Victoria, Tam., jueves 28 de enero de 2021 

                Periódico Oficial

 

 

Página 8 

R. AYUNTAMIENTO VICTORIA, TAM. 

 
En la Quincuagésima Segunda Sesión Ordinaria del Ayuntamiento de Victoria, Tamaulipas, celebrada el 22 de 
enero del 2021, se presentó y se aprobó, en términos del artículo 49 del Código municipal para el Estado de 
Tamaulipas, el siguiente: 

 

PROTOCOLO PARA LA PREVENCIÓN, ATENCIÓN, SEGUIMIENTO Y SANCIÓN DE CASOS DE VIOLENCIA 
DE GÉNERO EN LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA DEL MUNICIPIO DE VICTORIA, TAMAULIPAS. 

 

María del Pilar Gómez Leal, Ciudadana Presidente municipal de Victoria, Tamaulipas, con fundamento en lo 
dispuesto por los artículos 115, fracción II párrafo segundo de la Constitución Política de los Estados Unidos 
Mexicanos, 130 y 131 párrafo primero de la Constitución Política del Estado de Tamaulipas y en ejercicio de las 
facultades conferidas por los artículos 49 fracciones II, III y XXXV, 53, 54 y 55 fracción V, 195, 196, 197 y 198 del 
Código Municipal para el Estado de Tamaulipas, y;  

 

CONSIDERANDO. 

 

Que el Protocolo para la Prevención, Atención, Seguimiento y Sanción de la Violencia de Género, es un 
instrumento normativo interno del Gobierno del municipio de Victoria, Tamaulipas, que establece las bases, 
instancias y fundamentos  para la orientación, asistencia, tramitación y acompañamiento de quejas por violencia 
de género y asegurar a las personas en situación de víctima, tengan un acceso efectivo a servicios y medidas de 
asistencia, atención y protección, además de énfasis en las condiciones de vulnerabilidad.  

Por la importancia y trascendencia de la problemática que atiende, el Protocolo debe darse a conocer a todo el 
personal del Ayuntamiento municipal, publicarse para conocimiento de la ciudadanía que acude a los espacios de 
atención y su contenido debe ser comprendido y asimilado por toda la comunidad. 

El objetivo es hacer más efectiva y expedita la participación de las instancias que conforman las áreas 
administrativas, de servicios y de atención al público del Ayuntamiento para desarrollar y concretar una cultura de 
no violencia institucional libre de discriminación, acoso y hostigamiento con respeto a la igualdad de género.  

El presente documento se integra por siete capítulos. El primero que señala los principios que rigen la atención 
de casos de violencia de género; el segundo capítulo, describe los Actos de Violencia de Género; el tercero 
expresa los aspectos generales sobre el procedimiento de atención del presente Protocolo; el cuarto, establece 
las instancias competentes para atender los casos de violencia de género, así como las atribuciones de cada una 
de ellas; en el quinto, se aborda el tema de prevención como acción fundamental para lograr los objetivos del 
presente Protocolo; el sexto capítulo describe de manera integral el procedimiento de  atención de casos, que 
incluye el primer contacto, presentación de la queja y seguimiento de las acciones y acuerdos; por último, el 
capítulo siete precisa la importancia de establecer indicadores de calidad y satisfacción en la atención de los 
casos de violencia de género.  

La naturaleza flexible de este instrumento normativo permite que, a partir de una evaluación del procedimiento y 
de las acciones y medidas en favor de la igualdad de género implementadas, se revise y actualice 
periódicamente el procedimiento de atención de los casos de violencia de género. 

 

CAPÍTULO I. PRINCIPIOS QUE RIGEN LA ATENCIÓN DE CASOS DE VIOLENCIA DE GÉNERO. 

 

El procedimiento de atención y seguimiento de casos, materia del presente Protocolo, se regirá bajo los principios 
rectores siguientes: 

1. Debida 

diligencia: 

Implica la prevención razonable, la investigación exhaustiva, la garantía de audiencia, la 

sanción proporcional y la reparación suficiente. La actuación con debida diligencia es una obligación de las 
autoridades en tanto que las conductas constitutivas de violencia de género vulneran la dignidad e integridad 
de quienes la padecen y son violatorias a derechos humanos. 

2. Confidencialidad: La revelación de cualquier información personal por parte de la autoridad debe limitarse a 

las personas involucradas en los procedimientos. Por lo anterior, las autoridades que conozcan de casos 
sobre violencia de género están obligadas a proteger la información personal y sólo podrán revelar ésta a las 
personas legítimamente involucradas en el caso, a una autoridad investigadora o a un juez competente en 
términos de la normativa de transparencia y protección de datos personales vigente; 

3. Información 

adecuada: El procedimiento de queja debe ser claramente explicados a las personas 

involucradas. Durante todo el procedimiento de queja se les mantendrá informadas sobre los razonamientos y 
fundamentos detrás de las decisiones; 

4. Accesibilidad: El procedimiento deberá ser accesible para todas las personas con un interés legítimo; y  

5. Igualdad: Dentro del procedimiento las partes involucradas participarán en igualdad de condiciones.