PERIÓDICO OFICIAL DEL ESTADO

PÁG. 14

San Francisco de Campeche,

Cam., Noviembre 24 de 2020

2005339,  y  el  juicio  de  amparo  directo  339/2012,  que 

dio origen a la tesis aislada número XVIII.4o.10 C (10a.), 

de rubro: “DIVORCIO. EL ARTÍCULO 175 DEL CÓDIGO 

FAMILIAR PARA EL ESTADO LIBRE Y SOBERANO 

DE  MORELOS,  AL  EXIGIR  LA  DEMOSTRACIÓN 

DE DETERMINADA CAUSA PARA LOGRAR LA 

DISOLUCIÓN 

DEL 

VÍNCULO 

MATRIMONIAL, 

CUANDO NO EXISTE CONSENTIMIENTO MUTUO, ES 

INCONSTITUCIONAL AL RESTRINGIR EL DERECHO 

AL DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD HUMANA.”, 

publicada  en  el  Semanario  Judicial  de  la  Federación 

del  viernes  17  de  enero  del  2014  a  las  13:02  horas  y 

en la Gaceta del Semanario Judicial de la Federación, 

Décima  Época,  Libro  2,  Tomo  IV,  enero  de  2014, 

página  3050,  con  número  de  registro  digital  2005338; 

y el Segundo Tribunal Colegiado de Circuito del Centro 

Auxiliar de la Cuarta Región, con residencia en Xalapa, 

Veracruz,  en  apoyo  del  Primer  Tribunal  Colegiado  en 

Materia Civil del Séptimo Circuito, al resolver el juicio de 

amparo directo 1020/2013 (cuaderno auxiliar 44/2014), 

en  el  cual  sostuvo  que,  conforme  a  lo  establecido  en 

la Norma Fundamental, en los juicios del orden civil la 

sentencia definitiva deberá ser conforme a la letra o a 

la interpretación jurídica de la ley, lo que por sí mismo 

excluye la posibilidad de resolver asuntos en conciencia; 

que el artículo 4o. de ese mismo ordenamiento 

establece el interés superior de la ley en preservar la 

unidad familiar, lo que conlleva a establecer, conforme 

a la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de 

la Nación, que si el matrimonio es una de las bases de 

la  familia,  por  ende,  constituye  una  figura  jurídica  en 

comento implica, aunque de naturaleza sui géneris, un 

contrato civil que no puede disolverse unilateralmente, 

sino que el vínculo jurídico que se crea con su 

celebración sólo puede desaparecer cuando se surtan 

los supuestos establecidos expresamente en la ley. 

Tesis de jurisprudencia 28/2015 (10a.). Aprobada por la 

Primera Sala de este Alto Tribunal, en sesión de fecha 

quince de abril de dos mil quince. Esta tesis se publicó 

el viernes 10 de julio de 2015 a las 10:05 horas en el 

Semanario  Judicial  de  la  Federación  y,  por  ende,  se 

considera de aplicación obligatoria a partir del lunes 13 

de julio de 2015, para los efectos previstos en el punto 

séptimo del Acuerdo General Plenario 19/2013.

5.-  Por  lo  tanto  con  fundamento  en  lo  que  dispone  el 

artículo  1  de  la  Constitución  Política  de  los  Estados 

Unidos  Mexicanos,  SE  DECLARA  LA  DISOLUCIÓN 

DEL VINCULO MATRIMONIAL de los ciudadanos 

 

FRANCISCO JAVIER FLORES GONZÁLEZ y FLOR 

MARÍA LÓPEZ ENRÍQUEZ, toda vez que lo intentado 

por la parte actora se contrae en solicitar la disolución 

del vínculo matrimonial que la une a la parte demandada, 

debido a que como la indica la Suprema Corte de 

Justicia  de  la  Nación  esta autoridad no tiene porqué 

calificar ni investigar las causas que llevaron a la parte 

actora  a  tomar  tal  determinación,  en  razón  de  que  la 

misma no tiene la obligación de justificar  causal alguna, 

pues  basta  que  una  de  las  partes  desee  la  disolución 

del  Vínculo  Matrimonial  para  que  se  conceda,  como 

consecuencia de ello se autoriza la separación material 

de los mismos.

6.- Así mismo se decreta que los ciudadanos 

FRANCISCO JAVIER FLORES GONZÁLEZ y FLOR 

MARÍA  LÓPEZ  ENRÍQUEZ,  recobran  su  entera 

capacidad para contraer nuevo matrimonio.

Por  otra  parte,  es  pertinente  señalar  que  dicho 

matrimonio fue celebrado bajo el régimen de separación 

de bienes no se declara nada al respecto.

7.-  Resulta  conveniente  aclarar  que  la  disolución 

del  vínculo  matrimonial,  al  ser  una  sentencia  de  tipo 

declarativa, no requiere que cause ejecutoria de manera 

expresa, esto se debe a que mediante ella se termina 

con  un  estado  de  incertidumbre  de  carácter  civil,  no 

estableciendo obligaciones personales ni reales a cargo 

de ninguna de las partes, sino que se limita a declarar o 

negar la existencia de una situación jurídica, vale decir 

que no es susceptible de ejecución porque la declaración 

judicial basta para satisfacer el interés del actor

8.-

  Hágase saber a las partes que en caso de tener 

derecho  a  la  pensión  compensatoria  y/o  pensión 

alimenticia, lo hagan saber a esta autoridad dentro del 

término de seis días hábiles, según lo dispone el artículo 

266 del Código de Procedimientos Civiles del Estado en 

vigor, aplicado de manera analógica, indicándoles que 

en el supuesto caso que soliciten dichas prestaciones 

el procedimiento continuará  únicamente por lo que 

respecta  a  las  mismas  y  se  estará  conforme  a  lo 

establecido  en  los  artículos  295  y  300  del  Código  de 

Código de Procedimientos Civiles del Estado en vigor, 

sin embargo la declarativa de divorcio se declarará firme 

una vez que haya transcurrido el término señalado en el 

artículo 814 Ibídem.

9.- Asimismo,  no se decreta nada respecto a custodia, 

ni  pensión  alimenticia  toda  vez  que  no  existen  hijos 

habidos en el matrimonio que hoy se disuelve.

10.- Y en atención a la garantía de audiencia prevista 

en los artículos 14 y 16 de la Carta Magna, dese vista a 

FRANCISCO JAVIER FLORES GONZÁLEZ ENRÍQUEZ 

respecto a la declaración de divorcio, sin que dicha vista 

sea para inconformarse al respecto, en virtud de que la 

disolución  del  vínculo  matrimonial  no  está  sujeta  a  su 

conformidad  como  se  señalara  en  el  punto  CUATRO 

de  este  proveído,  por  lo  que  en  su  momento  quedará 

firme el decreto de divorcio y se dará cumplimiento a lo 

establecido en el artículo 308 del Código Civil del Estado 

en vigor.