PERIÓDICO OFICIAL DEL ESTADO

PÁG. 37

San Francisco de Campeche,

Cam., Noviembre 25 de 2020

judiciales que resulten pertinentes y necesarias para 

cumplir con los aludidos principios.”- 

II.- Seguidamente, se procede al estudio de la vía en la 

que se planteó el presente asunto, para lo cual tenemos 

que la promovente instó por la VÍA ORAL MERCANTIL 

reclamando el pago de la cantidad de $41,966.33 (SON: 

CUARENTA Y UN MIL NOVECIENTOS SESENTA Y SEIS 

PESOS 33/100 MONEDA NACIONAL), y siendo que el 

Transitorio QUINTO del Decreto de fecha veintiocho de 

marzo de dos mil dieciocho por el que se reforman los 

artículos Transitorios Segundo; primer párrafo del artículo 

tercero; primer párrafo del artículo cuarto, y artículo quinto; 

se adicionan los párrafos segundo y tercero al artículo 

segundo transitorio del “Decreto por el que se reforman y 

adicionan diversas disposiciones del Código de Comercio, 

en materia de Juicios Orales Mercantiles, publicado en el 

Diario Oficial de la Federación el 25 de enero de 2017”, 

dispone que a partir del veintiséis de enero de dos mi 

veinte se tramitarán en Juicio Oral Mercantil todas las 

contiendas mercantiles sin limitación de cuantía, es que 

resulta procedente la vía en la que se tramita el presente 

asunto, para lo anterior también es aplicable al caso el 

criterio emitido por nuestro Máximo Tribunal Federal, 

consultable con los siguientes datos: Novena época, 

Instancia: Primera Sala, Fuente: Seminario Judicial de 

Federación  y  su  gaceta,  Localización:  Tomo  XXI,  abril 

dos mil cinco, materia (s): común, tesis: 1 a - j25-205, 

página 576, del rubro y tenor siguiente: 

“PROCEDENCIA  DE  LA  VIA.  ES  UN  PRESUPUESTO 

PROCESAL QUE DEBE ESTUDIARSE DE OFICIO 

ANTES DE RESOLVER EL FONDO DE LA CUESTION 

PLANTEADA. El derecho a la tutela jurisdiccional 

establecido por el artículo 17 de la Constitución Política 

de los Estados Unidos Mexicanos no es ilimitado, sino 

que está restringido por diversas condiciones y plazos 

utilizados para garantizar la seguridad jurídica. Así, las 

leyes procesales determinan cual es la vía en que debe 

intentarse cada acción, por lo cual, la prosecución de 

un juicio en la forma establecida por aquellas tiene el 

carácter de presupuesto procesal que debe atenderse 

previamente a la decisión de fondo, porque el análisis 

de las acciones solo puede llevarse a efecto si el juicio, 

en la vía escogida por el actor, es procedente, pues 

de no serlo, el Juez estaría impedido para resolver 

sobre las acciones planteadas. Por ello, el estudio 

de la procedencia del juicio, al ser una cuestión de 

orden  público  debe  analizarse  de  oficio  por  que  la  ley 

expresamente ordena, el procedimiento en que debe 

tramitarse las diversas controversias, sin permitirse a 

los particulares adoptar diversas formas de juicio salvo 

las excepciones señaladas en la ley. En consecuencia, 

aunque exista un auto que admita la demanda y la 

vía propuesta por la parte solicitante, sin que la parte 

demandada, la hubiere impugnado mediante el recurso 

correspondiente o a través de una excepción, ello no 

implica que, por el supuesto consentimiento de los 

gobernados la vía establecida por el legislador no deba 

tomarse en cuenta. Por lo tanto el juzgador estudiará 

de oficio dicho presupuesto, porque de otra manera se 

vulneraría las garantía de legalidad y seguridad jurídica 

establecidas en el artículo 147 constitucional, de acuerdo 

con las cuales, nadie puede ser privado de la vida, de la 

libertad, o de sus propiedades, posesiones o derechos, 

sin no mediante juicio seguido ante los Tribunales 

previamente establecidos, en el que se cumpla las 

formalidades esenciales del procedimiento. Luego 

entonces, el juzgado, en aras de garantizar la seguridad 

jurídica de la partes en el proceso, debe asegurar siempre 

de que la vía elegida por el solicitante de justicia sea la 

procedente, en cualquier momento de la contienda, 

incluso en el momento de dictar la sentencia definitiva, 

por  lo  que  debe  realizar  de  manera  oficiosa  el  estudio 

de la procedencia de la vía, aun cuando las partes no la 

hubieran impugnado previamente. 

 3).- Por lo anteriormente expuesto, con fundamento en 

lo dispuesto en los artículos 1390 bis, 1390 bis 2, 1390 

bis 11, 1390 bis 13, 1390 bis 14 del Código de Comercio 

y 104 de la Constitución Política de los Estados Unidos 

Mexicanos, se admite el trámite de la presente demanda 

en  la  VÍA  ORAL  MERCANTIL  en  ejercicio  de  la  acción 

INCUMPLIMIENTO DE CONTRATO DE CRÉDITO DE 

HABILITACIÓN O AVÍO CON GARANTÍA NATURAL.

4).-  Se  tiene  por  presentado  al  Licenciado  JORGE 

ALBERTO GONZÁLEZ MORALES, quien se ostenta 

como Apoderado Legal de FONDO ESTATAL DE 

FOMENTO INDUSTRIAL DEL ESTADO DE CAMPECHE, 

para lo cual anexa a su escrito de referencia copia 

certificada  del  testimonio  de  escritura  pública  número 

doscientos diecisiete mil novecientos cuarenta y tres 

(217,943)  de  fecha  veintisiete  de  febrero  de  dos  mil 

diecinueve, pasada ante la fe del Licenciado CECILIO 

GONZÁLEZ MÁRQUEZ, Titular de la Notaría Pública 

número ciento cincuenta y uno (151), de la Ciudad de 

México, antes Distrito Federal, relativo al Poder General 

Limitado,  que  otorga  “NACIONAL  FINANCIERA”, 

SOCIEDAD NACIONAL DE CRÉDITO, INSTITUCIÓN 

DE BANCA DE DESARROLLO, en su carácter de 

Fiduciaria  del  Fideicomiso  denominado  “FONDO 

ESTATAL DE FOMENTO INDUSTRIAL DEL ESTADO 

DE CAMPECHE”, representada por la señora Licenciada 

BERENICE  MARTÍNEZ  MEJÍA,  en  su  carácter  de 

Delegado Fiduciario General del citado Fideicomiso a 

favor del Licenciado JORGE ALBERTO GONZÁLEZ 

MORALES.- 

5).- De conformidad con el artículo 1069 penúltimo párrafo 

del Código de Comercio, se le reconoce a las ciudadanas 

ANA  LAURA  CASTILLO  MARTÍNEZ,  JAQUELINE  DEL 

CARMEN RAMAYO HERNÁNDEZ y LOYDA ERNESTINA 

HERNÁNDEZ YERBES, su carácter de autorizado para 

oír y recibir notificaciones.

6).- Se admite como domicilio para oír y recibir toda clase 

de notificaciones el ubicado en Calle Altillo número dos 

(2), entre Avenida central y calle Pedro Moreno de la 

colonia San José, Código Postal 24040, de esta ciudad,