Pág. 27468 

PERIÓDICO OFICIAL 

8 de diciembre de 2020 

FRANCISCO DOMÍNGUEZ SERVIÉN, 

Gobernador del Estado de Querétaro, a los habitantes 

del mismo, sabed que: 

 
LA  QUINCUAGÉSIMA  NOVENA  LEGISLATURA  DEL  ESTADO  DE  QUERÉTARO,  EN  EJERCICIO  DE  LAS 
FACULTADES QUE LE CONFIEREN LOS ARTÍCULOS 17, FRACCIÓN II, DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA 
DEL  ESTADO  LIBRE  Y  SOBERANO  DE  QUERÉTARO  Y  81  DE  LA  LEY  ORGÁNICA  DEL  PODER 
LEGISLATIVO DEL ESTADO DE QUERÉTARO, Y 
 

CONSIDERANDO 

 
1. 

Que de conformidad con lo establecido en el artículo 25 de la Constitución Política de los Estados Unidos 

Mexicanos, le corresponde al Estado velar por la estabilidad  de las finanzas públicas y del sistema financiero, 
para  coadyuvar  a  generar  condiciones  favorables  para  el  crecimiento  económico;  dicho  principio  deberá 
observarse en el Plan Nacional de Desarrollo, así como en los planes estatales y municipales de esa índole. 
 
En el mismo sentido, el artículo 134, párrafos primero y segundo, de la misma Norma Referencial, establece que 
los  recursos  económicos  de  que  dispongan  la  Federación,  las  entidades  federativas,  los  Municipios  y  las 
demarcaciones  territoriales  de  la  Ciudad  de  México,  se  administrarán  con  eficiencia,  eficacia,  economía, 
transparencia y honradez para satisfacer los objetivos a los que estén destinados y que los resultados del ejercicio 
de dichos recursos serán evaluados por las instancias técnicas que establezcan, respectivamente, la Federación 
y las entidades federativas, con el objeto de propiciar que los recursos económicos se asignen en los respectivos 
presupuestos en los términos del párrafo precedente. 
 
2. 

Que lo anterior significa que los gobiernos Federal, estatales y municipales, no pueden ejercer el gasto de 

manera  irracional,  desproporcionada,  ineficaz  o  de  forma  arbitraria  e  ineficiente,  pues  deben  guiarse  por  los 
principios ya establecidos en la Constitución y en las leyes. 
 
3. 

Que por su parte, la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, tiene como 

objeto esclarecer los criterios generales de responsabilidad hacendaria y financiera, para un manejo sostenible 
de las finanzas públicas. 
 
Dicha Ley, en congruencia con la Carta Magna, establece que los municipios deberán sujetarse y administrar sus 
recursos  conforme  a  los  principios  de  legalidad,  honestidad,  eficacia,  eficiencia,  economía,  racionalidad, 
austeridad, transparencia, control y rendición de cuentas. 
 
Aunado a lo anterior, es imprescindible considerar la situación económica que enfrentamos actualmente a nivel 
mundial, derivada de la contingencia sanitaria ocasionada por la pandemia de covid-19, lo que obliga a todos los 
gobiernos a ejercer el gasto conforme a los principios constitucionales señalados y a implementar acciones de 
racionalidad, austeridad y eficiencia en el manejo de los recursos públicos. 
 
4. 

Que en Querétaro, el sistema jurídico estatal prevé diversas leyes, reglamentos y disposiciones que regulan 

la  aplicación  del  gasto público,  las  cuales  deben  están  armonizadas  y  alineadas  con  las  leyes  emitidas  por  el 
Congreso de la Unión. Por su parte, dichas normas estatales también deben estar perfectamente alineadas con 
el  resto  de  las  leyes  aplicables  por  las  autoridades  del  Gobierno  Estatal,  de  los  poderes  estatales  o  de  los 
municipios, pues si ello no ocurriera así, se generarían problemas de interpretación que vulnerarían los principios 
constitucionales que se han referido. 
 
En tal contexto, es fundamental que en todas las leyes y normas jurídicas aplicables a la materia, prevalezca la 
plena armonía entre lo que dispone cada una, y que su aplicación individual o conjunta concurra en el manejo 
adecuado y transparente de los recursos públicos. 
 
Por ello, es  importante que no  existan dos o más preceptos que contengan disposiciones total o parcialmente 
contrarias o contradictorias, respecto de un mismo supuesto fáctico. En teoría general del Derecho, cuando ello 
sucede se da lo que se conoce como conflictos normativos o antinomias jurídicas.