uso de tecnologías de la información para la presentación y sustanciación de medios de 
impugnación. 

https://www.te.gob.mx/Informacion_juridiccional/sesion_publica/ejecutoria/sentencias/SUP-JE-0030-2020.pdf