EL ESTADO DE COLIMA 

 

   

 

  - 53 -     

 

8.- Retos y problemáticas de la política pública de mejora regulatoria en Colima  

Derivado  de  los  resultados  que  muestran  las  diferentes  instancias  evaluadoras  en  materia  de  política  pública  y  de  la 
literatura en la materia, se llegó a la conclusión de 6 importantes problemas a atender. A continuación, se enlista cada uno 
de ellos en donde se detalla el sustento, y se esboza la propuesta de solución. 

Cabe hacer mención que como ejes trasversales se consideran los identificados en el punto 6, a decir: gobierno digital, 
gobernanza, accesibilidad, eficiencia e igualdad. 

Problemática 1. Existencia y emisión de regulaciones que inhiben el desarrollo y obstaculizan la competitividad.  

Las leyes y las regulaciones gobiernan la vida diaria de empresas y ciudadanos. Son instrumentos esenciales, junto con 
los impuestos y el gasto, para alcanzar los objetivos de política, tales como el crecimiento económico, el bienestar social y 
la protección al medio ambiente, entre otros. Pero cuando no son elaboradas correctamente, pueden resultar ineficientes 
para alcanzar sus objetivos al imponer costos innecesarios sobre ciudadanos y empresas. 

En el documento Política Regulatoria, América Latina y el Caribe de la OCDE, asevera que una regulación de calidad, es 
de  especial  importancia  para  hacer  el  marco  regulatorio  y  el  clima  de  negocios  de  la  región  más  propicios  para  la 
competencia,  el  comercio  y  la  inversión,  lo  cual  ayudará  a  cerrar  la  enorme  brecha  en  los  niveles  de  productividad  en 
relación con las economías avanzadas, así como apoyar el crecimiento inclusivo. 

Por otra parte, el CEESP asegura que la mala regulación está asociada con la ineficiencia de las instituciones públicas, que 
provoca retrasos en la atención a los negocios y mayores costos fomentando la corrupción, y también está asociada con 
actividades  de  captura  del  estado,  mediante  pagos  irregulares  o  excesivo  cabildeo  y  favorece  el  crecimiento  del  sector 
informal (2006). 

Los efectos de una mala regulación son evidentes para toda la sociedad e incrementan los  costos de transacción. Por 
mencionar un dato reciente, en México, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) identificó en la Encuesta 
Nacional  de  Calidad  Regulatoria  e  Impacto  Gubernamental  en  Empresas  (ENCRIGE),  que  las  unidades  económicas 
empresariales en 2016 llegaron a pagar en conjunto un monto aproximado de 1,600 millones de pesos derivados de actos 
de corrupción relacionadas con la regulación. Entre las principales causas sobresalen el soborno para: agilizar trámites, 
para  evitar  multas  o  sanciones,  para  obtener  licencias,  permisos  o  servicios,  para  evitar  inspecciones  y  para  evitar  el 
cumplimiento de la Ley. 

Existen regulaciones que limitan la competencia en mercados clave a nivel sub- nacional en México, prueba de ello son las 
regulaciones de los mercados de harina de maíz, tortillas, comercio minorista de combustible y otorgamiento de licencias 
para transporte terrestre de pasajeros, que incluyen reglas que restringen la entrada y facilitan la realización de prácticas 
colusorias  o  tratamientos  discriminatorios  en  contra  de  las  empresas  entrantes.  Adicionalmente,  estas  regulaciones 
incrementan los precios y afectan la calidad y variedad de los productos disponibles en los respectivos mercados. 

La OCDE (2015), en  el documento  Regulatory Policy Outlook, afirma que, para alcanzar la calidad regulatoria, se debe 
mejorar el desempeño, la relación costo-eficacia y la calidad legal de las regulaciones y los trámites administrativos, por 
tanto, es indispensable y recomendable que los procesos sean compatibles con los principios de consulta, transparencia, 
rendición de cuentas y evidencia. De igual manera las regulaciones deben ser eficientes, coherentes y sencillas para los 
usuarios, con un lenguaje inclusivo y sencillo. 

Por  tanto,  para  asegurar  que  la  regulación  es  necesaria,  bien  elaborada,  efectiva  y  que  verdaderamente  cubra  las 
necesidades  de  las  empresas  y  los  ciudadanos,  los  países  miembros  de  la  OCDE  (2012)  adoptaron  un  instrumento  de 
muchas aspiraciones sobre la calidad del proceso de elaboración de normas, este instrumento es el Análisis de Impacto 
Regulatorio (AIR), la AIR es la herramienta más importante promovida por la OCDE para mejorar la calidad de la regulación 
y asegurar que las regulaciones sean adecuadas para su propósito. 

El AIR es una herramienta y un sistema; ayuda a los funcionarios públicos y a los reguladores a pensar de forma crítica 
referente a los objetivos de la intervención pública, si la regulación es la mejor alternativa y a evaluar los beneficios y costos 
de la regulación. 

Entre los beneficios de la implementación de la AIR se encuentran: eficiencia y reducción de cargas, transparencia, rendición 
de cuentas, control de la burocracia y efectividad y coherencia.