1 de diciembre de 2020 

LA SOMBRA DE ARTEAGA 

Pág. 27159 

VII. 

Colocar señalamientos en cada unidad, para definir las restricciones para el uso del servicio; y 

VIII. 

Colocar señalética al  interior de  las  unidades, terminales,  paraderos y en  la  infraestructura  a su cargo 
para informar a los usuarios de las medidas de seguridad sanitarias. 

 

SEGUNDO. Los concesionarios y permisionarios de transporte público y especializado cuentan con la obligación 
de vigilar el cumplimiento de las siguientes medidas de seguridad sanitarias: 

 

I. 

Evitar rebasar el aforo máximo permitido, el cual será el equivalente de la capacidad nominal de asientos 
y hasta tres usuarios de pie en el transporte colectivo y de personal, y en el taxi y privado de pasajeros 
será  de  tres  ocupantes  cuando  cuente  con  mampara  protectora  aislando  al  operador  del  copiloto,  o 
máximo dos cuando use mampara protectora que divida la sección frontal del asiento posterior, en este 
supuesto, no podrá viajar ningún pasajero en el asiento frontal; 

II. 

El correcto uso de cubrebocas por parte de los operadores durante la jornada laboral;  

III. 

Evitar  la  prestación  del  servicio  por  parte  de  los  operadores  que  presenten  síntomas  de  enfermedad 
respiratoria; y  

IV. 

Garantizar  que  el  operador  cumpla  con  las  obligaciones  derivadas  del  presente  lineamiento  para  los 
mismos. 

 

TERCERO. Los operadores del transporte público y especializado deberán de observar las siguientes medidas 
de seguridad sanitarias: 
 

I. 

Abstenerse de prestar el servicio al presentar síntomas de enfermedad respiratoria, por lo que deberá de 
dar aviso inmediato al concesionario a efecto de no afectar la prestación del servicio de transporte público 
o especializado; 

II. 

Prestar  el  servicio  en  todo  momento  haciendo  uso  adecuado  de  cubrebocas,  así  como  hacer  uso 
constante de gel y sanitizante, no tocarse ojos, nariz y boca; 

III. 

Los  operadores  deberán  dar  aviso  a  los  usuarios  al  abordar  la  unidad  de  la  obligatoriedad  del  uso  de 
cubrebocas  desde  su  ascenso  y  durante  su  trayecto,  así  como  verificar  su  uso  adecuado  durante  el 
mismo; 

IV. 

Permitir únicamente la ocupación de los asientos nominales y hasta tres usuarios de pie por cuanto ve al 
transporte colectivo  y  de  personal,  y  en  el  taxi  y  privado  de  pasajeros  será  de  tres  ocupantes  cuando 
cuente con mampara protectora aislando al operador del copiloto, o máximo dos cuando use mampara 
protectora  que  divida  la sección frontal  del  asiento posterior, en  este supuesto,  no podrá viajar ningún 
pasajero en el asiento frontal; 

V. 

Activar mediante distintivo visible, cuando la unidad ha llegado al límite de aforo; 

VI. 

Verificar que la unidad circule con el aforo autorizado; y 

VII. 

Los  operadores  al  percatarse  que  algún  usuario  se  niegue  a  usar  el  cubrebocas  y  no  acatando  la 
instrucción  ingrese  a  la  unidad,  deberá  de  dar  aviso  al  Instituto  Queretano  del  Transporte  mediante 
mensaje a los teléfonos establecidos para este fin o al 911. 

 
CUARTO.  Los  usuarios  del  transporte  público  y  especializado,  deberán  observar  las  siguientes  medidas  de 
seguridad sanitarias: 
 

I. 

El  uso  obligatorio  y  adecuado  de  cubrebocas  al  interior  de  las  unidades,  estaciones,  terminales  y 
paraderos, así como en general en cualquier infraestructura afecta a la prestación del transporte público 
y especializado;