PERIÓDICO OFICIAL DEL ESTADO

PÁG. 5

San Francisco de Campeche,

Cam., Diciembre 10 de 2020

del antiguo proceso, para evitar que se afecte el desarrollo 

psicosocial de los integrantes de la familia; contribuir al 

bienestar de las personas y a su convivencia constructiva, 

así como respetar el libre desarrollo de la personalidad, 

pues es preponderante la voluntad del individuo cuando 

ya no desea seguir vinculado a su cónyuge, en virtud 

de que ésta no está supeditada a explicación alguna 

sino simplemente a su deseo de no continuar con dicho 

vínculo; lo anterior, busca la armonía en las relaciones 

familiares, pues no habrá un desgaste entre las partes 

para tratar de probar la causa que lo originó, ya que 

ello podría ocasionar un desajuste emocional e incluso 

violencia entre éstas. Consecuentemente, el artículo 103 

de la Ley para la Familia del Estado de Hidalgo, que prevé 

el divorcio sin expresión de causa, no atenta contra el 

derecho humano de protección a la familia, reconocido en 

los artículos 4o. de la Constitución Política de los Estados 

Unidos Mexicanos, 17 de la Convención Americana sobre 

Derechos Humanos y 23 del Pacto Internacional de 

Derechos Civiles y Políticos,  porque el matrimonio no es la 

única forma de constituir o conservar los lazos familiares, 

además de que dichos instrumentos internacionales 

reconocen en los mismos preceptos que consagran la 

protección a la familia, la posibilidad de disolver el vínculo 

matrimonial, sin pronunciarse sobre procedimientos 

válidos o inválidos para hacerlo, pues dejan en libertad 

a los Estados para que en sus legislaciones establezcan 

aquellos que consideren más adecuados para regular las 

realidades propias de su jurisdicción, siempre y cuando 

ninguno de éstos se traduzca en un trato discriminatorio, 

ya sea en los motivos o en los procedimientos; de ahí que 

no pueda entenderse que legislar el divorcio sin expresión 

de causa atente contra la integridad familiar, pues el objeto 

de este derecho humano no es la permanencia del vínculo 

matrimonial en sí mismo, aunado a que su disolución es 

sólo el reconocimiento del Estado de una situación de 

hecho respecto de la desvinculación de los cónyuges, 

cuya voluntad de no permanecer unidos legalmente debe 

respetarse.  Época:  Décima  Época.  Registro:  2001903. 

Instancia: PRIMERA SALA. Tipo Tesis: Tesis Aislada. 

Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. 

Localización: Libro XIII, Octubre de 2012, Tomo 2. 

Materia(s): Constitucional. Tesis: 1a. CCXXIX/2012 (10a.). 

Pag. 1200. [TA]; 10a. Época; 1a. Sala; S.J.F. y su Gaceta; 

Libro XIII, Octubre de 2012, Tomo 2; Pág. 1200. PRIMERA 

SALA. Amparo directo en revisión 1905/2012. 22 de agosto 

de 2012. Cinco votos. Ponente: José Ramón Cossío Díaz. 

Secretaria: Teresita del Niño Jesús Lúcia Segovia”. 

5).-  En merito de lo determinado en el punto anterior, 

se decreta las siguientes medidas para determinar la 

SITUACIÓN EN LA QUE QUEDAN LOS DIVORCIANTES

 

a).- LENMNIS HERNANDEZ ALQUINO y JOSE 

GUADALUPE ORDOÑEZ GAMAS, quedan capacitados 

para contraer nuevo matrimonio en cualquier momento. 

 

b).- En virtud de que el matrimonio que hoy se 

disuelve se celebro bajo el régimen de separación de 

bienes, nada se resuelve al respecto. 

         c).- Ahora bien, no se decreta pensión alimenticia a 

favor de 

LENMNIS HERNANDEZ ALQUINO, siendo que 

en el 

caso en concreto se observa que en el escrito inicial 

de demanda, no manifestó de necesitarlos, por tal motivo 

se dejan a salvo sus derechos para que los hagan valer en 

la vía correspondiente. 

6).- Resulta conveniente aclarar que la disolución 

del vinculo matrimonial al ser una sentencia de tipo 
declarativa, no requiere que cause ejecutoria de manera 
expresa, ya que mediante ella se termina con un estado 
de incertidumbre de carácter civil, no estableciendo 
obligaciones personales ni reales a cargo de ninguna de 
las partes, sino se limita a declarar o negar la existencia 
de una situación jurídica, vale decir que el divorcio no es 
susceptible de ejecución porque la declaración judicial 
basta para satisfacer el interés del actor.- 

7).- Por tal motivo, de conformidad con el artículo 

124 del Código Civil del Estado,

 requiérase LENMNIS 

HERNANDEZ ALQUINOpara que dentro del término 
de tres días, anexe el pago del derecho de inscripción 
del divorcio correspondiente
, para los efectos legales 
del artículo 308 Ibídem.- 

8).- Ahora bien con apoyo en lo establecido en el numeral 

298 del Código Civil del Estado, se dictan las siguientes 

medidas provisionales que serán vigentes, lo que 

dura el procedimiento

a).-Los adolescentes J.A.O.H. y F.I.O.H., queda 

bajo el cuidado directo de

 su progenitora LENMNIS 

HERNANDEZ ALQUINO, y bajo la patria potestad de 

ambos padres

b).- En lo que respecto a la pensión alimenticia a favor  de 

los adolescentes 

J.A.O.H. y F.I.O.H, JOSE GUADALUPE 

ORDOÑEZ GAMAS, proporcionará por concepto de 

pensión alimenticia a favor de

 los adolescentes J.A.O.H. 

y F.I.O.H., quienes serán representados por su madre 

LENMNIS HERNANDEZ ALQUINO, por la cantidad 

equivalente al porcentaje del 4

0% (cuarenta por ciento) 

correspondiendo el 20% (veinte por ciento) a cada menor, 

del total de sus percepciones económicas y demás 

prestaciones de ley que devenga de manera quincenal 

JOSE GUADALUPE ORDOÑEZ GAMAS, porcentaje que 

deberá depositar puntual cada quincena ante la Central 

de Consignaciones de Pensión Alimenticia de éste Poder 

Judicial del Estado de Campeche. 

c).-  No se determina nada en relación a custodia, 

convivencias, ni pensión alimenticia, de 

SHELVI 

ORDOÑEZ HERNANDEZ, toda vez que ha alcanzado 

su mayoría de edad y tal como se advierte del acta de