Políticos  establece  que  la  facultad  de  regular  otras  formas  de  asociación  corresponde  al  legislador  estatal,  a  partir  del 
principio de configuración legislativa.  

Así, el hecho de pretender homologar ese porcentaje en las postulaciones de cargos de otras entidades federativas a través 
de  las  candidaturas  comunes,  aun  cuando  el  legislador  del  Estado  respectivo  no  lo  previó,  haría  nugatorio  el  referido 
principio de configuración legal.  

En efecto, en el marco jurídico que regula la asociación de partidos políticos denominada candidatura común en Tabasco, 
no existe ningún límite fijado por el legislador local en la postulación de candidaturas, de tal suerte que, cuando se sostiene 
que  el  límite  se  cae  en  la  falacia  del  accidente  que,  según  la  doctrina,  se  incurre  en  ella  cuando  se  aplica  una 
generalización a un caso en particular al que no le es aplicable.  

Lo anterior porque si bien en el apartado 4.3.2. denominado Principio de uniformidad, se precisa que la Suprema Corte 
de Justicia de la Nación al resolver la acción de inconstitucionalidad 61/2017 y acumulada, determinó que el artículo 300, 
numeral 1, de la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales de Oaxaca, que contempla la regla consistente en no 
postular más de veinticinco por ciento de las candidaturas comunes en ayuntamientos y diputaciones, es constitucional: tal 
argumento no es válido ni aplicable para sostener la conclusión en el caso bajo estudio.  

Ello es así, porque la mera circunstancia de que la Suprema Corte hubiera declarado la constitucionalidad del límite del 
25% fijado por el legislador de Oaxaca no implicaba que dicho precepto sea aplicable, pues el caso bajo análisis es de una 
diversa entidad federativa en la cual, como ya se dijo la ley no establece un límite; circunstancia relevante  si se tiene en 
cuenta que la regulación de la candidatura común es una facultad reservada al legislador local en términos del artículo 116, 
fracción IV de la Constitución Federal.  

En  ese  sentido,  si  la  Suprema  Corte  de  Justicia  de  la  Nación  determinó  un  criterio  aplicable  relacionado  con  una 
normatividad local específica, en donde se consideró constitucional una restricción fijada por el legislador local, no puede 
darse obligatoriedad a dicho criterio respecto de legislaciones locales distintas, más aún, si el legislador de estas entidades 
federativas no dispuso una restricción semejante a la validada a nivel constitucional.  

Ahora bien, la postura mayoritaria sostiene que, en el precedente  SUP-JRC-24/2018, esta Sala Superior precisó que la 
armonización entre las diferentes formas de asociación puede implicar ciertas limitaciones en relación con la posibilidad de 
presentar candidaturas comunes, entre las que se encuentra el límite del veinticinco por ciento de las postulaciones.  

Sin embargo, con independencia de que la sentencia invocada fue aprobada por mayoría de votos, tal consideración no 
constituye una razón esencial y, por ende no constituye precedente para la materia que se analiza, teniendo en cuenta que, 
en ese caso, el convenio de candidatura común, se determinó invalido por violación al principio de uniformidad y no así por 
haberse rebasado el límite del veinticinco por ciento puesto que, en aquél caso, tampoco estableció el legislador local dicha 
restricción.  

Por otro lado, debe tomarse en cuenta que en el caso concreto, según la Resolución que nos ocupa, se presenta Carta 
compromiso de entrega de la plataforma electoral correspondiente, por cada uno de los partidos políticos que integran la 
Candidatura Común, misma que se señala será signada por la y  los ciudadanos Mario Delgado Carrillo, Minerva Citlalli 
Hernández Mora y Francisco Javier Pinto Torres, Presidente del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, Secretaria General 
del  Comité  Ejecutivo  Nacional  de  Morena  y  Presidente  del  Comité  de  Dirección  Estatal  de  Nueva  Alianza  Colima, 
respectivamente, y el hecho de haber presentado como se señala en dicha Resolución una Plataforma Electoral común, 
debe  considerarse  que  la  misma  solamente  se  encuentra  signada  por  la  Secretaria  General  de  MORENA  y  no  por  la 
representatividad del Partido Político de Nueva Alianza, para considerar en lo fáctico u otorgar la presunción de que cuenta 
precisamente con la calidad de una Plataforma común, como tal.  

Finalmente, como conclusión, por lo anteriormente expuesto, la Tesis III/2019, no es un criterio considerado obligatorio a 
fin de que en el ámbito de competencia de esta autoridad electoral, pueda ser un fundamento para requerir el cumplimiento 
del requisito de postular en Candidatura Común como máximo el 24.99% de las candidaturas, máxime de que tampoco se 
encuentra dispuesto en la legislación local y tampoco es un criterio considerado obligatorio para en el caso contrario, pueda 
procederse al rechazo del registro de dicha Candidatura Común, ya que para tomar un decisión de esa naturaleza debe 
contarse con un fundamento legal o criterio vinculatorio que así lo permita, dadas las consecuencias de dicha determinación, 
por lo que únicamente son dichas razones el motivo de mi disenso;  lo anterior, sin prejuzgar en el caso concreto sobre la 
procedencia o no de que una Candidatura Común deba postular como máximo un 24.99% de candidaturas y sin perjuicio 
de que, en caso de no requerirse el cumplimiento por parte de esta autoridad del criterio de dicha Tesis no Vinculante, quien 
en  su  caso  considerara  que  no  le  asistiría  la  razón  a  esta  autoridad  electoral,  queda  salvaguardado  su  derecho  de 
impugnarla  en  tiempo  y  forma,  por  lo  que  sería  entonces  cuando  la  autoridad  jurisdiccional  competente  en  uso  de  las 
facultades que tiene conferidas pudiera resolver sobre lo conducente.