6

 

                                                                            

PERIODICO OFICIAL No. 01                                                                                                                                      

 

sábado 2 de enero de 2021 

 

 
CUARTO. 
La Diputada Emma Lisset López Murillo justificó su iniciativa bajo la siguiente 
 
 

EXPOSICIÓN DE  MOTIVOS: 

 

Ramón López Velarde es uno de los poetas mayores de la literatura en México. 
Su obra se ha ganado un lugar único en las letras y su legado está cada vez más 
vivo. Con sus palabras describió la esencia de México y creó mundos accesibles 
a todos quienes han deseado conocer su pensamiento y su corazón gustoso de 
las letras, la poesía y la prosa.  
 
Ramón Modesto López Velarde nació en el municipio de Jerez, Zacatecas, el 15 
de  junio de  1888,  es  un  distinguido  poeta  mexicano,  de  gran  influencia no  sólo 
nacional  sino  internacional,  quien  murió  prematuramente  a  los  33  años,  en  la 
Ciudad de México, el 19 de junio de 1921. 
 
A  los  99  años  de  la  publicación  del  poema  Suave  Patria,  uno  de  los  más 
representativos de su obra, éste sigue teniendo vigencia y enaltece al amor a la 
nación.  Esta  obra  la  compuso  con  motivo  del  primer  centenario  de  la 
Independencia, lo que le valió ser nombrado el poeta nacional. 
 
Su  obra  poética  reflejó  siempre  una  comprensión  del  país,  desde  sus  raíces, 
dando una aportación invaluable a la cultura y tradición literaria de México, la cual 
debe  permanecer  en  la  sociedad  siempre,  no  solo  al  recordar  su  natalicio  y 
fallecimiento.  

 

Como lo han afirmado varios autores, Ramón López Velarde es “el poeta más y 
mejor leído de México”, algunos próceres de la literatura han referido la calidad de 
sus versos y la trascendencia de su obra, Juan José Arreola, Xavier Villaurrutia o 
Gabriel Zaid, lo han retomado, sin contar en quienes dejó una gran influencia.   
 
Carlos Monsiváis se declaró fiel fan del poeta  jerezano, a quien su obra fascinó 
por ser una “fuente de revelaciones y descubrimientos”. 

 

La obra de Ramón López Velarde es extensa y ampliamente reconocida. Entre la 
obra del jerezano destacan, los dos libros que publicó en vida La sangre devota, 
en  1916,  en  el  cual  se  descubren  temas  como  el  amor  y  los  destinos  del  país; 
mientras que Zozobra, escrito en 1919, refiere el erotismo, la muerte y la religión.  
Su obra es tan completa que no sólo destacó por su poesía, pues también escribió 
crónicas, relatos y ensayos, siempre fiel a sí mismo y a su ideología.  
 
Su obra formó parte de la llamada modernidad literaria, época que se caracterizó 
por  ser  la  de  mayor  arraigo  nacional,  ligado  a  un  carácter  religioso,  de  gran 
tradición  mexicana  y  de  estilo  renovador.  Así,  con  su  escritura  Ramón  López 
Velarde  logró  que  la  poesía  mexicana  se  considerara  en  la  antesala  de  la 
vanguardia.  
 
Como parte de su formación, Ramón López Velarde cursó sus primeros estudios 
en  seminarios  de  Zacatecas  y  Aguascalientes  y  posteriormente,  ingresó  en  la 
Universidad de San Luis de Potosí donde estudió leyes.  
 
En San Luis Potosí leyó a los poetas modernistas, especialmente a Amado Nervo, 
a  quien  llamó  el  “máximo  poeta  nuestro”,

 

por  lo  que  desde  ese  momento  fue 

defensor ferviente de la corriente modernista.  
 
También  se  interesó  y  participó  en  la política,  Ramón  López  Velarde  apoyó  las 
exigencias de reformas políticas que se gestaban en México con la Revolución y 
se mantuvo fiel a su pensamiento. En 1911, se registró como candidato a diputado 
suplente por su ciudad natal, por el Partido Católico y tres años después, en 1914,